Vóley-Playa

El sanroqueño Adrián Gavira, clasificado para los Juegos de París

  • El taraguillero acude a su cuarta cita olímpica, que será la sexta para el incombustible Pablo Herrera

  • Superar la barrera de los octavos de final, el primer objetivo de la dupla

  • El doble éxito de Adrián Gavira

El olímpico sanroqueño Adrián Gavira

El olímpico sanroqueño Adrián Gavira

El jugador de vóley-playa sanroqueño Adrián Gavira estará, junto al castellonense Pablo Herrera (con el que forma tándem desde 2009), en los Juegos Olímpicos de París. Los que se desarrollan en Francia serán los cuartos Juegos del deportista de Taraguilla, que ya estuvo presente en los de Londres 2012, Río de Janeiro 2016 y Tokio 2020. Los sextos para su compañero de dupla, que establece así una marca histórica, pues se convierte en el primer deportista de esta modalidad deportiva en conseguirlo. El objetivo, dicen, superar la barrera de los octavos de final, aunque sin renunciar a nada. “Hay que ir paso a paso”.

Las buena nuevas también se adelantan a las previsiones. El calendario señalaba que Pablo Herrera y Adrián Gavira se jugarían el pasaporte para París entre los días 13 y 16 del presente mes de junio, en Jurmala (Letonia). Sin embargo los movimientos en el ránking permiten que la Federación Española haya confirmado a la pareja por excelencia del vóley-playa en España -justo después de caer en los octavos de final del Pro Tour Challenge de Jablonki (Polonia)- que está garantizada su presencia en el emblemático Campo de Marte, el estadio temporal construido frente a la Torre Eiffel, que será escenario de todas las pruebas de voléy-playa.

El vóley-playa español ya ha hecho historia en estos Juegos que aún están por comenzar. Entre Londres 2012 y Tokio 2020, las dos parejas nacionales fueron las mismas: la formada por Pablo Herrera y Adrián Gavira en el cuadro masculino, y Liliana Fernández y Elsa Baquerizo en el femenino. En este caso serán tres, ya que se une el equipo integrado por Tania Moreno y Daniela Álvarez.

Siempre hay que empezar pensando en las medallas”, advierte Adrián Gavira en unas declaraciones efectuadas a Eurosport. “Un deportista debe acudir a una competición aspirando a lo máximo, aunque somos conscientes de que, después de tres olimpiadas, ésta es la vez que podemos encontrar un cuadro masculino con más nivel".

“Excepto un par de equipos, el resto tiene potencial para colgarse una medalla olímpica perfectamente”, sostiene el tres veces campeón de Europa, con nueve títulos nacionales en su currículum.

“Eso supone que superar la fase de grupos ya sea un logro, pero también es verdad que a ojos de nuestros rivales somos un enemigo peligroso”, añade el sanroqueño. “Si conseguimos alcanzar nuestro máximo nivel somos una pareja difícil de batir”.

“Hay que ir paso a paso”, agrega Pablo Herrera, que presto ya a cumplir sus 42 años ha logrado cumplir el sueño confeso de consumar su retirada nada menos que en unos Juegos Olímpicos.

“Hay que ver primero qué composición tiene el grupo de la primera fase, qué rivales tenemos. Pero si conseguimos superarla, como dice Adri, hay que ir a por todas”, apostilla. “Hay que intentar pasar nuestra barrera, que en los Juegos han sido los octavos de final, y mirar para arriba”.

Veinticuatro equipos por género jugarán en estaoctava ocasión en la que el vóley-playa modalidad que se desarrollará entre el 27 de julio y el 10 de agosto. París 2024 será la  esté presente en los Juegos Olímpicos, ya que este deporte debutó en Atlanta 1996.

Brasil y Estados Unidos son las dos potencias tradicionales de este deporte. Brasil buscará redimirse después de no subir al podio olímpico por primera vez en Tokio 2020, mientras que Estados Unidos ha ganado siete medallas de oro en su historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios