La Línea La playa de El Burgo permanecerá cerrada al menos hasta el jueves

  • Arcgisa no ha registrado ninguna emisión por su parte, pero sí ha detectado una en Gibraltar

La playa de El Burgo, con el cartel de su cierre al baño en primer plano. La playa de El Burgo, con el cartel de su cierre al baño en primer plano.

La playa de El Burgo, con el cartel de su cierre al baño en primer plano. / Jorge del Águila

La playa de El Burgo permanecerá cerrada al menos hasta el jueves. Así lo ha anunciado el alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco, tras la toma de muestras realizada esta misma mañana. "Hasta el jueves no tendremos certeza de si la bacteria E.Coli existe o no en la playa de El Burgo" por lo que "permanecerá cerrada hasta tal fecha", ha explicado. La Junta de Andalucía ordenó ayer su cierre al baño al detectase una alteración de los parámetros microbiológicos en el agua que pueden suponer un riesgo potencial para la salud de los bañistas.

En declaraciones a los periodistas, Franco ha asegurado que "la empresa Arcgisa no tiene constancia de que haya habido emisión por su parte, aunque sí consta que se haya producido una en Gibraltar".

El regidor de La Línea ha considerado que "las muestras se toman a diario", pero ha mostrado su temor a "si se hace en el lugar adecuado" porque "no es lo mismo realizarlas en el arroyo que en el mar".

Por otro lado, Franco también se ha pronunciado sobre la posibilidad de que la emisión sea consecuencia de las viviendas de El Zabal, como ha denunciado Verdemar Ecologistas en Acción. En este sentido, el primer edil ha subrayado que "puede ser pero no tengo postura ni datos al respecto".

El alcalde ha aprovechado la ocasión para apuntar que "estamos hartos de pedir ayuda a la Junta de Andalucía y al Gobierno central para realizar inspecciones urbanísticas en las viviendas de El Zabal, pero no encontramos respuestas".

Franco se ha mostrado sorprendido porque "habíamos quedado a las 8:00 con los químicos de Arcgisa y los técnicos de la Junta" pero, estos últimos, "han llegado a las 7:30 y han realizado las muestras pertinentes".

La concejal de Medio Ambiente, Raquel Ñeco, mostró su desacuerdo con el protocolo de la Junta, ya que los análisis efectuados por el dispositivo de Vigilancia Sanitaria de Aguas de Baño de Andalucía que dieron origen al cierre de la playa de El Burgo se hicieron los días 5, 8 y 9 de agosto, sin que se diera cuenta al Ayuntamiento hasta el día 12: “Si el día 5 ya se detectó presencia de bacterias, lo mejor hubiera sido que nos lo hubieran comunicado para iniciar desde el primer momento el mecanismo de detección y subsanación del problema”, declaró.

La delegación territorial de la consejería de Desarrollo Sostenible, Agricultura y Pesca, administración que controla la Estación Depuradora de Aguas Residuales, informó al Ayuntamiento de que durante los días 5, 8 y 9 de agosto no se detectó ninguna anomalía procedente de la depuradora.

Ante estos resultados, la edil no descarta que la alteración sanitaria del agua de la playa de El Burgo proceda de las redes de aguas residuales gestionadas por Arcgisa. No obstante,considera que podría deberse a otras causas: “Los emisarios de las redes residuales se encuentran a varios metros de la orilla y con las condiciones meteorológicas de esos días, de fuerte viento de poniente y alto repunte de mareas, no se favorecía la acumulación en la playa afectada. Por ello, barajamos también la posibilidad de que el origen no esté en La Línea, sino de algún vertido puntual de aguas residuales procedente de otro municipio cercano”, manifestó Ñeco.

Verdemar recibió ayer un escrito de la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible en el que la Administración informa de que hay tres expedientes sancionadores contra el Ayuntamiento de La Línea en sucesivos años por vertidos. El Consistorio ha presentado recurso de alzada contra dos de ellos, mientras que el último se encuentra en situación de propuesta de resolución después de que se hayan presentado alegaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios