Pasarela

Extravagancia, lujo y sostenibilidad en el 'ShoesRoom'

  • Desde deportivas, zapatos de tacón, botas y hasta chanclas de goma.

  • La feria de calzado de Madrid reúne las propuestas de 112 marcas del sector.

Panorámica de uno de los pasillos de la feria de calzado. Panorámica de uno de los pasillos de la feria de calzado.

Panorámica de uno de los pasillos de la feria de calzado. / Efe

Una señora mira con interés unas botas negras; un joven se prueba unas chanclas; unos hombres con traje charlan con el creador de una marca de zapatos; es el ShoesRoom by Momad, el Salón Internacional de Innovación para el Calzado y Accesorios, donde clientes y marcas se dan cita en Madrid.

"Pensé que la única manera de liberarme era pasar de una adicción a otra... ¡Zapatos!" , decía Carrie Bradshow, personaje protagonista de Sexo en Nueva York y gran amante de la moda, y quien, sin duda, si acudiese a este encuentro se dejaría seducir y se liberaría con los miles de zapatos que muestran las 112 marcas reunidas en esta feria. Desde deportivas, que hoy en día son la última tendencia, zapatos de tacón, botas y hasta chanclas de goma, son algunas de las piezas made in Spain y procedentes de países como Italia que los asistentes miran y toquetean con interés.

La feria tiene por delante aún dos días de charlas, desfiles y muestras

La extravagancia y el lujo tienen cabida este fin de semana en el Ifema de Madrid: unas botas de tacón repletas de plumas en color blanco y marrón es una de las creaciones de la marca Excelsus que no dejan indiferente a nadie por lo llamativo de su exclusivo diseño, en el que apuestan por la creatividad y lo diferente. Las conocidas deportivas denominadas chunky también se han hecho un hueco en esta feria y numerosas marcas han apostado por ellas, que van desde los diseños más extravagantes con colores llamativos hasta tonos blancos y más cerca de la discreción.

"Veníamos buscando proveedores", aclaran Paloma y Cristina, creadoras de la marca Augusta, y quienes han venido por primera vez a la feria, pero no han terminado convencidas: "Es pequeña y no hay muchas tendencias". Una opinión que contradice a la de otros clientes que se desplazan como peces dentro del agua por la nave en busca de modelos modernos y llamativos. "Hay muchas piezas y lo que más me llama la atención es la artesanía y la sostenibilidad de algunas marcas", aclara Julio Hernalas, un comprador procedente de México.

Un encuentro en el que también se apuesta por la sostenibilidad, con marcas como Kanna, Mireia Playá o la Asociación Yute de Caravaca que tiene como objetivo fomentar las labores artesanales del calzado bajo parámetros socialmente responsables en el sector. "Hacemos una defensa de la tradición local y artesanal y todo lo que tiene que ver con fibras vegetales, como yute cáñamo y esparto", asegura el presidente de la asociación, Salvador Gómez.

Las marcas emergentes y el apoyo a emprendedores es importante en esta edición, en la que se ha premiado a dos jóvenes creadoras, Lemon Rouge y Marta Estrada NYC, ganadoras del concurso de talentos de la feria y que apuestan por la innovación y la sostenibilidad. Sus zapatos de tacón combinan "el confort de la platilla con el atractivo y la sensualidad que tiene el diseño".

Pero esta también es una cita en la que acuden algunas marcas con gran trayectoria en España, como la conocida Victoria, con unas deportivas que son todo un clásico; Gorila, con los típicos zapatos infantiles negros de suela de goma; o la marca Gioseppo, cuyas campañas suele protagonizar Elsa Pataky.

La feria tiene aún por delante dos días, sábado y domingo, llenos de calzado, con una programación muy diversa, con actos y exposiciones que ningún amante del calzado que se aprecie se perdería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios