Maritimas

El Puerto de Algeciras prepara el aumento del calado en el Mar de Isidro para los megabuques

  • Una empresa aspira a realizar por 45.815 euros el Estudio de Impacto Ambiental de la polémica rebaja del arrecife en tres metros y medio

La zona en la que se efectuará el dragado, señalada con una flecha.

La zona en la que se efectuará el dragado, señalada con una flecha. / APBA

El Puerto de Algeciras ha dado un nuevo paso hacia el dragado de la zona más alta de los arrecifes del Mar de Isidro, una obra con la que pretende aumentar en tres metros y medio el calado para mejorar la seguridad de los grandes buques que operan en las terminales de contenedores.

Desde que se conoció en 2020 una obra que la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) comenzó a estudiar tres años antes, la contestación por parte de colectivos ecologistas y vecinales ha sido muy fuerte. 

Ahora, el Puerto está a punto de concluir la adjudicación de la redacción del Estudio de Impacto Ambiental, una parte clave del proceso a la que solo se ha presentado la empresa Tecnoambiente y que tiene un presupuesto de 45.815 euros. 

La utilización de la bocana Sur de la dársena de Isla Verde Exterior está muy condicionada por la reducción de calado que aparece en este Bajo, que ha sido objeto de informes de la Corporación de Prácticos y de la Capitanía Marítima que exponen la necesidad de aumentarlo.

"En los últimos años, una nueva generación de mega portacontenedores está operando en las terminales del Puerto de Algeciras. Estos megabuques de 18.000 TEUS de capacidad son cada vez más comunes, lo que exige infraestructuras diferentes a las concebidas a final del siglo XX. Igualmente exigen mayores dimensiones en los canales de navegación y aproximación", explica la APBA en la memoria justificativa del proyecto.

Al comienzo de 2020, el grupo ecologista Agaden anunció su intención de denunciar el proyecto porque, según los conservacionistas, se pretendía hacer mediante voladuras. La APBA confirmó que preveía la actuación, aunque con una técnica de dragado selectivo mucho más costosa, valorada en unos 2 millones de euros, y respetuosa con el entorno para ganar una profundidad de 18,5 metros.

Además, los ecologistas defendieron que el paraje marino se encuentra en una zona protegida del Parque Natural del Estrecho, mientras que la administración portuaria negó que poseyera esta calificación.

“Aunque el bajo del Mar de Isidro está situado tanto fuera de la ZEC como del Parque Natural, la APBA contempla el aumento de calado de las crestas del bajo hasta la cota -18,5 metros utilizando equipos de excavación mecánica”, detalló la administración.

El proyecto se basa en el uso de draga dipper, “precisa y selectiva”. “Con esta solución, más gravosa y con un coste que se aproxima a los dos millones de euros frente a otras técnicas más baratas como las voladuras, la APBA refuerza la seguridad del tráfico marítimo y evita un dragado indiscriminado”, continuó.

Actualmente, la zona es sorteada por los barcos de mayor tamaño para evitar encalladuras. El presidente y el director general de la APBA, Gerardo Landaluce y José Luis Hormaechea, aseguraron hace dos años que el proyecto no tiene vinculación con la futura ampliación del Puerto, sino que se viene trabajando en él desde 2017, cuando el cada vez mayor tamaño de los barcos que escalan en la ciudadaconsejaron establecer una ruta de salida para sortear el fondo a instancias de la Capitanía Marítima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios