Algeciras CF

Mens sana in corpore confinado

  • Javi Morilla, el preparador físico del Algeciras, tira de "imaginación" para que el equipo mantenga el tono "en un espacio reducido"

  • Enrique González se encarga de los deberes "técnico-tácticos"

Morilla, sonriente, en un estiramiento cuando imperaba la normalidad. Morilla, sonriente, en un estiramiento cuando imperaba la normalidad.

Morilla, sonriente, en un estiramiento cuando imperaba la normalidad. / E. S.

Quien más quien menos se ha marcado el desafío de hacer ejercicio en casa mientras dure el confinamiento obligado por la crisis del coronavirus. Los que solían hacer deporte a diario e incluso lo que no han cogido un pesa en su vida, casi todos los españoles intentan romper la monotonía de estar encerrados. Esta extraña y excepcional situación se ha convertido en un reto mayúsculo para los equipos deportivos que, como el Algeciras CF, se preparan para la posibilidad de volver a competir cuando todo esto pase.

Javier Morilla es el preparador físico de los albirrojos, el encargado de mantener en forma a la plantilla que comanda Salva Ballesta. El profesor algecireño explica en el podcast oficial estrenado por el Algeciras CF que ha tenido que improvisar una hoja de ruta centrada en "un trabajo de mantenimiento en cuanto a fuerza y resistencia".

Morilla, como el resto de los mortales, no contaba con algo así: "Cuando uno planifica una temporada no piensa que va a ocurrir lo que está ocurriendo ahora. Es una situación difícil para todo el mundo". El preparador físico se ha encontrado en un marco de trabajo diario "con los jugadores entrenándose en su casa, con un espacio reducido, sin material".

"Es un reto para todos", subraya Morilla, que lógicamente ha modificado todo el plan que emprendió en julio de 2019, apenas dos semanas después del ascenso en el que él participó. "Ahora es importante utilizar el ingenio y la imaginación, intentar preparar tareas un poco diferentes a las habituales de los entrenamientos diarios, sacar lo positivo, reforzar el aspecto de la fuerza, algo que en plena competición es difícil", dice.

Los deberes de Enrique González

Alcanzar un físico óptimo tiene mucho que ver con la cabeza. Enrique González, el segundo entrenador del Algeciras, se centra más en lo mental. "Podemos seguir mejorando desde casa también en el aspecto técnico-táctico", sostiene el malagueño.

"Hemos creado un proceso de mejora del rendimiento individual con varias fases", señala. "El jugador debe conocerse así mismo y reflexiona sobre su propio juego. A partir de ahí, se establecen objetivos y se entra en una conversación con el cuerpo técnico", explica. "Entendemos que si mejora el rendimiento individual de los futbolistas, mejora el colectivo del equipo".

"Estamos en un momento en el que tenemos que reinventarnos, seguir trabajando y aprovechar estos momentos para que no pase el tiempo en balde", acaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios