Campo de Gibraltar

El sueldo de los políticos enrarece el debate en el primer Pleno de la Mancomunidad

  • IU acusa al gobierno de PSOE y La Línea 100x100 de establecer un "chiringuito" y de promover la insolidaridad entre los municipios en favor de la ciudad linense

  • Juan Franco se muestra ofendido y ve un resentimiento en el partido de izquierdas por no sumarse a su pacto de concentración

  • El PP critica el aumento de las indemnizaciones por acudir a los plenos y juntas, que califica de "sobresueldos"

Los integrantes del Pleno de la Mancomunidad, este martes. Los integrantes del Pleno de la Mancomunidad, este martes.

Los integrantes del Pleno de la Mancomunidad, este martes. / Jorge del Águila

Comentarios 6

El sueldo de los políticos de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar ha marcado el debate en la primera sesión del nuevo mandato presidido por el socialista Juan Lozano. El presidente y los cuatro vicepresidentes que tendrán salario cobrarán en total 174.587 euros brutos al año, un 6% más que en el arranque del periodo anterior (en 2015, con 164.000 euros). El gobierno comarcal del PSOE y La Línea 100x100 ha justificado este incremento sobre la etapa del PP por equivaler a la revisión al alza marcada por los Presupuestos Generales del Estado para los cargos públicos.

Frente a estas explicaciones, el portavoz de Izquierda Unida, Juan Casanova, y el alcalde linense, Juan Franco (La Línea 100x100), han protagonizado tensas y broncas intervenciones cuando el primero ha acusado al gobierno comarcal de establecer un reparto de competencias y sueldos calificado como "chiringuito" para gestionar la entidad a costa de promover la insolidaridad entre las localidades para favorecer a La Línea.

Juan Franco, que se ha mostrado "indignado y ofendido" por el comentario, ha reprochado las formas de IU en el primer Pleno y lo ha achacado a un "resentimiento" porque los linenses no se sumaron a la propuesta de la formación de izquierdas de establecer un gobierno de concentración

Sueldos y cargos

El equipo de gobierno de la Mancomunidad tendrá cinco cargos con salario. El  presidente de la entidad, Juan Lozano, percibirá un sueldo bruto anual de 54.572 euros en catorce pagas por dedicación exclusiva. El vicepresidente del área de Servicios, Juan Macías, percibirá 48.006 euros brutos anuales por una dedicación exclusiva mientras que los otros tres vicepresidentes tendrán dedicación parcial al 50% con un salario de 24.003 euros brutos anuales para Noelia Moya, que dirigirá el área de Hacienda, Daniel Perea, en Cultura, y Jessica Barea, en Universidad. 

Además de estos cinco integrantes, el Pleno celebrado este martes ha aprobado el nombramiento de seis delegados especiales sin salario pero con derecho a compensación por su participación en plenos, juntas y comisiones. Se trata de Adrián Vaca (Servicios rurales), Andoni Carrión (Desarrollo Metropolitano), Javier Vidal (Medio Ambiente), Ana Ruiz (Turismo), Esperanza Montes (Empleo) y Juan Carlos Ruiz Boix (delegado especial para las relaciones con Gibraltar). 

El equipo de gobierno, a través de su portavoz, Noelia Moya (PSOE), ha defendido que salvo el incremento por la subida acumulada a través de los presupuestos (el equivalente a la revisión del IPC para los convenios en las empresas), el coste político es idéntico, si bien la estructura es diferente porque se opta por solo cinco cargos con sueldo para redistribuir el dinero. De ahí que el sueldo del presidente pase de 48.000 euros a los 54.000 que había criticado minutos antes la oposición. "No hay liberados de confianza y el dinero se reparte de otra forma", ha zanjado.

Desde el Partido Popular, Susana Pérez ha hecho hincapié en que conceptos como la indemnización por asistir a los plenos se han elevado notablemente, cuadruplicándose en el caso de las juntas de gobierno, para promover unos "sobresueldos" para los vocales socialistas y localistas linenses sin dedicación parcial ni exclusiva. Cada vocal que acuda a un Pleno percibirá 100 euros; otros 100 por ir a la junta de gobierno (antes 25) y 50 euros por cada comisión informativa (antes 25 euros). A estas compensaciones tienen derecho todos los vocales que no tengan otras retribuciones de la entidad. Según Pérez, de esta forma la factura final del funcionamiento de la entidad será más alta. El PP ha consultado, además, si es compatible la liberación al 50% de Noelia Moya con una dedicación exclusiva en el Ayuntamiento de Tarifa. 

El acuerdo para fijar los sueldos ha sido aprobado por el equipo de gobierno. IU, Adelante y Los Barrios 100x100 han votado en contra mientras que en el punto relativo a las compensaciones, votaron en contra IU, PP y Adelante. Los Barrios 100x100 se ha abstenido en este otro punto. 

Debate

El cruce dialéctico entre Juan Casanova y Juan Franco ha capitalizado los turnos de intervenciones. Casanova ha defendido en primer lugar la negativa a aprobar los salarios propuestos ha asegurado que retiraba "el margen de confianza" concedido al gobierno. "Suben los sueldos del presidente en los tiempos que corren. No es la mejor manera de demostrar responsabilidad. Este gobierno persigue el bien propio y ya que van a subir las tasas del agua, podrán subirlas un poquito más. Siento vergüenza ajena", ha comenzado Casanova, quien luego ha hecho alusiones directas a La Línea 100x100. "El vicepresidente también sube su sueldo en un acuerdo de La Línea a costa del Campo de Gibraltar y de otros municipios", ha asegurado Casanova. 

Para Casanova, el doble acuerdo en la Diputación y la Mancomunidad supondrá beneficios para La Línea a costa de los municipios más pequeños. "Es un acuerdo ignominioso", ha acusado. Y sobre la estructura con cinco cargos con salario más seis delegados especiales ha dicho: "Huele a chiringuito para repartirse el pastel". 

La réplica de Juan Franco no se ha hecho esperar. El alcalde linense ha contestado a IU por entender que su discurso estaba basado en el "resentimiento" por no haber firmado el acuerdo alternativo de gobierno "que se planteó tarde". "En cuatro años hemos demostrado nuestro compromiso con el conjunto de la comarca. Me siento ofendido. Nos atacan sin que hayamos tomado ni una medida y casi nos acusan de desviar fondos de la Mancomunidad a La Línea", ha comentado Franco, visiblemente molesto. "Es un discurso demagógico. Si me muerdo la lengua, me enveneno. Espero que podamos volver al tono institucional", ha conminado. 

En el segundo turno, los dos representantes han rebajado el tono aunque Casanova ha insistido en que el gobierno "escora" hacia La Línea mientras que Franco ha pedido "disculpas" por el acalorado tono de la intervención anterior. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios