Patrimonio en Los Barrios

Expertos del IECG proponen vallar Bacinete para atajar el vandalismo

  • El Instituto de Estudios Campogibraltareños sugiere un mayor control de las visitas

  • La Junta evaluará los nuevos daños el jueves y aboga por que los terrenos pasen a ser públicos

Las manchas blancas, restos de magnesio sobre las rocas de Bacinete. Las manchas blancas, restos de magnesio sobre las rocas de Bacinete.

Las manchas blancas, restos de magnesio sobre las rocas de Bacinete.

Comentarios 1

Los expertos en patrimonio del Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG) proponen la instalación de un vallado perimetral amplio y un mayor control de las visitas como dos medidas urgentes para proteger del vandalismo el Santuario de Bacinete, en Los Barrios. El conjunto rupestre, que alberga valiosas pinturas del Neolítico, ha sufrido recientemente nuevos daños por la entrada indiscriminada de personas al recinto que se encuentra en una finca privada en el parque natural de Los Alcornocales y con mínimas medidas de protección.

Carlos Gómez de Avellaneda, presidente de la sección segunda del IECG, que abarca las materias de Arqueología, Etnografía, Patrimonio y Arquitectura, alerta de la fragilidad y del deterioro irreversible al que está expuesto actualmente este enclave junto con Eduardo Briones, jefe de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Los Barrios, y Cibeles Fernández, técnico en arqueología del Ayuntamiento barreño. Los tres, como miembros de la sección segunda del IECG, coinciden en que Bacinete, por su fácil acceso, es un blanco fácil para la entrada de personas que no siempre guardan un comportamiento respetuoso hacia las valiosas muestras de pinturas esquemáticas que atesoran desde hace miles de años los abrigos de piedra.

Gómez de Avellaneda, Briones y Fernández detallan que uno de los principales daños que presenta el conjunto –formado por varios bloques de piedra en cuyas laberínticas cavidades se encuentran una decena de abrigos pintados– son las raspaduras con tiza o piedras para marcar una suerte de ruta con flechas. De hecho, en una de las rocas puede leerse claramente la palabra “cueva”. También hay piquetes en el gran abrigo que afectan a algunas de las figuras esquemáticas.

Otra de las agresiones que sufre Bacinete pasa más desapercibida ante ojos inexpertos. Unas marcas blancas delatan la presencia de magnesio en la roca utilizado, presuntamente, por personas para practicar escalada. Además de dejar el material de sus manos adherido a la piedra, los expertos han detectado pisadas sobre las pinturas e incluso muestras de que se habría hecho escalada invertida en el techo de los abrigos.

“Estos daños en Bacinete son la punta del iceberg de un problema más grave. Buena parte del patrimonio rupestre del Campo de Gibraltar y sus zonas aledañas, que está formado por más de 300 enclaves, se encuentra indefenso. Es necesaria una catalogación exhaustiva de los enclaves, un control por parte de funcionarios de los accesos y una red de colaboración entre las administraciones que ayude a preservar estas muestras, así como la elaboración de una escala de peligrosidad respecto a posibles daños para actuar en consecuencia”, resume Gómez de Avellaneda, que preside la asociación patrimonial La Trocha. El IECG resalta, no obstante, la sensibilidad del Ayuntamiento barreño.

Eduardo Briones, Carlos Gómez de Avellaneda y Cibeles Fernández evalúan los daños para 'Europa Sur'. Eduardo Briones, Carlos Gómez de Avellaneda y Cibeles Fernández evalúan los daños para 'Europa Sur'.

Eduardo Briones, Carlos Gómez de Avellaneda y Cibeles Fernández evalúan los daños para 'Europa Sur'. / Jorge del Águila

Con Bacinete sobre la mesa como espacio más expuesto, los representantes del IECG plantean la instalación de una valla que circunde el conjunto de rocas y a suficiente distancia para no encerrarlo visualmente así como cámaras y un control municipal del acceso y las visitas. Actualmente hay una reja que protege el abrigo principal que, además, está forzada. El resto está plenamente abierto. Igualmente, el IECG demanda una mayor difusión y concienciación cívica hacia este patrimonio para evitar episodios como el detectado hace unos días.

La Junta de Andalucía se comprometió ayer a evaluar la situación este jueves en una visita al enclave junto con técnicos del Ayuntamiento barreño y del parque natural. La administración regional, a través de la delegación territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico en la provincia de Cádiz, también apunta como posible solución a una protección física de la zona. Pero también a “posibles actuaciones para determinar las responsabilidades que hubiera, dado que los abrigos se encuentran en terrenos de titularidad privada”.

Que Bacinete esté en suelo privado es otro de los escollos que dificultan su conservación. La Junta plantea igualmente celebrar lo antes posible una reunión con el Ayuntamiento para establecer las condiciones de la visita pública y priorizar la conversión de la titularidad de los terrenos en pública, así como la reparación del vallado de los abrigos e implantación de cartelería.

El Pleno del Ayuntamiento barreño aprobó el lunes por la noche por unanimidad una moción para solicitar a la administración regional una intervención urgente para preservar este icónico recinto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios