Algeciras CF

Los pros y los contras del Algeciras

  • Los de Fajardo consumen el primer cuarto de la temporada con mejores sensaciones que números

  • La fortaleza del Mirador y los goles encajados, lo mejor y lo peor hasta el momento

Los jugadores del Algeciras salen al Iberoamericano de San Fernando. Los jugadores del Algeciras salen al Iberoamericano de San Fernando.

Los jugadores del Algeciras salen al Iberoamericano de San Fernando. / Román Ríos

Consumido el primer cuarto de la temporada, el Algeciras CF ya se puede hacer más o menos una idea de la realidad que existe en el grupo IV de la Segunda B. Después de las nueve primeras jornadas, la Liga comienza a poner a cada uno en su sitio y los albirrojos, como era de esperar, se encuentran en ese grueso pelotón de equipos que pelearán por conseguir cuanto antes la permanencia. La derrota en San Fernando ante otro de los titanes de la categoría refrendó lo bueno y lo malo que desprende el plantel de Emilio Fajardo. Cada aficionado emite su análisis. Europa Sur también quiere mojarse.

Sensaciones frente a números

El Algeciras de Emilio Fajardo, por consenso general, gusta a la mayoría. Dejado atrás el épico ascenso, el cuadro del Nuevo Mirador aterrizó en Segunda B con la misma frescura y ambición con la que abandonó la Tercera. El ideal de juego tiene enganchado a una afición que ha duplicado su números de abonados (hasta los 2.500 fieles) y el estadio de La Menacha está viviendo las mejores taquillas que se recuerdan en muchos años y de manera tan seguida. Este Algeciras ha demostrado que se siente capaz de competir contra cualquier conjunto del grupo, aunque el Cartagena y el San Fernando, durante el primer tiempo, sí supieron cortocircuitar a los albirrojos. Frente a las vibraciones positivas están unos números en los que se echan de menos más de un punto como el día del debut ante el Villarrubia, la visita al Cádiz B o incluso la tarde de la casi remontada ante el Córdoba. Los de Fajardo cuentan con 10 puntos fruto de dos victorias, cuatro empates y tres derrotas.

Los goles y el balón parado

Hablar del Algeciras es hablar de un equipo que hace goles y los recibe con la misma facilidad. Sin embargo, el último desplazamiento ha puesto el balance en negativo (12 a favor y 13 en contra). Los algeciristas, tras el atasco del primer día, sólo se han quedado dos veces sin ver puerta, en Cartagena y San Fernando. Los de Fajardo generan muchísimas oportunidades, marcan pero también es verdad que no aprovechan todas las que debieran. Más preocupante es el asunto de los goles encajados. Los albirrojos encadenan cuatro partidos recibiendo dos tantos, algo inasumible en una categoría como la Segunda B. Mucha de la culpa llega a través del balón parado, una estrategia que están penalizando en exceso. Hasta el pasado domingo con el estreno de Benito del Valle, Lopito ha sido el cancerbero algecirista, últimamente con más aciertos que errores, pero el déficit sigue ahí y responsabilidad de todo el bloque.

El calendario

Que el Algeciras ha jugado en este primer cuarto de la competición con los tres primeros es irrebatible. De hecho, los tres primeros son los únicos que han conseguido derrotar a los albirrojos hasta el momento. Los de Fajardo han jugado más contra equipos de la mitad superior de la tabla que de la inferior. Sin embargo, eso tampoco quiere decir nada a estas alturas porque el Algeciras no fue capaz de vencer al Villarrubia en su templo, por poner un ejemplo. El calendario juega como arma de doble filo y los tres puntos son tres puntos ante el Sevilla Atlético, el Yeclano o el Murcia. Dicho lo cual, también tienen razón quienes consideran que los tres puntos ante el Talavera, el colista y próximo rival, adquieren un valor añadido al entenderse que se trata de un aspirante directo a la permanencia. Cada cual lee el calendario como le parece y lo único claro es que la clasificación no espera a nadie.

La fortaleza del Nuevo Mirador

El Algeciras ha convertido su estadio en un fuerte inexpugnable. Es seguramente una de las grandes virtudes de este equipo y un factor clave para lograr el objetivo. Los de Fajardo se mantienen invictos en casa donde el empuje de la afición desempeña un papel determinante. Las dos únicas victorias han llegado en el Nuevo Mirador. Por otro lado, esto quiere decir que fuera se resiste el triunfo. En El Rosal estuvo cerquísima pero de nada sirve lamentarse. Los albirrojos, eso sí, han dejado atrás salidas indigestas como Murcia, Badajoz, Cartagena y San Fernando.

Rotaciones

Fajardo ha implantado un sistema en el que cualquiera de los 23 efectivos de la primera puede ser protagonista. Bueno, casi cualquiera porque aún no ha debutado el defensa central Albert Alavedra y la participación de jugadores como Benítez, Almenara, Caturla, Barba o Pablo Ganet de momento es bastante residual. No hay un once definido aunque sí una columna vertebral más o menos visible y casi todo el mundo coincide en que la competencia en la plantilla hace mejor al bloque. En manos del entrenador está el que los que menos juegan no se bajen del barco antes de tiempo. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios