Narcotráfico | Operación Busycon Cinco toneladas de hachís intervenidas y ocho detenidos en una operación de la Guardia Civil

  • Uno de los principales arrestados está relacionado con el Clan de los Castañas

Momento de una de las detenciones efectuadas por la Guardia Civil.

Momento de una de las detenciones efectuadas por la Guardia Civil. / GC

La Guardia Civil ha detenido a ocho personas y ha intervenido casi cinco toneladas de hachís en la operación Busycon, en la que uno de los principales detenidos es un ciudadano español de origen marroquí relacionado con el Clan de los Castañas. La intervención ha sido organizada por el Equipo Contra el Crimen Organizado de la Unidad Central Operativa UCO), con la participación de agentes de la Unidad Especial de Intervención (UEI), Grupo de Acción Rápida (GAR), así como otras unidades de las Comandancias de la Guardia Civil de Cádiz, Málaga y Almería.

El detenido relacionado con los Castaña está considerado por los agentes como uno de los narcotraficantes más activos en las costas andaluzas. "Siempre desde un perfil muy discreto, ha controlado y organizado la introducción en nuestro país de grandes remesas de hachís, habiéndole intervenido en un procedimiento anterior 32 narcolanchas", ha subrayado la Guardia Civil. También ha sido arrestado un italiano buscado por las autoridades de su país por su pertenencia a la Camorra Napolitana, asociación de tipo mafioso, homicidio y posesión ilícita de armas, entre otros delitos.

Agentes de la UCO de la Guardia Civil, que ha llevado a cabo la operación Busycon, tuvieron conocimiento a mediados del pasado año de la existencia de una organización criminal dedicada al transporte de grandes cantidades de hachís desde Marruecos a España, desde donde posteriormente la distribuían a distintos países europeos. En el transcurso de la investigación, los agentes de la UCO se centran en una serie de personas españolas, marroquíes e italianas que podrían estar iniciando los contactos necesarios para la compra de una gran remesa de estupefaciente e introducirla en España mediante narcolanchas y barcos pesqueros de forma inminente. El pasado domingo los agentes interceptaron el intercambio de la droga en Conil de la Frontera y detuvieron in fraganti a varias personas relacionadas con estos hechos.Unas detenciones que llevaron a practicar varios registros domiciliarios en las localidades malagueñas de Marbella y Estepona, donde se produjeron más arrestos e intervinieron más de 200.000 euros en efectivo, joyas, vehículos y abundante material informático y tecnológico. Los ocho arrestados han sido puestos a disposición judicial y se ha decretado prisión incondicional para seis de ellos. Ha quedado en libertad una detenida menor de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios