Memoria 2018 Las industrias de la AGI aumentan ingresos pero pierden rentabilidad

  • El sector campogibraltareño cerró 2018 con 9.762 millones de ingresos y 964 de beneficios

  • El empleo sobrepasó las 9.500 personas

  • Las empresas demandan agilidad burocrática

Foto de familia en la presentación de la memoria de la AGI 2018 Foto de familia en la presentación de la memoria de la AGI 2018

Foto de familia en la presentación de la memoria de la AGI 2018

La industria del Campo de Gibraltar rompió el pasado año la senda al alza que había venido recorriendo durante los tres ejercicios anteriores. Sí crecieron los ingresos de la mano del alza del precio de las materias primas, principalmente el crudo, pero vio caer su rentabilidad, con un descenso en resultados que se reflejó en 1.074 millones de Ebitda y 1.500 millones de VAB.

En un ejercicio en el que la economía mundial perdió impulso, el aumento del precio de las materias primas supuso el segundo crecimiento consecutivo de la cifra de ingresos en las empresas campogibraltareñas, hasta llegar a 9.762 millones de euros, un 16% más que el año anterior. El 64% de esos ingresos procedieron del refino de petróleo, seguido en importancia por la petroquímica (12,53%) y la metalurgia (14,68%). Por contra, el resultado neto del ejercicio cayó respecto al buen dato registrado en 2017 (1.301 millones de euros), quedándose en 964 millones de euros. Una cifra por otra parte que supone el triple de lo que registraban las industrias hace solo cinco años. También descendieron el Ebitda y el VAB, que habían registrado movimientos al alza durante los años anteriores.

Las empresas de la Asociación de las Grandes Industrias (AGI) del Campo de Gibraltar han presentado las principales magnitudes de su actividad durante el pasado año en presencia del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y otros representantes políticos. Y entre los datos recopilados, el presidente de la AGI, Miguel Pérez de la Blanca, destacó el esfuerzo inversor de las empresas, con 363 millones ejecutados, un 13% más que el año anterior. Aunque la gran inversión de la industria está por venir: Cepsa tiene previsto emplear casi 1.000 millones de euros en su proyecto de fondo de barril, que como recordó el también director de la refinería Gibraltar-San Roque, “posicionará a la refinería sanroqueña en una situación de fortaleza presente y futura”. Las industrias, remarca la memoria, han hecho una apuesta por incrementar la productividad y competitividad y mejorar la seguridad laboral y el impacto ambiental que se traduce en 2.639 millones invertidos en la última década.

Memoria anual de la AGI 2018 Memoria anual de la AGI 2018

Memoria anual de la AGI 2018 / Miguel Guillén

El impacto de la actividad de la AGI en el Campo de Gibraltar, sumando los efectos directos, indirectos e inducidos, se tradujo en un VAB de 2.430 millones y más de 19.000 empleos. De ellos, casi 10.000 corresponden a las plantillas propias de las fábricas. En concreto, las industrias emplearon a 4.459 personas de forma directa, mientras otras 5.080 estuvieron contratadas en las empresas auxiliares. Eso supone un crecimiento del 1,7% en la cifra total de empleo. El 93% de los empleados de plantilla son indefinidos.

Las empresas aprovecharon para reivindicar una vez más la renovación de la línea Algeciras-Bobadilla, para impulsar un transporte ferroviario casi inexistente en la actualidad por la falta de infraestructuras adecuadas y que es clave para seguir potenciando el crecimiento de un puerto que sobrepasó los 106 millones de toneladas movidas en 2018. El presidente andaluz se sumó a la reivindicación, asegurando que “haré todo lo que esté en mi mano para reclamar al Gobierno de la nación la mejora de las conexiones ferroviarias tan necesarias para la comarca”.

Las industrias también aprovecharon su presencia allí para hacer hincapié en otro problema eterno para el empresariado: la “ineficiencia administrativa”. “La atracción de nuevas inversiones requiere previamente seguridad en su tramitación, ya que ha de cumplir con unos presupuestos y unos plazos. O hacemos coincidir las ventanas o perderemos oportunidades”, remarcó Pérez de la Blanca. Juanma Moreno también recogió ese guante, recordando las medidas que está impulsando la Junta de Andalucía: la creación de un grupo de trabajo para estudiar cuáles son los problemas existentes y la apuesta por la figura del project manager, una sola persona que sea la encargada de gestionar un proyecto hasta el final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios