Coronavirus El comercio de La Línea adelanta la apertura de la tarde para adaptarse a las restricciones

  • Apymell demanda a las administraciones medidas de apoyo para mantener la actividad

Dos mujeres miran un escaparate de una tienda en La Línea, este lunes. Dos mujeres miran un escaparate de una tienda en La Línea, este lunes.

Dos mujeres miran un escaparate de una tienda en La Línea, este lunes. / Erasmo Fenoy

El sector del comercio tradicional de La Línea adelantará la hora de apertura de la tarde para adaptarse a las nuevas restricciones en Andalucía para la contención del coronavirus. Las tiendas dedicadas a productos no esenciales deberán cerrar a las 18:00 a partir de este martes.

"No nos queda otra que adaptarnos a las nuevas condiciones de venta fijadas por las autoridades. Aunque se nos va a restar la franja horaria más comercial, la que va de 18:00 a 20:30", lamenta Lorenzo Pérez Periáñez, presidente de Apymell

Los negocios asociados afectados por las medidas prevén abrir por las tardes de 16:00 a 18:00, cuando antes retomaban su actividad sobre las 17:30. "Deberemos acostumbrar al cliente y por eso vamos a pactar un horario de apertura similar para que el comercio se perjudique lo más mínimo posible", detalla Pérez Periáñez. Aunque la entidad no ha realizado un balance exhaustivo, el presidente de Apymell estima que en torno a una veintena de negocios ha echado el cierre en la localidad por la pandemia desde marzo. 

Para Apymell, otro de los factores que resulta clave para garantizar la viabilidad del sector comercial con estas medidas se encuentra en la Verja con Gibraltar. "El paso de los trabajadores transfronterizos debe ser fluido para que tengan tiempo para hacer sus compras a la salida de sus trabajos. Hacemos un llamamiento a las autoridades para que el paso sea lo más fluido posible", demanda el presidente de la asociación de pymes linenses. 

El presidente de Apymell se muestra pesimista respecto de la evolución de la pandemia, aunque espera que las medidas ayuden a salvar la Navidad, dentro de lo posible. "Me temo que van a ser más de dos semanas. Si sirve para salvar la campaña de Navidad, baja la curva de contagios y tenemos una Navidad lo más normal posible habrá merecido la pena. Habrá que adaptarse. Pero los ciudadanos también deben ser conscientes de la gravedad de la situación como ya sucede en Sevilla o Granada", apunta Pérez Periáñez. 

Apymell insiste en que debe existir más apoyo por parte de las autoridades para mantener a flote la actividad económica y el empleo. "Les pedimos a las administraciones medidas de ayuda para los autónomos y créditos ICO en condiciones favorables para mantener la liquidez; un esfuerzo a los empresarios para no despedir a nadie, a los trabajadores para mantener la actividad y a las administraciones para seguir a flote", concluye. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios