Gibraltar

El temor al Brexit duro, más presente que nunca en La Línea

  • El desplome de la libra tras el nombramiento de Boris Johnson como primer ministro británico deja en una situación delicada a los trabajadores españoles en Gibraltar

Varios vehículos se disponen a pasar por la frontera a Gibraltar Varios vehículos se disponen a pasar por la frontera a Gibraltar

Varios vehículos se disponen a pasar por la frontera a Gibraltar / Erasmo Fenoy

Comentarios 1

La libra continúa con el desplome que ha venido sufriendo desde que Boris Johnson asumió el pasado día 24 el cargo de primer ministro de Reino Unido y ratificase su intención de activar el Brexit “con o sin acuerdo” con la Unión Europea. El cambio de una libra se situaba este miércoles en 1,10 euros, con una levísima caída del 0,70% respecto al día anterior.

Las pérdidas de la moneda en solo una semana son del 4% ante el temor a un mayor deterioro de la economía británica, una sensación que a lo largo de los tres últimos años se ha venido consolidando. El 23 de junio de 2016, fecha de celebración del referéndum del Brexit, el cambio de un euro era de 0,7660 libras, en tanto que hoy ronda las 0,9111, una diferencia del 19%.

Este hecho influye en múltiples formas, tanto en los sueldos que reciben al cambio los miles de trabajadores españoles en Gibraltar como en la capacidad de compra de los gibraltareños, muchos de los cuales adquieren sus productos básicos en La Línea de la Concepción, principalmente, y otros municipios limítrofes.

Con la bajada de la libra a 1,09 euros, los sueldos de los trabajadores españoles en Gibraltar se están viendo afectados. Una dependienta de la colonia explica como el miedo reside en no tener un sueldo fijo cada mes, porque “aunque en pequeñas fracciones y compras esta bajada apenas es palpable a la hora de cobrar un sueldo, esto hace que de 1.000 euros que cobrabas hace unos años ahora un mes puedas llegar a 700”. Además, explica, esto también está afectando a la hora de adquirir propiedades para los trabajadores en Gibraltar: “Los bancos saben que la situación está volviéndose complicada y están siendo más cuidadosos a la hora de aceptar la compra de una vivienda si ambos propietarios trabajaban en la colonia”.

Isaac Hidalgo trabajó durante más de 20 años en diversos restaurantes gibraltareños y está viendo las consecuencias del Brexit en su hijo. No puede evitar pensar en cómo el sueldo de su familia ha ido bajando año tras año desde que se anunció la independencia y teme por el futuro de los trabajadores de Gibraltar. “Si lo ves desde fuera la diferencia de cambiar estando la libra en 1,15 a si está en 1,09 parece absurda, pero en un sueldo mensual eso puede significar perder cientos de euros al mes y miles de familia dependen de eso”. A pesar de ello, Isaac se muestra optimista ante la situación porque piensa que al final no va a haber independencia.

Ante esta incertidumbre muchos trabajadores en el Peñón, por el legado existente, no han podido evitar pensar en lo que ocurrió con el cierre de la Verja durante la época franquista. Hoy miedo a verse en una situación similar.

Juan José Uceda, portavoz de la Asociación Socio Cultural de Trabajadores Españoles en Gibraltar (Ascteg), explica que a lo largo del Brexit han surgido diversos colectivos, sindicatos y movimientos preocupados por esta situación. Con la independencia inminente, hay empresas que han ido cambiando sus formas de contratación. De ese modo, han denunciado que trabajadores que llevaban años contratados les han propuesto firmar contratos de 11 meses para salvaguardarse de cualquier situación que pueda provocar el Brexit.

Esto es la primera vez que ocurre en la Unión Europea y, aunque es una realidad desde el año 2016, parece que nunca va a acabar pasando, ahí reside el problema. “Podríamos decir que el Brexit es como un tsunami. Hace tiempo que nos están diciendo que va a venir una ola gigante, pero el tiempo pasa y no llega por lo que nos acostumbramos a la situación. Hasta que un día llegue la ola y arrase con todo”, así lo percibe Uceda.

Según Juan José Uceda, la situación ha empezado a complicarse con la llegada de Boris Johnson al poder. “Antes, con Theresa May, la situación estaba más tranquila. El acuerdo entre España e Inglaterra para que Gibraltar siguiese funcionando como hasta ahora parecía viable. Tanto por parte de Picardo como por el Gobierno de nuestro país parecía que se iba a poder llegar a un entendimiento que no perjudicase a nuestra comarca. Con la llegada de Johnson y su política de Brexit duro este compromiso parece haberse olvidado”.

El portavoz de Ascteg añade que esta situación no solo afecta al Campo de Gibraltar: “La bajada de la libra esterlina no solo afecta a nuestra zona, en España hay numerosos mercados exportadores que abastecen tanto a la colonia como a Reino Unido en sí y se van a ver perjudicados por este acuerdo de independencia. Como el caso de Almería, que es una de las principales exportadoras agrícolas al territorio inglés”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios