Coronavirus Castellar no abrirá la piscina municipal este verano para evitar contagios

  • El Ayuntamiento asume la dificultad del protocolo contra el coronavirus y prioriza proteger la salud 

La piscina de Castellar. La piscina de Castellar.

La piscina de Castellar. / Ayuntamiento de Castellar

El Ayuntamiento de Castellar de la Frontera ha anunciado este viernes su decisión de mantener cerrada la piscina municipal durante la temporada de baño del verano de 2020. Tras varias semanas de estudio, el Consistorio toma esta determinación como "forma de prevenir posibles contagios por coronavirus" en esta instalación pública.

El pasado 14 de mayo, según explican los responsables municipales, los expertos de Salud Pública establecieron un protocolo de normas de uso de las instalaciones de piscinas en los que se determinan las acciones a realizar por los ayuntamientos. Según la valoración que hacen las autoridades chisparreras, dicho protocolo establece una serie de medidas que "generan demasiadas dificultades para una apertura segura y que no ponga en peligro a usuarios y trabajadores".

"El problema básico no tiene que ver con el agua, pues los desinfectantes normales que se aplican al agua de las piscinas bastan para eliminar el coronavirus. El problema reside en la necesidad de que los usuarios puedan mantener la distancia de seguridad para no favorecer la propagación del virus, los controles de higiene y limpieza además del control de aforo, muy limitado tanto en vaso de agua como en el resto de instalaciones actualmente del entre el 30 y 50%, llegando a que sólo pudiesen acceder entre 75 y 125 personas diarias", explican desde el Ayuntamiento de Castellar.

"Desde el Equipo de Gobierno se quiere prestar especial atención a que lo verdaderamente prioritario es proteger, en la medida de lo posible, la salud de los vecinos de Castellar de la Frontera y dadas las condiciones y la situación actual el Ayuntamiento no cuenta con las suficientes garantías para impedir posibles contagios", prosigue.

El alcalde, Adrián Vaca, manifiesta que ha sido una "decisión difícil" de tomar: "Hay decisiones que no son fáciles pero sí necesarias, para seguir preservando la salud de los chisparreros", ha subrayado el primer edil, que pide "responsabilidad para seguir con cero contagiados y juntos superar la pandemia para poder disfrutar de nuestra piscina en la próxima temporada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios