Algeciras CF

Morilla mantiene ‘fit’ al Algeciras

  • El preparador físico, artífice de la versión más competitiva de los albirrojos en la liguilla tras una campaña de once meses, cuida al equipo de Fajardo para que llegue en forma a la Liga

Morilla encabeza una marcha del Algeciras. Morilla encabeza una marcha del Algeciras.

Morilla encabeza una marcha del Algeciras. / Jorge del Águila

Javier Morilla es uno de los artífices del ascenso del Algeciras CF, uno de esos héroes anónimos del cuerpo técnico que prefiere pasar desapercibido, aunque su trabajo es fundamental para que el engranaje funcione como un reloj suizo. El preparador físico afronta su tercera andadura consecutiva con los albirrojos y lo hace como hombre de confianza de Emilio Fajardo, contagiado por ese espíritu de humildad que reina en el Nuevo Mirador. “Nos hemos compenetrado bien. Lo conseguido es mérito de todos”, resalta el algecireño.

Si alguien puede explicar con conocimiento de causa cómo el Algeciras compitió a tan alto nivel en la fase de ascenso, cómo mordía de esa manera tan voraz un 30 de junio a más de 40 grados en Socuéllamos, ése es el responsable de la preparación física de la plantilla: “Ha sido una temporada larga y durísima en la que hemos vivido de todo, pero la predisposición de los jugadores fue máxima”, interviene Morilla.

“El planteamiento inicial el pasado verano fue prepararse para una temporada que podía durar once meses, como al final resultó”, continúa. “Empezamos bien, luego tuvimos un bajón cuando la destitución de Viso; llegó Fajardo y confió en mí y mantuvimos una línea de trabajo muy buena que dio sus frutos”, resume Morilla.

“Se conjuntó todo, pero a base de muchísimo trabajo”, resalta. “Estamos muy compenetrados, formamos un gran equipo en el que todo el mundo sabe lo que tiene que hacer y aportamos”, explica. “La única manera que el míster y los demás entendíamos esto era trabajando mucho, muchísimo”, insiste.

Yo creo que el punto de inflexión más que en Coria estuvo el día del Conil”, sostiene Morilla. “Ahí fue cuando nos quedamos solos del todo, completamente solos y el equipo apretó los dientes”, opina. “Cerramos filas y tiramos hacia adelante”.

"Una de nuestras señas de identidad es la intensidad"

El preparador físico algecirista entiende que la última temporada no fue mala en cuanto a lesiones: “Tocaremos madera para que tengamos salud”, desea.

Morilla asume que su papel toma relevancia en especial en los primeros compases de la pretemporada. El algecireño asume que había poco margen para descansar y tratará de repartir el trabajo para que no se convierta en una losa: “No podíamos dar más descanso porque la temporada arranca el 25 de agosto, había que hacer el esfuerzo”, señala. “Es verdad que los jugadores sólo han podido desconectar un par de semanas y han vuelto con un tono físico bueno, eso puede ser un arma de doble filo, así que tendremos que manejar lo mejor posible las cargas físicas para que el cansancio no nos pase factura”, previene.

Morilla cree que “se está confeccionando una plantilla amplia y joven, creo que la media de edad andará parecida a la de la pasada temporada”, un factor que contribuye a explotar las virtudes físicas. “Una de nuestras claves, de nuestras señas de identidad, fue la intensidad con la que jugábamos los partidos y creo que debe seguir siendo así”, proclama. “En Segunda B se sube el listón en este sentido, así que trabajaremos en la misma línea y trataremos de pulir más el aspecto físico”.

El secreto frente el verano pasa por “combinar sesiones físicas con balón, alternar escenarios, campo, playa, estadio para que a los jugadores no se les haga muy cuesta arriba”, confiesa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios