Elecciones Municipales en el Campo de Gibraltar El PSOE planteará a La Línea 100x100 un acuerdo para gobernar la Mancomunidad

  • Los socialistas también tienen la alternativa de negociar con IU e incluso formar un tripartito para reforzar los apoyos con hasta 23 vocales

  • Un apoyo de La Línea 100x100 también es clave para que el PSOE mantenga la Diputación

La casona de Villa Smith, sede de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar. La casona de Villa Smith, sede de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar.

La casona de Villa Smith, sede de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar.

El PSOE tiene allanado el sendero para recuperar la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar tras ocho años y dos mandatos del Partido Popular. Aunque, al igual que en los dos gobiernos del PP de 2011 y 2015, los socialistas necesitarán apoyos políticos con tres alianzas posibles sobre la mesa. Una de ellas, con La Línea 100x100, ya está en marcha y hay buena disposición por las dos formaciones. 

Tras las elecciones municipales del domingo, el PSOE tendrá 13 vocales en la próxima junta de comarca sobre un total de 34. El Partido Popular contará con seis mientras que La Línea 100x100 e Izquierda Unida tendrán cinco miembros cada uno. Los Barrios 100x100 aportará tres vocales más mientras que Adelante sumará otros dos. La mayoría absoluta quedará fijada, por tanto, en 18 vocales.

El número de ediles de la junta de comarca se obtiene a través de una correspondencia entre los resultados electorales en cada municipio y un grado de representatividad prefijado para cada localidad. En comparación con 2015, entonces con 32 vocales dado que Tesorillo no se había independizado, el PSOE mantiene los 13 integrantes como formación mayoritaria mientras que el PP pierde cinco (tenía 11). La Línea 100x100 e IU suben (tres más cada uno) como siguientes fuerzas por peso político.

Ruiz Boix mueve ficha y planteará en los próximos días a La Línea 100x100 negociar un acuerdo

Con este tablero numérico, el PSOE con el sanroqueño Juan Carlos Ruiz Boix como líder político en la comarca, ya ha comenzado a mover ficha y planteará en los próximos días a La Línea 100x100 negociar un acuerdo para gobernar con un total de 18 vocales.

Pero no es la única posibilidad. Un pacto alternativo entre PSOE e IU reportaría igualmente los 18 vocales necesarios para la mayoría absoluta. E, incluso, un acuerdo entre las tres fuerzas políticas para sumar en total 23 vocales y garantizar la estabilidad para todo el mandato.

Los socialistas necesitan a La Línea 100x100 para la Mancomunidad pero también para hacerse con el control de la Diputación Provincial, donde la formación encabezada por Juan Franco tendrá dos diputados, suficientes para el PSOE gaditano aunque no es la única opción factible. A cambio, La Línea 100x100 aspira a hacer valer su peso tanto en el palacio provincial como en la junta de comarca. El partido independiente linense tiene pendiente poner en marcha la rebaja del agua pactada durante la etapa del PP así como un plan de inversiones para el saneamiento. Serán sus cartas para negociar.

Izquierda Unida llega a este escenario político sin ataduras. En el mandato de 2015 a 2019 el partido estaba condicionado por el acuerdo de gobierno con el PP en Castellar. También por el apoyo que el PP dio en Jimena a la moción de censura promovida en diciembre de 2016 por la federación de izquierdas, aunque en ese caso fue para desbancar a un alcalde socialista (Pascual Collado).

La única opción para el PP implicaría a La Línea 100x100, Los Barrios 100x100 e Izquierda Unida

A la contra, hay una única opción para el Partido Popular e implicaría en total a cuatro partidos: PP con La Línea 100x100, Los Barrios 100x100 e Izquierda Unida. No hay compromisos con La Línea 100x100 ni con IU, dado que ambas formaciones gobernarán en sus respectivos municipios con mayoría absoluta. Es, por tanto, una opción mucho menos probable aunque numéricamente factible. ­

La Mancomunidad deberá constituirse en un plazo no superior a los dos meses desde la formación de los nuevos ayuntamientos, según los estatutos de la entidad. Una vez establecidas las corporaciones locales, lo que está previsto que ocurra el próximo 15 de junio, los ocho alcaldes pasarán directamente a ser miembros natos de la junta de comarca.

El resto de vocalías, hasta alcanzar las 34, deberán ser designadas y aprobadas por cada uno de los plenos conforme al reparto establecido, un trámite que generalmente se realiza en el pleno de organización municipal (el primero del mandato) en el que los ayuntamientos deciden cuestiones como el reparto de las concejalías, retribuciones o periodicidad de las sesiones plenarias.

Durante este periodo hasta la formación de la nueva Mancomunidad debe cristalizar la incorporación efectiva de San Martín del Tesorillo. La junta de comarca saliente aprobó por unanimidad en su última sesión plenaria, el 7 de mayo, aceptar la solicitud de integración del nuevo municipio. Este acuerdo será firme si no se presentan alegaciones por parte de los municipios mancomunados durante el plazo de un mes de exposición al público, algo improbable dado el consenso que medió en la aceptación del nuevo miembro. También es necesario un informe de la Comunidad Autónoma y otro de la Diputación Provincial que deben emitirse en el plazo de un mes, si bien en este caso el silencio administrativo se considera favorable.

En el caso de que fuera necesario adoptar algún acuerdo sobre Tesorillo o abordar alguna cuestión urgente, la Corporación comarcal en funciones tiene potestad para reunirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios