CD Cabecense - UD Los Barrios | La crónica (1-0) A Los Barrios se le atragantan las remontadas

  • Un gol de Luna al filo del descanso corta la buena racha de la Unión

  • Los gualdiverdes no aprovechan su superioridad numérica en la última media hora

Bouba trata de regatear a un jugador del Cabecense Bouba trata de regatear a un jugador del Cabecense

Bouba trata de regatear a un jugador del Cabecense / E.S.

Esta Unión Deportiva Los Barrios no encuentra el camino a la remontada. Por cuarta ocasión en esta temporada, el equipo de la Villa empezó perdiendo el partido y por cuarta vez, lo terminó con derrota. Esta vez, el verdugo fue un Cabecense que se impuso por 1-0 y que cuenta sus partidos por victorias desde que Rogelio Sánchez cogió el mando de la nave hace dos jornadas, con el equipo en última posición del grupo X-A de Tercera y con solo un punto. Un gol de Luna al borde del descanso fue suficiente para batir a los barreños, que se quedan en la zona media de la clasificación con nueve puntos en siete encuentros.

La Unión no arrancó especialmente bien y realizó una primera parte muy tímida. Sin apenas peligro, los gualdiverdes no encontraron en ningún momento el camino a la meta defendida por Marcos. Sus dos únicas aproximaciones con cierto peligro, ambas a balón parado, llegaron en un córner rematado por Richard que se marchó arriba y en una falta en la frontal que Kaya mandó a la barrera. Los de Keko Rosano apenas hicieron trabajar al meta local.

Ficha técnica Ficha técnica

Ficha técnica

El Cabecense, que tuvo que sustituir por lesión al exgualdiverde Ismael Maruja mediado el primer tiempo, empezó mejor y, aunque bajó el pistón durante unos minutos, en la recta final empezó a aproximarse con mucho peligro a la portería gualdiverde. Ganformina ya avisó nada más comenzar con un cabezazo que tuvo que repeler Benito del Valle con esfuerzo.

Pero fue al borde del descanso cuando los de Las Cabezas lograron el premio del gol. Primero Gonzaga reventó un disparo al poste y poco después, Luna fusiló y puso el 1-0 en el marcador en el último suspiro del primer acto. Gol psicológico en contra para una Unión que, cuando se pone por delante es muy segura, pero a la que le cuesta mucho más gestionar los marcadores adversos. Partido que empieza ganando, victoria. Encuentro que comienza perdiendo, choque que termina con derrota - aunque es cierto que en dos de esos partidos logró empatar antes de encajar el gol definitivo. Contra el Cabecense, esa fórmula tampoco falló.

Es verdad que en la segunda parte, tras la entrada de Diawara y Adri al descanso, los barreños mejoraron mucho su juego. Pero ni por esas. Todo el dominio que no tuvo la Unión en la primera parte se lo apropió en la segunda, pero no lo concretó en demasiadas ocasiones claras.

La mejor la tuvo Richard cumplido el cuarto de hora de la reanudación. Tras una falta botada por Rivero, al delantero le cayó el balón en el área y, en posición de disparo, no quedó claro si trató de chutar o de buscar a un compañero que rematara, pero el caso es que el cuero se perdió por la banda.

Además de esa, pocas más tuvo la Unión ante un Cabecense bien ordenado tanto con once como con diez, porque mediado el acto final, Jose Mari vio la segunda cartulina amarilla y dejó con uno menos a su equipo. Los barreños también protestaron esa acción porque el árbitro no dio ley de la ventaja para expulsar a José Mari cuando ya enfilaban la portería de Marcos.

Pero en los partidos de la Unión parece que se aplica la sentencia del histórico entrenador Helenio Herrera de que con diez se juega mejor que con once. La Unión llevaba tres partidos seguidos acabando en inferioridad y no se defendió mal en ninguno pese a esa circunstancia. Esta vez, en superioridad, tampoco encontró la fórmula de meter mano a su rival.

El partido murió con el Cabecense buscando, sin éxito, el segundo a la contra y con la Unión, también infructuosamente, tratando de crear ocasiones para el empate. Los gualdiverdes suman así su cuarta derrota de la temporada tras la pequeña racha positiva que habían logrado con sus dos victorias consecutivas ante Conil y Antoniano. Toca pensar ya en el Xerez DFC (el nuevo) y en la vuelta al fortín del San Rafael.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios