Atlético Espeleño - Algeciras CF | La crónica La llama aún arde (1-5)

  • El Algeciras más voraz golea sin piedad al descendido Espeleño y se pone a cuatro puntos de la cuarta plaza que ahora defiende la Unión

  • El canterano Tote marca su primer tanto como albirrojo en Tercera división

El once inicial del Algeciras en el Municipal de Espiel. El once inicial del Algeciras en el Municipal de Espiel.

El once inicial del Algeciras en el Municipal de Espiel. / Prensa Espeleño

El Algeciras CF hizo lo que tenía que hacer en Espiel para seguir con vida en la pugna por estar en la liguilla. Los albirrojos lo siguen teniendo muy difícil, pero recortaron un punto a la cuarta plaza, ahora a cuatro en manos de la vecina UD Los Barrios, que la próxima jornada va a Chapín y la última visitará el Nuevo Mirador. Los creyentes se aferran al clavo ardiendo.

Victoria contundente y muy importante del Algeciras en el feudo del descendido Atlético Espeleño. El conjunto de Emilio de Fajardo fue superior a su rival desde el primer minuto de juego. Los algecireños atacaron sin piedad desde el inicio del encuentro sobre la portería de un desesperado Gonzalo. En la primera mitad marcaron Pablo de Castro, Karim y Eric. En el segundo acto el canterano Tote y Eric culminaron la manita. El gol del honor local fue obra de Carmona.

El Algeciras retornó del parón de la Semana Santa con el viaje al lejano pueblo de Espiel. Fajardo se llevó a toda la tropa, incluidos los sancionados Antonio Sánchez y Antoñito, para la primera final de las cuatro que los albirrojos quieren ganar en ese mini reto de llegar vivos al último momento. El técnico mantuvo el bloque de las últimas jornadas: regresaron Romero y Cerpa tras cumplir su castigo federativo, recuperó la titularidad el joven Tote –debió jugar ante el Conil– y entraron en escena Karim y Eric para buscar el gol. Y a Fajardo le salió de maravilla la jugada.

El partido comenzó con un Algeciras lanzado, con el objetivo claro de marcar un tanto tempranero que pusiera de cara el encuentro desde el inicio. El Atlético Espeleño, por su parte, salió con el plan de aguantar y esperar su oportunidad para poder salir a la contra y sorprender así a su rival. El tablero se decantó muy pronto para los visitantes cuando a los 3 minutos Pablo de Castro aprovechó un rechace en una falta para mandar con la cabeza el balón al fondo de la red. El tanto llegó con cierta ayuda por el gran desajuste de la zaga cordobesa.

Tras el tanto inicial, el conjunto cordobés se estiró un poco, pero sin generar peligro sobre la portería de Romero. Pasado el primer cuarto de hora de juego el encuentro entró en una fase de poco fútbol y mucho balón directo, en el que ninguno de los dos equipos generaba peligro sobre el área rival.

En el 32’ Tote tuvo una ocasión mediante un disparo desde la frontal que atajó el meta del Espeleño sin mayores complicaciones. Estaba a punto de producirse la tormenta perfecta de los albirrojos. En el 36’ el conjunto de Fajardo puso tierra de por medio en el marcador con el segundo tanto del partido. Fallo de entendimiento entre la defensa y el portero local que Karim aprovechó con mucha inteligencia para meter la puntera, llevarse la pelota y anotar a placer. Por fin se reencuentra el delantero con el gol tras una larga sequía.

Fue un jarro de agua fría para el Espeleño, nervioso y muy descentrado. El golpe del segundo tanto en contra vendría acompañado por el tercero por parte del equipo de Emilio Fajardo. Sólo tres minutos después un centro preciso de Juanjo desde la banda derecha lo aprovechó Eric Samé para mandar el balón al fondo de las mallas. 3-0 antes del descanso y partido finiquitado.

El segundo acto comenzó con un ritmo muy pausado. La posesión del balón se repartió entre los dos equipos, sin que ninguno hiciera daño a su rival. Muchas parones e interrupciones que favorecían al conjunto visitante, con el marcador totalmente controlado.

Los locales intentaron con los cambios dar un giro en el devenir del partido, pero en ningún momento fueron capaces de alterar la tranquilidad del guardameta Romero. Cuando mejor estaban los cordobeses llegó el cuarto tanto del conjunto algecireño. Gran jugada de José Carlos por la banda izquierda que metió un balón raso que Tote aprovechó en el segundo palo para marcar su primer gol con la camiseta algecirista en Tercera división.

Con un Atlético Espeleño muy decaído llegó el gol que culminó la manita. Galopada de un Zafra fresco tras entrar en la segunda mitad que acabó con un centro medido que Eric culminó para lograr su doblete particular, el primero que consigue con la elástica albirroja, también para poner fin a su particular sequía.

Duro correctivo el recibido por parte del equipo de Córdoba que a pesar de estar ya descendido mostró amor propio en muchos minutos del momento final del partido. De hecho, con todo ya decidido el equipo local marcó el tanto del honor en el 83’. Mala entrega en defensa hacia el arquero Romero que David Carmona aprovechó para enviar el balón al fondo de la red.

Incontestable victoria del Algeciras en una plaza donde tenía que cumplir para mantener ese hilo de esperanza. La próxima jornada los de Emilio Fajardo vuelven al Nuevo Mirador para recibir al Xerez Club Deportivo, un rival ya salvado y sin más miras en la tabla. El algecirismo, además del choque con los azulinos, estará muy pendiente de lo que ocurra en Chapín entre el Xerez DFC y la Unión Deportiva Los Barrios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios