Industria

Inquietud entre los trabajadores de la térmica de Viesgo por la falta de actividad

Miguel Alconchel, alcalde de Los Barrios, reunido con el comité de la central térmica de Viesgo. Miguel Alconchel, alcalde de Los Barrios, reunido con el comité de la central térmica de Viesgo.

Miguel Alconchel, alcalde de Los Barrios, reunido con el comité de la central térmica de Viesgo. / E. S.

La inquietud cunde entre los trabajadores de la central térmica de Viesgo en Los Barrios tras haberse cumplido un año sin actividad de generación de energía eléctrica en las instalaciones, una de las pocas que utilizan carbón en España y que prevén seguir operativas a partir del próximo mes de junio. 

El sector de la generación energética afronta este verano uno de los principales momentos del proceso de descarbonización. A partir de junio de 2020 solo podrán operar centrales adaptadas a unos determinados límites de emisiones contaminantes, lo que llevó durante el año pasado a las principales compañías a anunciar el desmantelamiento de plantas en todo el país.  

Viesgo tiene dos centrales de carbón en España: la de Los Barrios y otra en Puente Nuevo (Córdoba) pero sólo ha hecho inversiones para siga funcionando más allá de junio de 2020 en la primera, conforme a la normativa medioambiental. En la central térmica campogibraltareña, que entró en funcionamiento en 1985 y que fue una de las últimas de carbón que se construyó en España, Viesgo ha invertido 80 millones de euros en una planta desulfuradora que reduce un 95% las emisiones de azufre y en una desnitrificadora que rebaja la emisión de óxido de nitrógeno (NOX) en un 60%.

Sin embargo, la central permanece parada desde el 2 de marzo del año pasado por sus altos costes de funcionamiento sobre el conjunto del mix energético (las diferentes fórmulas de producción de electricidad).

"Los trabajadores tienen inquietud por su futuro. Porque aunque no hay nada anunciado, llevan un año de incertidumbre. Tememos que si la situación se prolonga en el tiempo, la central también se desmantele sin apurar el límite legal de 2030", ha apuntado José Manuel Rodríguez Saucedo, secretario comarcal de Industria de la UGT, tras reunirse este miércoles con el alcalde de Los Barrios, Miguel Alconchel.

El regidor barreño ha encabezado la representación institucional en una reunión con los representantes sindicales de los trabajadores para trabajar conjuntamente frente a los efectos socioeconómicos y laborales que pueda tener la futura parada y cierre de esta planta. 

"Por ahora, es más rentable mantener a la plantilla contratada con labores de mantenimiento que hacer funcionar a la planta. Pero esto puede cambiar en el futuro", ha insistido Rodríguez Saucedo. La térmica tiene a unos 80 trabajadores en plantilla y otros tantos de empresas auxiliares

Para la UGT, urge poner sobre la mesa la búsqueda de alternativas al modelo industrial de la comarca ante los problemas de producción por exceso de oferta que sufre el sector siderúrgico, con Acerinox y el expediente de regulación de empleo que tuvo que aprobar como una de sus consecuencias, o los problemas burocráticos que afronta el proyecto del fondo de barril de Cepsa para cristalizar. 

Alconchel ha compartido esta preocupación y ha mostrado su apoyo a los trabajadores. También ha expresado “la voluntad del Ayuntamiento de hacer lo necesario, en colaboración los agentes sociales, las instituciones y los organismos implicados, para que el tránsito hacia un modelo de producción más limpio y sostenible no resulte traumático para el empleo y el crecimiento económico en el Campo de Gibraltar, sino todo lo contrario, una fuente de nuevas oportunidades para todos”.

El alcalde ha explicado a los representantes sindicales los pasos que desde el Consistorio barreño se están dando, como la adhesión de Los Barrios a la plataforma de municipios de España afectados por la descarbonización o los contactos mantenidos con la dirección de la central.

“En nuestro caso, la desaparición de la térmica supondrá una pérdida de hasta un 20% de los ingresos totales que actualmente perciben las arcas municipales y esto puede generarnos un grave quebranto económico, si no le ponemos remedio a tiempo. Urge ponerse a trabajar desde ya en un plan B y en un plan C, y en lo que haga falta, para hallar una salida”, ha recordado Alconchel.

Tanto el primer regidor de Los Barrios como los delegados de las organizaciones sindicales han quedado emplazados a mantener un contacto permanente y continuo, así como coordinar actuaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios