Gibraltar

Picardo reconoce que el acuerdo del Brexit para Gibraltar será "legalmente complejo"

  • El ministro principal hace un repaso a la actualidad del Peñón en el mensaje de Año Nuevo

Fabian Picardo, durante el mensaje de Año Nuevo.

Fabian Picardo, durante el mensaje de Año Nuevo. / E. S.

El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha reconocido en su mensaje de Año Nuevo que el acuerdo que se alcance para la relación futura del Peñón con la Unión Europea será complejo "legalmente y desde el punto de vista político y se basará en la realidad de las relaciones multilaterales de las que depende nuestra política".

Picardo ha realizado un análisis de la situación de distintas materias y de los retos para el Peñón para 2022, entre ellos el Brexit. "Es fundamental que acertemos en nuestra futura relación con la UE, por eso este proceso nos está absorbiendo tanto tiempo. Permítanme ser categórico sobre las negociaciones del Tratado: somos y siempre seremos británicos y por ello dejamos la UE con el Reino Unido, pero también estamos en el límite de Europa y formamos parte del continente europeo. Nuestra realidad comercial actual, nuestro sector turístico y también nuestra oferta jurisdiccional se basa en una frontera fluida con la UE, pero siempre ofreciendo un mercado británico, una experiencia británica y una jurisdicción exclusivamente británica", destaca.

Para el ministro principal, el actual modelo de negocio y la interacción de Gibraltar con Europa "dependen de una frontera fluida y fácil de atravesar desde el punto de vista administrativo, de una manera que ofrezca más oportunidades a nuestros hijos, y no menos, tanto en Gran Bretaña como en Europa y que refleje la realidad de nuestras circunstancias geográficas, económicas y políticas. Y, desde luego, no de una manera que sea rehén de los mitos de color rosa de la nostalgia".

Picardo reitera de nuevo que Gibraltar no renunciará de ninguna manera a la soberanía británica. "Nuestra identidad moderna ya se ha afianzado en la determinación clave de que nadie tiene derecho a decidir nuestro futuro, salvo los gibraltareños. Nada va a cambiar eso. Por eso he sido tan claro en las declaraciones públicas como en las negociaciones privadas en todo momento. Mi Gobierno ve el futuro de Gibraltar de una manera y sólo de una manera, como británico, británico, británico. Y bajo el Gobierno que dirijo, estamos más cerca de Gran Bretaña de lo que hemos estado durante generaciones. Así que no crean ni por un momento que vayamos a hacer algo que lo cambie", enfatiza. 

"Por ahora, el mero hecho de que las negociaciones entre el Reino Unido y la UE continúen es ya una señal muy positiva de las perspectivas de que alcancemos un acuerdo. Estamos trabajando con nuestros colegas británicos para alcanzar un acuerdo que respete nuestras líneas rojas sobre nuestra soberanía, jurisdicción y control exclusivamente británicos. El acuerdo, si lo alcanzamos, no comprometerá nuestra soberanía, o no lo cerraremos. Será un acuerdo sobre la circulación y el movimiento fluido de bienes y personas y un acuerdo que puede ser la base de un nuevo y mejor nivel de prosperidad para todas las familias de Gibraltar. Porque el concepto de "prosperidad compartida" pasa por la prueba de fuego de una prosperidad mantenida y mejorada para nuestras empresas y nuestra gente como condición", ha indicado en el discurso. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios