Algeciras CF

Robin, el mariscal de la defensa del Algeciras

  • El central francés se ha consolidado como una pieza clave en la columna vertebral del líder

  • Al margen del meta Vallejo, es el único jugador que ha sido titular en todos los partidos

Robin celebra su gol con el Algeciras. Robin celebra su gol con el Algeciras.

Robin celebra su gol con el Algeciras. / Erasmo Fenoy

Llegó como un fichaje que despertaba ciertas dudas y se ha convertido en una pieza clave del líder del grupo IV-A de la Segunda B. Robin Lafarge es uno de los pilares del Algeciras CF y el líder de una de las defensas más sólidas de la categoría. El francés, que es de esos jugadores que hace poco ruido, se ha quedado como el único futbolista de la plantilla de Salva Ballesta que ha sido titular en todos los partidos de esta temporada junto al guardameta Guille Vallejo.

Robin el infalible estaba en el pulso con Iván Turrillo y Juan Serrano como los jugadores de campo que habían formado en todos los onces iniciales del Algeciras en las doce primeras jornadas. Tras el aplazado ante Las Palmas Atlético, la visita a Tamaraceite le dejó solo en este apartado por la sanción del capitán, que volverá ante el San Fernando, y por la marcha del canterano algecireño al Betis Deportivo el último día del mercado de invierno.

El defensa central de Toulon (Francia), con orígenes de la isla de Martinica, se ha ganado el cariño y el respeto de todo el algecirismo. Su regularidad, su buen hacer dentro y fuera del campo, y su implicación hacen de Robin un indispensable en los esquemas de Ballesta. Es el mariscal de la retaguardia, le maréchal.

Y no lo tuvo fácil el galo cuando aterrizó en el Nuevo Mirador. Procedía de Chipre pero el algecirismo tenía referencias de su paso anterior por el Xerez DFC cuando ambos clubes coincidieron en Tercera división, en aquel pulso que permitió al Algeciras clasificarse in extremis para el playoff de la mano de Emilio Fajardo y obrar después aquel maravilloso ascenso en Socuéllamos. En su trayectoria, Robin también ha pasado por las categorías inferiores del Montpellier y el Getafe, y por el Sanse y el Guadalajara.

Robin se fue labrando el sitio desde la pretemporada, desbanco al algecireño Álvaro Benítez y compartiendo el eje casi siempre con Fran Serrano hasta que el cordobés se lesionó. Después ha venido jugando con el uruguayo Álvaro Telis, fichado en invierno para apuntalar la zaga. La defensa del Algeciras ha visto muchas caras y muchas variantes, pero todas ellas siempre con Robin.

A sus 28 años, el poderoso zaguero ha llamado la atención de las muchas miradas que cada semana examinan a uno de los líderes de la Segunda B. No hay que descartar que de seguir con esta progresión, el francés pueda aspirar a dar otro salto competitivo, ya sea con el Algeciras o con otro club.

Contundente, resolutivo y con buen desplazamiento de balón en largo, Robin Lafarge ha encajado de maravilla en la idea de juego de Salva Ballesta, que habrá que ver cómo resuelve la defensa cuando disponga de todos sus efectivos, algo que rara vez ha sucedido esta campaña repleta de adversidades en formas de lesiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios