Marbella FC - Algeciras CF

El Algeciras vuelve a la fórmula original (0-0)

  • El equipo de Salva Ballesta, con uno más toda la segunda parte, suma un empate valioso en campo de un rival directo que se estanca

  • Los albirrojos se afianzan en el liderato y tienen siete puntos de ventaja sobre el cuarto

Armando corre con Nacho Sánchez en el Marbella-Algeciras. Armando corre con Nacho Sánchez en el Marbella-Algeciras.

Armando corre con Nacho Sánchez en el Marbella-Algeciras. / Marbella FC

El Algeciras CF ha vuelto a la senda positiva, a esa que le permite mandar en Segunda B. El equipo de Salva Ballesta se trajo un empate valioso de la casa del Marbella FC tras igualar sin goles en el Antonio Lorenzo Cuevas en la décima jornada del grupo IV-A. Los albirrojos comenzaron la segunda vuelta de la primera fase de la competición con un punto que refuerza su liderato y que, además, pone tierra sobre la primera derrota de la temporada, la sufrida en Sanlúcar.

El líder, ahora con 21 puntos, tres de ventaja sobre el segundo y siete sobre el cuarto, volvió a la fórmula original de su éxito, al dictado con el que arrancó a mediados de octubre también con unas tablas idénticas ante este mismo Marbella en el Nuevo Mirador: solidez, compostura, sacrificio y piernas, muchas piernas.

Con este credo y una acusada falta de lucidez en ataque, el Algeciras se tuvo que contentar con un resultado que es bueno a todas luces a pesar de jugar toda la segunda parte con uno más por la expulsión de Alfred Planas al filo del descanso. Los de Ballesta no supieron aprovechar esa superioridad numérica para haber asestado un golpe letal a su adversario. Quizás faltó algo de atrevimiento, pero ya se sabe cómo acaban muchas historias con los osados como protagonistas.

En frío, este punto consolida al Algeciras tras haber arañado en el estadio de un rival directo en la lucha por los ascensos, un Marbella que se mantiene a once puntos de distancia y se estanca en los puestos de descenso. El tic tac del reloj cada vez pesa más sobre el lujoso proyecto de los costasoleños.

El Algeciras no quería perder este partido y eso quedó patente desde un principio. No es que no quisiera ganarlo, es que quería mucho más no hincar la rodilla. Salva rearmó el once con la vuelta de Armando Corbalán, esencial a la hora de multiplicar el equilibrio de un conjunto en el que repitió Álvaro Telis de central. El uruguayo empezó impreciso pero terminó muy asentado junto a un Robin inmutable que siempre aprueba. Alcázar suplió a Melchor en el lateral derecho pero se lesionó pronto y Yelko Pino gozó de su primera titularidad. El resto del bloque, el reconocible.

El primer tiempo dejó ver a dos equipos muy tácticos y, por encima de todo, disciplinados. Ninguno quería perder el sitio ni conceder espacios. El Algeciras salió con calma y dispuesto a tener el balón, tratando de salir desde atrás, algo de lo que a veces abusó. El Marbella, por su parte, presionó arriba sin descuidarse las espaldas y buscó hacer daño por las bandas con centros que casi siempre salían con mucho sentido.

El Algeciras no anda fino arriba. Edu Ubis disfrutó de nuevo del '9' inicial. El riojano tuvo una oportunidad en el minuto 20 tras una salida rápida de Juan Serrano y un fallo de Blanco en el despejo, pero el riojano se entretuvo demasiado en su zona de caza. Al minuto se lesionó Juanmi Callejón, el primer contratiempo para los de Aira.

El cuadro local dio su aviso más claro a balón con un córner a la media hora rematado con mucho peligro por Carlos Blanco. La réplica algecirista, tras un disparo blandito de Ubis, llegó en el minuto 39 con un chutazo de Juan Serrano cuyo rechace no acertó a enganchar nadie.

La jugada clave del encuentro se produjo en el tiempo añadido tras un choque entre Vallejo y Alfred Planas. Una acción polémica en la que el colegiado decretó la expulsión del atacante blanquillo. Difícil de apreciar. El trencilla reflejó que el local dejó la plancha. Si fue así, no hay debate.

Con uno más, los visitantes dominan pero siguen faltos de acierto arriba

Tras el descanso y con el panorama más aclarado para el Algeciras, el segundo tiempo se enmarañó en constantes interrupciones y faltas. El trencilla sacó en diez minutos un aluvión de tarjetas que hizo bajar el pistón a ambos conjuntos. 

Con uno más, el Algeciras dominó la situación y se hizo con el balón, sin embargo los de Ballesta apenas se dejaron notar en ataque hasta la recta final. El Marbella no se descompuso nunca, tiró de oficio y no se volvió loco. Los visitantes sufrieron la lesión de Alcázar en el minuto 53. Salva metió a Romero para no perder la chispa en el carril derecho. No obstante, el líder no conseguía romper las líneas de un Marbella que se asomó con un disparo lejano de Gustavo Quezada en el minuto 67. Volvió a tenerla al instante el Algeciras, en un córner que primero remató Telis y después, sin acierto, Ubis.

Los costasoleños casi aciertan en una contra veloz en la que Gustavo superó a Vallejo y cruzó el balón, aunque apareció a tiempo Telis, que creció con el paso de los minutos. El Algeciras replegó a las mil maravillas, todo hay que decirlo.

Fue en el tramo final cuando se vio a un Algeciras más dispuesto a arriesgar por los tres puntos, ya con Dani Sales dando aire por el centro -tuvo un disparo desde la frontal-, con Almenara por la derecha y con Mendes como refresco en punta de lanza, pero los albirrojos (con su verde talismán) no están teniendo arriba la clarividencia de antes.

Con este empate, el Algeciras se pone con 21 puntos y, a pesar de que enlaza tres jornadas sin ganar y con un solo gol (de penalti), se afianza en la cabeza, con siete puntos sobre la cuarta posición, aunque hasta cinco equipos tienen partidos pendientes por disputar por la incidencia del coronavirus. La segunda vuelta promete ser molto longa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios