algeciras club de fútbol

Morilla pone firme al Algeciras

  • El preparador físico albirrojo trabaja para que el equipo esté "un paso por encima del resto en una categoría con enorme igualdad"

  • Valora la predisposición de los jugadores en el tramo duro

Morilla ayuda a vaciar un saco de balones en un entrenamiento en La Menacha. Morilla ayuda a vaciar un saco de balones en un entrenamiento en La Menacha.

Morilla ayuda a vaciar un saco de balones en un entrenamiento en La Menacha. / erasmo fenoy

El Algeciras CF quema las primeras etapas de la pretemporada bajo el látigo de Javier Morilla. El preparador físico algecireño afronta su segunda campaña consecutiva con la máxima ilusión y con el objetivo de que la plantilla albirroja "esté un paso por encima del resto" dentro de "la enorme igualdad que existe en la categoría" del grupo X de Tercera división.

Morilla ve al equipo de Javier Viso con "buen tono" tras haber cumplido el ingrato trámite del arranque: "Las primeras sesiones han sido mucho de toma de contacto y de acondicionamiento físico para mejorar la base de los futbolistas. Hemos tratado de combinar ejercicios, meter balón y cambiar de escenarios para que el cansancio no se junte con la rutina, pero es verdad que el inicio siempre es lo más duro para el jugador. En ese sentido no tenemos queja alguna porque el comportamiento de la plantilla está siendo fenomenal", afirma.

Morilla echa horas extras en el Nuevo Mirador, donde antes y después de cada entrenamiento prepara unas mediciones para obtener el mayor número de datos físicos del plantel: "Se trata de tener índices de grasa y de masa muscular, una información que nos ayuda a conocer el estado de cada jugador y que repetimos con cierta periodicidad para controlar. Antes se usaba solo la báscula (bromea) y ahora se utilizan otros métodos más precisos", explica el preparador.

"El fútbol, como casi todo en la vida, no para de evolucionar y todos nos tenemos que adaptar a los cambios", señala Morilla. "Todo el mundo se ha profesionalizado mucho, incluso en las categorías que son semiprofesionales o amateur, por eso existe tanta igualdad ya", sostiene.

"Nosotros tenemos que estar un paso por encima del resto, es el objetivo que nos hemos marcado para dentro de la enorme igualdad que existe tener ese puntito extra", proclama el preparador físico albirrojo, que pone en valor el bajón que experimentado la media de edad del vestuario.

El hecho de que la mayor parte del cuerpo técnico siga en la casa es trabajo adelantado para los preparadores del primer equipo: "Cada entrenador tiene su librillo y Viso va a poner su sello, lo que está claro es que ya nos conocemos, nos conocen buena parte de los jugadores y todo eso ayuda a que estemos en la misma línea mucho antes", reflexiona.

Morilla reconoce que la plantilla "ya está con muchas ganas" de vestirse de corto para el primer partido del verano, el sábado ante el Atlético Malagueño. "Esta pretemporada ha coincidido que empezamos a jugar unos días más tarde pero no ha sido adrede, es cuestión de fechas. La idea, es jugar un par de encuentros cada semana para que el técnico vaya probando y ajustando las piezas, y para que la plantilla vaya adquiriendo el tono que queremos para el inicio liguero".

La eterna pregunta: ¿Empezar fuerte o acabar fuerte? "El objetivo es intentar estar lo mejor posible toda la temporada. Que sabemos que no se puede estar al máximo todo el año, lo sabemos. Pero que queremos que esos picos que todos los equipos sufren a lo largo de una andadura sean lo menos pronunciado posible. El reto es ser competitivos desde finales de agosto hasta finales de junio", sentencia Morilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios