Fútbol

La Segunda B de Balona y Algeciras arrancará el 27 de septiembre

  • La Andaluza maneja la misma fecha para el inicio de la Unión en Tercera

  • La División de Honor del San Roque, para el cuatro de octubre

Bandaogo persigue a Pablo de Castro en el Algeciras-Balona del pasado ocho de diciembre Bandaogo persigue a Pablo de Castro en el Algeciras-Balona del pasado ocho de diciembre

Bandaogo persigue a Pablo de Castro en el Algeciras-Balona del pasado ocho de diciembre

La Real Federación Española de Fútbol ha adelantado al fin de semana del 26-27 del próximo mes de septiembre el arranque de la temporada 2020-21 en la Segunda división B (en la que militan Real Balompédica Linense y Algeciras Club de Fútbol), según desvela la prensa vasca, que bebe de su Federación Territorial. La Andaluza también planea que la Tercera división (en la que jugará la Unión Deportiva Los Barrios), arranque en esa fecha mientras que la División de Honor (con el CD San Roque como representante del Campo de Gibraltar), lo haría los días 3-4 de octubre.

La Española tiene previsto mantener una reunión la próxima semana al término de la cual dará a conocer sus decisiones definitivas en cuanto a fechas y formato, momento que esperan muchos de los clubes, entre ellos Balona y Algeciras, para fijar el comienzo de sus respectivas pretemporadas, algo que todo indica que sucederá en la primera semana de agosto.

Es evidente, y más aún después de la continua aparición de rebrotes y de los hechos acontecidos en la última jornada de la Segunda división con el partido Deportivo de La Coruña-Fuenlabrada, que todas las decisiones de la Federación quedarán supeditadas al desarrollo de la pandemia generada por el Covid-19 (coronavirus). Precisamente la posibilidad de que pudiese producirse un repunte en el número de contagios que obligase a paralizar la competición propicia que los organismos competentes pretendan comenzar cuanto antes la liga.

El sistema de competición

Lo que sí parece estar ya totalmente decidido es que la categoría de bronce estará compuesta por 100 equipos divididos en diez grupos de diez (denominados subgrupos en el documento oficial), que jugarán 18 jornadas con el formato tradicional de liga a ida y vuelta. De esos diez subgrupos saldrán los clasificados para las tres fases definitivas: ascensos a Segunda, ascensos a Segunda B Pro y permanencias.

En principio, el sistema de competición al que han tenido acceso varios medios de alcance nacional refleja que los tres mejores de cada uno de los subgrupos (30 en total) pasen a cinco nuevos subgrupos de seis equipos cada uno. De esos cinco subgrupos se clasificarían los tres mejores más el mejor cuarto. Un total de 16 clubes, que se jugarían la tradicional fase de ascenso. Todos los que resulten perdedores de esta fase de ascenso a LaLiga SmartBank serían directamente equipos de Segunda B Pro.

Así pues, los 26 perdedores más los cuatros descensos desde Segunda formarían 30 equipos de la nueva categoría. Quedarían diez pendientes, que saldrían de una fase diferente: la fase de ascenso a Segunda B Pro. En ella combatirían los cuartos, quintos, sextos y séptimos de los diez subgrupos de la temporada regular. Los que no consigan subir garantizarían un año más su permanencia en Segunda B.

Por último, la fase de permanencia. Los tres peores equipos de cada uno de los subgrupos iniciales se disputarían el mantener la categoría, siendo esto más importante que nunca, porque lo contrario supone, de facto, descender dos divisiones, ya que la creación de la Segunda B-Pro convierte a la tradicional Segunda B en la cuarta (y no en la tercera como hasta ahora) categoría del balompié nacional.

El formato de Tercera división que maneja la Andaluza también baraja la posibilidad de que se creen subgrupos sin que hasta el momento se haya filtrado, más allá de rumores, qué solución plantea para la División de Honor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios