La Línea

La Línea echa un pulso al Brexit con una protesta multitudinaria

  • Los manifestantes reclaman que la ciudad no "pague los platos rotos" de la salida británica de la UE

  • "Tenemos que dar un puñetazo sobre la mesa para reivindicar", afirma Juan Franco, el alcalde linense

La manifestación del Brexit camina por el bulevar. La manifestación del Brexit camina por el bulevar.

La manifestación del Brexit camina por el bulevar. / Jorge del Águila

La Línea de la Concepción ha vivido este sábado una de las manifestaciones más multitudinarias y cruciales de su historia para reclamar de forma unánime que el Brexit no cambie a peor la vida de miles de personas. Dos fueron las peticiones fundamentales: que la salida británica de la Unión Europea sea lo menos dañina posible y que el Gobierno de España gire su mirada hacia una zona con fuerte dependencia laboral y económica del Peñón. La Asociación de Trabajadores Españoles en Gibraltar (Ascteg) y la Mesa de Trabajo por La Línea, entre otras entidades convocantes, lograron una movilización ciudadana con pocos precedentes en la ciudad. 

"La Línea es Europa" ha sido una de las consignas más repetidas en una protesta que arrancó en la plaza de la Iglesia y tuvo su punto y final en el palenque del parque Princesa Sofía. La marcha se desarrolló sin incidentes. Y con la anécdota curiosa de que en el centro neurálgico linense por antonomasia confluyeron durante unos minutos los manifestantes, los figurantes disfrazados de época de la recreación La Línea de Gibraltar y los novios e invitados de una boda que en esos momentos se celebraba en la parroquia. No ha sido un sábado cualquiera. 

Las entidades organizadoras ya han planeado la próxima acción reivindicativa. Prevén una masiva recogida de firmas para enviarla luego al que salga elegido presidente del Gobierno de España con dos puntos claros: "que se garantice la libre circulación por la frontera y que la Administración central ofrezca respuestas palpables al abandono histórico de La Línea". 

Tres alcaldes -los de La Línea, San Roque y Los Barrios-, el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, Juan Lozano, las dos parlamentarias andaluzas de la comarca de Adelante Podemos, Ángela Aguilera e Inmaculada Nieto, y representantes en España de partidos políticos europeos antibrexit, como Volt, han respaldado la reivindicación de que los trabajadores transfronterizos no queden en una pésima situación a consecuencia del Brexit. 

Los comercios mantuvieron sus puertas abiertas pese a la petición de cierre de los organizadores. La manifestación impulsó varias reivindicaciones a un tiempo, desde luego bien recogidas en el manifiesto del presidente y portavoz de Ascteg, Juan José Uceda. "Dejarnos trabajar honradamente en Gibraltar, sin injustos dobles pagos de impuestos. Siempre estamos sufriendo abusos", dijo en el plano laboral. Y añadió: "Si no sois capaces de mantener una relación estable de amistad, y por ello nos humillan en una cola de entrada y otra de salida, a ver si al menos sois capaces de darnos trabajo en España a 10.000 trabajadores y 6.000 más que están con nosotros allí". 

En el tramo final del manifiesto leído por Uceda, hubo un recuerdo que llevó una honda emoción a los presentes: "No queremos que esto sea un nuevo 8 de junio de 1969, cuando un maldito dictador cerró la frontera, rompió familias y amistades y nos hizo un daño del que aún no nos hemos recuperado". 

El alcalde de La Línea, Juan Franco, mostró su satisfacción por la respuesta ciudadana a la convocatoria. "El mensaje ha calado en la gente. Tenemos que dar un puñetazo sobre la mesa para reivindicar lo que durante todos estos años llevamos pidiendo y, en este sentido, lo que espero es que el Brexit sea un catalizador. Espero que las medidas se lleven a la práctica y que el abandono secular quede en el olvido tengamos un gobierno del color que lo tengamos". 

El presidente de la Mancomunidad de Municipios, Juan Lozano, se hizo eco de que lo que la comarca necesita es atención y medidas: "Reivindicamos que no se olviden de nosotros. Ni desde la Unión Europea ni desde el Gobierno de España ni desde la Junta de Andalucía. Este problema es más grave de lo que parece y afecta a miles y miles de familias". En el mismo sentido habló el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, quien anticipó que el Brexit debe ser convertido en una oportunidad. "Necesitamos que las 112 medidas anunciadas por la Junta y el Plan Integral para el Campo de Gibraltar se puedan concretar desde este primer año, en el 2020". 

Las parlamentarias andaluzas de Adelante Podemos, las campogibraltareñas Ángela Aguilera e Inmaculada Nieto, denunciaron la situación de la comarca: "No podemos estar al albur de la política internacional o la del Reino Unido. Hay cosas que llevamos reclamando décadas", expresó Aguilera. "Necesitamos una frontera permeable, que sea así para los trabajadores y empresas y que no encuentren impedimentos. Las relaciones de buena vecindad tienen que consolidarse y mantenerse", subrayó Nieto. 

La manifestación concluyó en un palenque abarrotado en el que, tras tomar la palabra Juan José Uceda, tocó el turno a Antonio Reguera en nombre de la Mesa de Trabajo por La Línea. La protesta vivió un efecto imán que provocó que más y más personas fueran sumándose a la misma a lo largo de su itinerario. Bordeó la Verja girando desde las proximidades al monumento al Trabajador Transfronterizo pero sin causar un solo problema de tráfico tal y como estaba previsto merced, también, a la impecable labor de Policía Nacional y Local. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios