Personajes Históricos del Campo de Gibraltar (XXXII) El general Copons, defensor de Tarifa en 1811

  • Francisco Copons y Navia recibió la Gran Cruz de la Orden Militar de San Fernando por su heroica defensa de la plaza de Tarifa así como la Gran Cruz de Carlos III

El general Francisco Copons y Navia, conde de Tarifa (Óleo de José Aparicio e Inglada, hacia 1815. Museo del Prado).

El general Francisco Copons y Navia, conde de Tarifa (Óleo de José Aparicio e Inglada, hacia 1815. Museo del Prado).

Francisco Copons y Navia nació en Málaga el 21 de agosto de 1764. Era hijo de Juan Oliver Copons Martínez, contador de Rentas Provinciales. Sus primeros estudios los realizó en su ciudad natal y en 1784 ingresó como cadete en la recién creada Academia Militar del Puerto de Santa María. Tres años más tarde obtuvo el grado de subteniente y, en 1791, el de segundo teniente. Cuando estalló la guerra de la Convención, en abril de 1893, se incorporó con su regimiento en las acciones de bloqueo y ataques a varios castillos del Rosellón. Entre julio y septiembre participó en otras acciones militares en las que destacó por su valor frente al enemigo. 

Por sus relevantes acciones fue ascendido, el 4 de septiembre de 1795, al grado de teniente coronel y, cuando se inició la guerra con Inglaterra, en el año 1800, con su regimiento de infantería Provincial de Málaga, se le encargó patrullar la costa de Cádiz para evitar el desembarco de la armada británica. Entre los años 1800 y 1808, desempeñó varios empleos, entre ellos el de Mayor de la Guardia personal de Francisco Godoy.

En 1807 obtuvo el grado de coronel de infantería, encontrándose en Madrid cuando acontecieron los sucesos del 2 de mayo de 1808. Conocedor de que en el Sur era donde se estaba preparando la resistencia contra los franceses, se dirigió a Sevilla y se incorporó a las tropas que estaba reuniendo el Comandante General del Campo de Gibraltar, Francisco Javier Castaños, poniéndose a sus órdenes y participando en la batalla de Bailén el 19 de julio. Luego, se desplazó con el ejército por el territorio nacional enfrentándose en varias batallas a los ejércitos de Napoleón. El 16 de marzo de 1810 fue ascendido a mariscal de campo por la Regencia, siendo destinado como Comandante General de las fuerzas establecidas en Cádiz, sitiada desde el 5 de febrero por los franceses.

Los generales de Napoleón tenían como uno de sus objetivos la toma de Tarifa, plaza estratégica situada entre Gibraltar y la zona gaditana. La población estaba defendida por los 1.300 hombres del general Copons, que habían entrado en la ciudad el 25 de octubre con el mandato de impedir a toda costa que la ocuparan los franceses, además de 1.700 soldados ingleses al mando del coronel Skerret. Antes de que se iniciara al ataque francés, Copons dio la orden de que la población civil se refugiara en la Isla de las Palomas para librarla del fuego artillero enemigo.

El 20 de diciembre del 1811, las tropas del mariscal Víctor pusieron cerco a la ciudad de Tarifa y al amanecer del día 29 comenzó el ataque bombardeando el tramo de muralla conocido como del Retiro, una de las zonas más débiles del recinto medieval y con un acceso más fácil para los asaltantes. A media mañana, los cañones de los sitiadores habían logrado abrir una brecha por la que esperaban penetrar los soldados del mariscal Víctor. Al día siguiente, el general francés Leval envió un mensaje a Copons conminándole a que se rindiera, a lo que el general español respondió que, aunque se había abierto una brecha en la muralla, lo encontraría a la cabeza de sus tropas para defenderla. El día 31, a las nueve y media de la mañana, los franceses atacaron la brecha con veintitrés compañías de granaderos y cazadores, apoyados por ocho mil hombres mandados por el general Chassereaux. El ataque se mantuvo durante buena parte de la mañana, hasta que los asaltantes se retiraron convencidos de que la férrea defensa de españoles e ingleses les impediría entrar en la ciudad por aquel lugar, no sin antes haber sufrido numerosas bajas entre muertos y heridos.

Grabado de Tarifa de David Roberts (1835). Grabado de Tarifa de David Roberts (1835).

Grabado de Tarifa de David Roberts (1835). / Colección de J. A. Patrón

En la noche del 4 al 5 de enero de 1812, después de diecisiete días de asedio, siete de ellos con la brecha en la muralla abierta y expuesta al asalto de los enemigos, considerando el general Leval que no podría vencer la resistencia de los sitiados, ordenó la retirada de las tropas de asedio. Los franceses, en su repliegue, dejaron abandonada la mayor parte de su artillería, consistente en cuatro cañones de a 16, tres de a 12 y dos obuses de 9 pulgadas.

Pasados dos meses, la Regencia nombró a Copons Comandante General interino del reino de Valencia a las órdenes del general José O'Donnell. El 2 de diciembre de 1812 fue nombrado Comandante General del Principado de Cataluña en sustitución de Luis de Lacy y, el 17 de febrero del año siguiente, fue promocionado por la Regencia al empleo de teniente general “en consideración al particular mérito y distinguidos servicios prestados.” El 28 de febrero, el barón de Eroles le impuso, en el cuartel general de Vich, la Gran Cruz de la Orden Militar de San Fernando “por su heroica defensa de la plaza de Tarifa”.

Acabada la Guerra de la Independencia, el rey Fernando VII regresó a España en mayo de 1814 e instauró el régimen absolutista. El rey, que había estado encarcelado por Napoleón en Francia, entró en Cataluña, siendo recibido por Copons junto al río Fluviá con una vistosa parada militar. Fernando VII, ese mismo día, le concedió la Gran Cruz de Carlos III.

Monumento al General Copons, erigido en Tarifa en el año 2012 para conmemorar el Bicentenario de su defensa de la ciudad frente al ejército francés (Escultor: Alberto Germán Franco). Monumento al General Copons, erigido en Tarifa en el año 2012 para conmemorar el Bicentenario de su defensa de la ciudad frente al ejército francés  (Escultor: Alberto Germán Franco).

Monumento al General Copons, erigido en Tarifa en el año 2012 para conmemorar el Bicentenario de su defensa de la ciudad frente al ejército francés (Escultor: Alberto Germán Franco).

El 23 de diciembre de 1815, el Cabildo de Tarifa solicitó al rey que nombrara a Francisco Copons regidor perpetuo del Ayuntamiento de la ciudad “como prueba -decía el escrito- de gratitud al digno jefe que gloriosamente defendió esta plaza en diciembre del año once”.

Sin embargo, el 4 de junio de 1814, es probable que por haber manifestado públicamente sus simpatías por la Constitución de 1812, fue destituido y confinado en el cuartel Sigüenza durante dos años y medio. Pero, en mayo de 1818, el rey lo nombró gobernador de la ciudad de Barcelona y, en 1820, le concedió la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Aunque, tras el levantamiento liberal del general Riego en las Cabezas de San Juan en 1820 y la proclamación de la Constitución de 1812, fue destituido, siendo rehabilitado en enero de 1821. Entre junio y septiembre de dicho año ocupó el cargo de Jefe Superior Político de Madrid y, en agosto de 1822, se le designó Capitán General de Castilla la Nueva. No obstante, con el final del Trienio Liberal y el retorno del absolutismo, en 1823 -quizás por considerar Fernando VII una traición que hubiera aceptado cargos de relevancia durante el régimen liberal y acusado, también, de pertenecer a la masonería-, fue desposeído de sus títulos y encarcelado.

En el año 1833, una vez restaurado el régimen liberal tras la muerte de Fernando VII, la reina regente, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, restituyó a Copons todos los honores militares que había recibido con anterioridad. En 1836 se le concedió el título de conde de Tarifa en remuneración por los sobresalientes servicios prestados a la Nación durante la pasada Guerra de la Independencia y, especialmente, por la heroica defensa que hizo de la ciudad del Estrecho sitiada y asaltada por las tropas francesas.

Recinto fortificado de Tarifa. Señalada con una flecha la puerta del Retiro o de Algeciras en cuyo tramo de muro los franceses concentraron su ataque. Recinto fortificado de Tarifa. Señalada con una flecha la puerta del Retiro o de Algeciras en cuyo tramo de muro los franceses concentraron su ataque.

Recinto fortificado de Tarifa. Señalada con una flecha la puerta del Retiro o de Algeciras en cuyo tramo de muro los franceses concentraron su ataque. / Fotografía de Jean Laurent hacia 1876

La ciudad de Tarifa le rindió un emotivo homenaje cuando se conmemoró el Bicentenario de su gesta y el Ayuntamiento erigió un monumento, ubicado cerca del lugar donde la muralla tarifeña sufrió el embate del enemigo. La estatua representa al general Copons de pie, sosteniendo en la mano derecha la carta que le enviara el general Leval proponiéndole la rendición de la plaza y con la mano izquierda sobre la empuñadura de su sable como señal de su decisión de no capitular y de defender el enclave con las armas.

El Teniente General Francisco Copons y Navia falleció en Madrid el día 18 de diciembre del año 1842.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios