ULB - Dos Hermanas | La crónica (79-64) La ULB se rehace sobre una pista de patinaje

  • Los albinegros derrotan a Dos Hermanas en una cancha resbaladiza

  • El encuentro está a punto de suspenderse y el primer tiempo es un simulacro

David Espadiña se dispone a pasar ante la oposición de un jugador de Dos Hermanas David Espadiña se dispone a pasar ante la oposición de un jugador de Dos Hermanas

David Espadiña se dispone a pasar ante la oposición de un jugador de Dos Hermanas / Erasmo Fenoy

La Unión Linense de Baloncesto (ULB) cerró 2019 sin haber conocido la derrota en casa en la presente campaña. En el último examen venció con cierta holgura al CB Dos Hermanas (79-64), su primer verdugo en la presente andadura. Con todo la noticia del encuentro no estuvo en el juego, sino en las condiciones de un pabellón que volvió a enseñar sus vergüenzas apenas 24 horas después de que una torreta de luz artificial de su vecino estadio se cayese sobre la pista de atletismo. El piso -sobre todo en el primer tiempo- estaba tan húmedo que el choque estuvo a punto de ser suspendido. En el descanso, con una diferencia de 20 puntos y el suelo casi seco, las partes decidieron seguir.

La ULB se sobrepuso a la derrota en Utrera de la semana precedente y eso que en gran medida como consecuencia de la epidemia de gripe que asola el vestuario desde hace dos semanas, los albinegros solo compitieron con seis jugadores.

El primer tiempo fue una caricatura, un simulacro de baloncesto. Para evitar resbalones -que los hubo- los equipos imprimieron un ritmo lentísimo, carente de penetraciones al aro y con defensas zonales. Era una lucha de tiradores en la que los de casa fueron ensanchando las diferencias muy poco a poco.

Problemas con el acta al margen, la diferencia en el descanso era de 20 puntos. Y con ese desnivel se inició una segunda entrega en la que en algún momento a los de casa les pasó factura la falta de efectivos, pero eso no se tradujo en momento alguno en que peligrase el resultado.

En el capítulo de destacados entre los de casa no debe pasar desapercibido que cinco de los que saltaron a la cancha –excepto Chernodolia– estuvieron en la misma más de treinta minutos y dos de ellos, Álex Valor y David Espadiña (MVP con 37 de valoración) no faltaron ni un segundo. Cándido Matoso, con ocho puntos y 23 rebotes para una valoración de 32 fue otro de los punteros.

Un error informático impidió que el acta estuviese a disposición de los medios. Por parte local jugaron: Hugo Tavío (16), Álex Valor (10), David Espadiña (18), Cándido Matoso (8), Alex Bak (14) -quinteto inicial- y Víctor Chernodolia (13).

Tanto la marcha de la jornada, como la clasificación y, en algún momento, la estadística oficial del encuentro se pueden consultar en este enlace

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios