Campo de Gibraltar

Los pantanos de la comarca afrontan el verano al 41,3% de su capacidad

  • La cantidad está muy por debajo de la media de los 10 últimos años, que es del 77,36%

El embalse de Charco Redondo y el puente de la A-381, desde la antigua C-440. El embalse de Charco Redondo y el puente de la A-381, desde la antigua C-440.

El embalse de Charco Redondo y el puente de la A-381, desde la antigua C-440. / Erasmo Fenoy

Los embalses del Campo de Gibraltar afrontan el verano de 2020, que entra oficialmente el próximo 20 de junio, en cifras mínimas. Los pantanos de Charco Redondo (Los Barrios), Guadarranque (Castellar de la Frontera) y Almodóvar (Tarifa) están al 41,3% de su capacidad con 72,23 hectómetros cúbicos de agua embalsada sobre un total de 175. La situación ya era grave al inicio de la primavera, cuando estaban al 43,5%, el nivel más bajo en más una década.

En los últimos dos meses y medio las lluvias no han sido lo suficientemente abundantes para paliar la situación de los pantanos, que afrontan el verano con una situación preocupante, máxime teniendo en cuenta que el año pasado los embalses estaban al 66,54% de su capacidad con 116,44 hectómetros cúbicos almacenados. El pantano del Guadarranque cuenta con 39,99 hectómetros cúbicos (45,6%), Charco Redondo tiene 29,6 (el 36,27% de lo que puede albergar) y el de Almodóvar tiene 2,64 hectómetros cúbicos, un 46,48%. 

Con estas reservas, habría agua suficiente para un año y medio de consumo en el hipotético caso de que no se produjeran nuevas precipitaciones, puesto que el Campo de Gibraltar demanda de media unos 60 hectómetros cúbicos cada doce meses. 

El dato está bastante lejos de la media de los últimos 10 años, que está en el 77,36% de la capacidad total de los tres embalses. El nivel del Guadarranque en este periodo de tiempo ha sido del 80,7%, Charco Redondo ha estado en el 73,6% y el de Almodóvar ha tenido de media 4,49 hectómetros cúbicos, el 79% de su capacidad.

Limitación al riego

Ante esta situación, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible anunció el pasado 1 de mayo, tras un año previo con bajas precipitaciones, que iba a realizar un "ajuste de las opciones de riego", en coordinación con los usuarios, para "garantizar el recurso para consumo humano y preservarlo en condiciones de escasez".

La Consejería activó por primera vez los comités de gestión de las cuencas hidrográficas de la provincia, los de Guadalete, Barbate y Campo de Gibraltar, este último perteneciente a las cuencas mediterráneas andaluzas desde una "apuesta firme de la Junta de Andalucía por la participación pública en la toma de decisiones en materia de agua en la provincia de Cádiz".

Los comités de gestión de las cuencas hidrográficas intracomunitarias son órganos de participación que el anterior Ejecutivo andaluz creó en el año 2015, pero que ni los convocó ni los puso en marcha.

"El equipo que dirige la consejera Carmen Crespo está apostando firmemente por la participación pública en la toma de decisiones en materia de agua, no solo a través de la puesta en marcha del Pacto Andaluz por el Agua, sino también activando ahora todos los comités de gestión de las cuencas internas", explicó la consejería en una nota de prensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios