Disturbios La tranquilidad vuelve a La Línea después del refuerzo policial

  • El alcalde, Juan Franco, cifra en 244.000 euros los daños materiales registrados hasta ahora, sin contar un coche de Policía destrozado

  • Los ataques vandálicos remiten tras cuatro días

La tranquilidad vuelve a La Línea después del refuerzo policial

La tranquilidad vuelve a La Línea después del refuerzo policial

La tranquilidad volvió en la madrugada del viernes a La Línea después de cuatro días de disturbios. Tras el anuncio de un refuerzo policial en el municipio, los vándalos remitieron los ataques que habían sido constantes durante todas las noches desde la del lunes, tras la muerte de dos hombres ahogados tras zozobrar la embarcación que usaban, supuestamente, para el suministro de combustible para narcolanchas. Noches en las que se registraron incendios e instalación de barricadas en el núcleo urbano, lanzamiento de objetos a la Policía Nacional e incluso un impacto de escopeta, fuego real, en un furgón policial sin alcanzar a ningún agente.

El subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, José Pacheco, informó en una entrevista en Canal Sur Radio de que los refuerzos de los antidisturbios de la Policía Nacional de las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) de Cádiz y Algeciras y de la Unidad de Intervención Policial (UIP) desplegados en La Línea se mantendrán “de forma permanente hasta que se restituya completamente la normalidad en estos barrios”. 

“Lo que no podemos permitir es que se atente contra el principio de autoridad. Ya nos costó mucho en 2018, con un gran plan dotado de 48 millones de euros para fortalecer toda esa zona a nivel policial y plantar cara al narcotráfico como para que ahora por altercados así volvamos a perder este principio de autoridad. No podemos permitirlo”, subrayó.

Respecto a la muerte de los dos jóvenes ahogados que desencadenó todos los incidentes, Pacheco señaló que “desde el primer día quedó meridianamente claro que la Guardia Civil no estaba en ese momento haciendo ningún tipo de operación antidroga, sino que estaba en la búsqueda de un helicóptero que había caído al mar y casualmente, como le pillaba cerca de donde ocurrieron los hechos, fueron los primeros en acudir y atender a estas personas que ya venían remolcadas por otra embarcación de Gibraltar que fue la primera en atenderlos directamente en el mar”.

“Fue una operación de rescate y desde el minuto uno la Guardia Civil intentó hacer maniobras de reanimación cardiopulmonar y rescatar a estas personas que ya prácticamente estaban fallecidas”, añadió el subdelegado, que no pudo aportar más datos sobre la investigación para determinar “qué estaban haciendo estas personas allí en el mar y cuáles fueron las causas por las cuales cayeron al mar y se produjo este desenlace fatal” porque “son actuaciones judicializadas al amparo de la Fiscalía”.

La normalidad vuelve a La Línea tras los disturbios La normalidad vuelve a La Línea tras los disturbios

La normalidad vuelve a La Línea tras los disturbios / M. C. I. C.

Por su parte, el alcalde de La Línea, Juan Franco, relató en Canal Sur Radio que la noche “ha sido tranquila” en la localidad después de “tres en la que cada noche fue peor que la anterior” y confió en que las cosas empiecen a “volver a la normalidad”. Tras agradecer el llamamiento a la calma de un hermano de los fallecidos, Franco cifró en 244.000 euros los daños materiales registrados hasta ahora en los altercados sin contabilizar el coste de un vehículo de la Policía Local que quedó “destrozado” y subrayó que ahora “el objetivo principal es parar este sinsentido, parece que anoche por lo menos se consiguió y esperemos que en un corto plazo siga esta situación de calma”.

Para ello, el alcalde defendió la necesidad de mantener el “refuerzo policial que acabe con detenciones” y así que como para tranquilidad de las familias de los fallecidos “se esclarezcan los hechos para evitar cualquier tipo de rumor o bulo” aunque dejó claro que él cree en la versión que ofrecen la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Durante las protestas registradas desde la misma noche del lunes, los manifestantes profirieron amenazas contra los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, en concreto contra un agente de la Guardia Civil, difundiendo su foto por redes sociales y señalándolo como responsable de no socorrer a los dos fallecidos que se ahogaron tras zozobrar la embarcación que usaban para supuestamente, según los mismos que amenazan al agente, “soltar unas petacas”, con las que se suministra a las narcolanchas.

Esa versión ya fue descartada por la Guardia Civil, que explicó que la patrulla del puesto de La Línea observó una embarcación tipo patera vacía a la deriva a la altura del brazo largo del Puerto de la Atunara y observaron otra embarcación tipo patera con tres tripulantes saliendo de Tonelero –playa próxima al Puerto de la Atunara–, los cuales se aproximaron a dos bultos que había flotando en el agua y los subieron a su embarcación, observándose que eran dos cuerpos.

Una vez alertado el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, a su llegada al lugar de los hechos informaron que había dos cuerpos inconscientes en la segunda embarcación, realizando maniobras de reanimación que resultaron negativas en ambos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios