Unicaja - ULB | La crónica (64-55) La ULB se deja enredar por los chavales de Unicaja

  • Los linenses, que se van 11-25 al final del primer cuarto, caen de forma merecida en Málaga

  • Gastón Zalazar y David Espadiña, los más brillantes; pobre partido de Migliónico

Juan Antonio Cabeza da instrucciones en un tiempo muerto, este sábado en Los Guindos Juan Antonio Cabeza da instrucciones en un tiempo muerto, este sábado en Los Guindos

Juan Antonio Cabeza da instrucciones en un tiempo muerto, este sábado en Los Guindos

La Unión Linense de Baloncesto (ULB) ha arrancado este sábado su sexta temporada en la Liga EBA con una justa derrota en Los Guindos (Málaga) ante el filial de Unicaja (64-55). Los de La Línea, que protagonizaron un espectacular comienzo de partido y disfrutaron de una ventaja de 14 puntos se dejaron enredar en el baloncesto vertiginoso de toda la vida de la escuela malagueña, que le arrastró a la derrota.

La ULB aún está en pretemporada. O por lo menos lo está su baloncesto. Su cortísima preparación en lo que a amistoso se refiere y el todavía más complicado arranque de competición, en el que el Covid-19 le ha obligado a suspender dos partidos, le han pasado factura en el partido jugado en Málaga ante un Unicaja al que le ha bastado jugar según su manual porque los albicelestes entraron al trapo y quisieron vencerle en ese lenguaje. Y eso, con el talento que manejan los chavales, resulta complicado.

La ULB se colocó 11-25 al final del primer cuarto después de que su defensa hubiese forzado la precipitación de los casa. Fue un espejismo. Poco a poco Unicaja impuso su ritmo y fue el equipo linense el que quiso correr más de la cuenta, el que botaba más que pasaba y el que solo anotaba 9 puntos en el tercer periodo y 8 en el siguiente. Sus exteriores estaban muy por debajo de lo deseado. Ya al descanso se había marchado por detrás en el marcador (38-34).

El último cuarto, con parón por avería en la mesa incluido, fue un quiero y no puedo a pesar de los esfuerzos del gibraltareño Thomas Yome por darle impulso a los suyos (10 puntos, 5 rebotes). Los de Juan Antonio Cabeza nunca tuvieron a su alcance a su enemigo.

Dos datos hablan por sí solos. La ULB perdió más balones que el rival (16 por 22) y anotó 18 de 66 lanzamientos de campo. Con ese nivel de acierto es casi imposible lograr una victoria.

Salvo Gastón Zalazar (16 puntos, 15 de valoración) y David Espadiña (14 puntos, 11 rebotes, 16 de valoración) la aportación individual del resto fue más bien discreta. Mucho tiene que mejorar el pívot uruguayo Julio Migliónico (8 puntos, 2 rebotes, 5 de valoración) si quiere estar a la altura de los que le precedieron en ese puesto.

Los resultados de los encuentros de la tercera jornada en este grupo DA y la clasificación del mismo se pueden consultar en este enlace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios