Baloncesto | Liga EBA

(92-51) Udea engulle a la ULB

  • El equipo de Javi Malla rompe el derbi al final del primer cuarto y pasa por encima del conjunto de Vicente González en Algeciras

  • El linense Miki Ortega (31 puntos) y Andrew Kelly, los agitadores del líder invicto

Matoso, rodeado de jugadores de Udea, en el derbi disputado en Algeciras . Matoso, rodeado de jugadores de Udea, en el derbi disputado en Algeciras .

Matoso, rodeado de jugadores de Udea, en el derbi disputado en Algeciras . / Jorge del Águila

El derbi apenas duró un cuarto. Udea devoró con voracidad a la Unión Linense de Baloncesto en el duelo comarcal de la Liga EBA, cuya primera entrega se disputó este sábado en el pabellón Doctor Juan Carlos Mateo de Algeciras. Más de un millar de aficionados presenciaron un partido de rivalidad que se rompió demasiado pronto. Los de Javier Malla abrieron un abismo ante los de Vicente González, una diferencia enorme por encima de los 40 puntos, que se hizo de carne y hueso entre un equipo que dio bocados y otro que perdió su credo.

El linense Miki Ortega (31 puntos y seis triples) ejerció de verdugo ante su pasado. El base ex de la ULB, como ya hiciera en la final de la última Copa Diputación, sacó la guadaña a pasear y se convirtió en el gran agitador de un partido que también encumbró al estadounidense Andrew Kelly, que estuvo en todos los lados de la cancha (30 de valoración). El local Jose Balmón vio el encuentro desde la grada.

La ULB solo fue la ULB en los primeros diez minutos de juego, el tiempo que el marcador se sostuvo equilibrado (13-13), después los de La Línea se descompusieron y trataron de hacer la guerra por su cuenta. Fue una masacre porque Udea apretó los dientes y agachó el culo, y pasó como un rodillo sin compasión. El segundo tiempo, en gran medida, sobró.

El derbi comarcal arrancó fallón, con imprecisiones, abuso de Udea en los triples y un ligero atasco que en cierta medida se debía al orden estricto de la ULB de Vicente González, conscientes de que sus posibilidades pasaban por empequeñecer el parquet. Los de Malla se cargaron pronto con faltas. Al sentarse el gigante Koyanouba (insaciable en el rebote), el visitante Cándido Matoso hizo daño en la zona. El equilibrio presidía el primer cuarto hasta que un dos más uno de Kelly y un triple de Miki (el primero bueno de los trece que intentó) reventaron la balanza (24-13).

Lejos de recuperar el aliento, enfriar los nervios y retomar el guion establecido, los visitantes entraron en la espiral propuesta por Udea de correr, correr y correr. Y los de Malla empezaron a anotar con una facilidad pasmosa. Un espectacular alley oop machacado por Kelly levantó la ovación del pabellón y al instante los de casa doblaron en el luminoso (30-15 a falta de seis minutos para el descanso).

Udea despegó con Sam Buxton en la pintura y con minutos de peso para Juanmi López Rubén Perea. Miki y Kelly estaban desatados, sobre todo el linense, que en su salsa encadenó tres triples en un santiamén para dinamitar del todo la moral de su exequipo. El 58-26 al descanso lo decía todo. El derbi estaba liquidado.

Malla y Miki dejaron claro que no iban a bajar el pistón al inicio del segundo tiempo. Había cierto pique por las declaraciones que Vicente González hizo en este periódico en la previa del duelo. La ULB, con Balastegui renqueante (sólo jugó 16 minutos y preocupa su lesión), facilitó demasiado el juego de un rival que superó la barrera de los 40 puntos de ventaja y comenzó a rotar.

Udea amenazó con llegar a la media centena de diferencia mientras muchos aficionados inmortalizaban con su móvil un marcador insólito. Eso sí, la educación predominó en un ambiente de amigos, algo de lo que el baloncesto puede presumir en esta comarca.

Los de Vicente González, a pesar de la que les estaba cayendo, lograron cortar la sangría en el último cuarto y poner algo de esa intensidad que tanto se les echó en falta. Los linenses, que si por algo de caracterizan es por su juego solidario y su carácter, acabaron con cierta entereza en una situación muy difícil de digerir para cualquier que aprecie este deporte en La Línea.

Udea suma y sigue. Los de Javi Malla se apuntan la sexta victoria seguida de la temporada y consolida su liderato absoluto. La ULB encajó su tercer revés, un durísimo tropiezo, aunque alumbra un balance de tres-tres, muy por encima de este borrón.

LIGA EBA. GRUPO D-B

6ª jornada. Se jugaron el sábado: Benahavís-Torta del Casar (83-80). Betis B-San Fernando (84-59). Udea-Unión Linense (92-51). Utrera-Córdoba (74-77). Cimbis-Huelva (72-64).

Clasificación: 1º. Udea (6-0). 2º. Benahavís (5-1). 3º. Cimbis (5-1). 4º. Córdoba (4-2). 5º. ULB (3-3). 6º. Utrera (2-4). 7º. Torta del Casar (2-4). 8º. Huelva (2-4). 9º. Betis B (1-5). 10º. San Fernando (0-6).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios