Camino del Brexit El embajador británico afirma que los memorandos de Gibraltar "siguen vigentes"

  • Hugh Elliot afirma que los acuerdos podrían aplicarse incluso tras un Brexit sin acuerdo, en contra de lo que afirmó el ministro para la salida, Stephen Barclay

El embajador británico conversa con el Rey de España. El embajador británico conversa con el Rey de España.

El embajador británico conversa con el Rey de España. / Efe

El embajador de Reino Unido en España, Hugh Elliot, asegura que los acuerdos bilaterales suscritos por los gobiernos británico y español a propósito de Gibraltar "siguen vigentes" y se pondrán en marcha incluso en el caso de que no se llegue a una salida consensuada de la Unión Europea. Elliot se refiere a los memorandos que se negociaron sobre el Peñón -que abarcan derechos de los ciudadanos, tabaco y otros productos, cooperación en materia medioambiental y cooperación policial y aduanera-, de los que, según dijo, "habrá que ver su aplicación detallada".

Será así porque tanto España como Reino Unido y Gibraltar tienen interés en que el tráfico a través de la Verja siga siendo fluido, explicó Elliot, cuyas declaraciones contrastan con las que realizó el pasado mes de septiembre Stephen Barclay, el ministro británico para el Brexit, quien relacionó la activación de los memorandos con la firma del gran acuerdo de salida

Las declaraciones de Elliot van en la línea de que las repite desde hace semanas el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, e incluso el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo. Ambos defienden la conveniencia para la zona de poner en funcionamiento esos memorandos al margen de cómo se produzca la salida, sea el 31 de octubre o después.

"Tenemos un interés compartido, tanto con el gobierno de Gibraltar como con las autoridades españolas en asegurar un movimiento fluido a través de la frontera", insistió el embajador, que sustituyó en agosto a Simon Manley. "Es un interés compartido: son muchos los trabajadores que dependen de esa fluidez en la frontera para llegar a su trabajo y ganar su pan de todos los días, igual que es de mucho interés para los gibraltareños poder salir y entrar también", dijo.

Aparte del protocolo sobre Gibraltar incluido en el tratado de salida del Reino Unido de la Unión, España concluyó un paquete de acuerdos bilaterales con Londres sobre la colonia, formado por cuatro memorandos de entendimiento relativos a los derechos de los ciudadanos, el tabaco, el medio ambiente y la cooperación policial y aduanera. Además, ambas partes se comprometieron a establecer un acuerdo internacional sobre fiscalidad.

"Los memorandos se establecieron en el marco del acuerdo para la salida, pero en caso de una salida sin acuerdo esos memorandos siguen vigentes", manifestó el diplomático británico, que insistió en que lo que quiere el Reino Unido es una salida acordada y que la última propuesta presentada por el primer ministro, el conservador Boris Johnson, la hace posible.

"Sí es posible salir de la unión aduanera y no tener una frontera física en la isla de Irlanda, sí es posible y nuestras propuestas han sugerido una solución", señaló en referencia al principal obstáculo para que se firme un acuerdo de retirada. Dicha solución, argumentó, implica una serie de controles tanto electrónicos como físicos; estos últimos podrían tener lugar en las cadenas de suministros de las empresas, no en la frontera.

"Entendemos que es un tema sensible para la UE, entendemos que tienen preocupaciones sobre el mercado único, por eso nuestra propuesta de crear una única área regulatoria en la isla de Irlanda para bienes con una armonización dinámica de las leyes sobre los productos tanto agrícolas como industriales", dijo.

Según Elliot, eso reduciría "a un mínimo" el riesgo (de fraude, contrabando o divergencia normativa) para el mercado único. "Nosotros pensamos que es un avance muy importante en la posición británica", apuntó. "Es una gran flexibilidad la que hemos demostrado, porque supone unos controles entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte que no existen hoy en día y eso no es fácil para nosotros", concluyó. 

Desde Luxemburgo, también se mostró moderadamente positivo el negociador jefe de la UE, el francés Michel Barnier, quien considera que sigue siendo muy difícil llegar a una solución de consenso, "pero aún posible". Barnier va a poner al día a los Veintisiete sobre cómo evoluciona la negociación a lo largo de este martes. En términos parecidos se expresó Stephen Barclay, quien afirmó este martes que alcanzar un acuerdo sobre el Brexit es "todavía muy posible", pero pidió "dejar espacio" a las negociaciones.

"Están en marcha conversaciones detalladas y un acuerdo es todavía muy posible", declaró el político a su llegada a la reunión de ministros y secretarios de Estado de Asuntos Europeos de la UE que se celebra en Luxemburgo.

  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios