UD Los Barrios - Arcos CF | La crónica (0-1) Sin pólvora no hay fortín

  • Los gualdiverdes no perdían en el San Rafael desde septiembre de 2018

  • Un fallo de Iván Villanueva permite adelantarse al Arcos

  • Segunda derrota en casa consecutiva de la Unión como local

Álex Vázquez cumplió su partido número 100 en Los Barrios. Álex Vázquez cumplió su partido número 100 en Los Barrios.

Álex Vázquez cumplió su partido número 100 en Los Barrios. / Juanjo Rodríguez

La Unión Deportiva Los Barrios perdió este domingo ante el Arcos CF (0-1) en el San Rafael, donde no conocía la derrota desde septiembre de 2018. El partido, el número 100 del capitán de los barreños, Álex Vázquez, estuvo condicionado por el tempranero gol del conjunto visitante, que aprovechó un error de Iván Villanueva para adelantarse en el marcador. El mal estado del césped, que no parecía estar listo aún para acoger un partido, y un árbitro permisivo, hicieron el resto.

El entrenador de la Unión, Álex Pallarés, no pudo contar una vez más con Álex Guti, y el equipo volvió a mostrar los problemas que tiene a la hora de generar ocasiones claras sin el habilidoso extremo en el campo. Ni Dani Guerrero, ni Legupín, ni Sergio Romero, titulares, fueron capaces de tirar a puerta en todo el encuentro. Tampoco Diawara ni Román (Facu ni siquiera tuvo tiempo), desde el banquillo, consiguieron inquietar a Lebrón.

La Unión salió con buenas intenciones, presionando a su rival y buscando llegar al área. Pero fue el Arcos, en el 14', el que aprovechó una de las pocas ocasiones de que dispuso. Un centro chut fácil que Villanueva despejó mal y Durán, dentro del área, aprovechó para adelantar al Arcos.

Los gualdiverdes se veían otra vez con un gol tempranero en contra que les obligaba a remontar, al igual que ante Antoniano, Rota, Puente Genil y San Roque de Lepe. De hecho, excepcionando los empates a cero ante Pozoblanco y Gerena , la Unión ha empezado por detrás en todos los encuentros desde la jornada octava, cuando venció al Xerez DFC.

Todo iba encaminado a un guión parecido a la jornada pasada. Luchar y empatar. En el minuto 21, Oñate disparó fuera tras un saque de esquina. Y en el 26', el meta visitante, Lebrón, tuvo que despejar un centro chut de Triunfo, en una de las pocas intervenciones que se le recuerdan. Unos minutos después, nuevo remate que la defensa visitante saca bajo la línea de gol.

Tras el descanso, el Arcos se echó atrás, como ya hicieron Pozoblanco o San Roque de Lepe, y la Unión empezó a llevar las manijas del juego. Siempre que el juego duro del rival o los resbalones por el estado del campo lo permitían. La primera ocasión fue para los arcenses, en un tiro desde la frontal de Quintana que salió rozando la escuadra izquierda de Villanueva. La réplica gualdiverde, un minuto después, cuando Oñate cabeceó fuera a la salida de un córner. 

Pallarés hizo cambios buscando un revulsivo, y metió en el campo a Diawara, buscando desequilibrar a la defensa rival. Por un momento parecía que el equipo podía reaccionar, pero todo quedó en un espejismo. La entrada de Román por Triunfo, que se retiró tocado, tampoco cambió nada. Aunque la Unión lo intentaba, siempre fallaban en el último pase. 

Así terminó el partido, con los gualdiverdes protagonizando un quiero y no puedo, mientras los arcenses se dedicaban a perder tiempo ante cualquier contacto y tapando con eficiencia cualquier posible lanzamiento de los locales.

La Unión cae al décimo puesto del grupo X de Tercera división, tras su segunda derrota consecutiva como local. Además, encadena ya siete partidos sin ganar, en los que ha encajado diez tantos y sólo ha anotado cinco, con una preocupante falta de acierto ante las metas rivales. Mientras, desde la grada, los aficionados cantaban añorando a Forján.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios