Sucesos

Pasan a disposición judicial los ocho detenidos por la muerte de los dos guardias civiles en Barbate

Llegada de uno de los detenidos por la muerte de dos guardias civiles en Barbate.

Llegada de uno de los detenidos por la muerte de dos guardias civiles en Barbate. / Román Ríos/EFE

Los ocho detenidos por la muerte de dos agentes de la Guardia Civil a los que arrollaron con una narcolancha en Barbate el pasado viernes han pasado esta mañana a disposición del juez que instruye el caso.

Los detenidos han entrado poco antes de las 11:00 en el juzgado por la puerta de atrás del edificio, una situación que no ha impedido que varios vecinos que se encontraban en las inmediaciones les hayan increpado y gritado "asesinos", "criminales", y "ojalá os pudráis en la cárcel" en el momento en que llegaban.

Se trata de los seis tripulantes de la narcolancha que a ultima hora de la tarde del viernes arrolló a la patrullera de la Guardia Civil que se dirigía a identificarles y otros dos detenidos que fueron a buscar a algunos de los tripulantes de la embarcación a la localidad de Sotogrande.

A los seis tripulantes de la narcolancha, la Guardia Civil les imputa dos delitos de homicidio y lesiones graves a agentes de la autoridad, ya que ademas otros dos agentes resultaron heridos en el momento de los hechos que acabaron con la vida de dos de sus compañeros.

Respecto a los dos detenidos por ir a recoger en coche a los tripulantes se les imputa delitos de encubrimiento y de resistencia grave a agente de la autoridad.

Medios de comunicación esperan a el traslado de los detenidos en los juzgados de Barbate. Medios de comunicación esperan a el traslado de los detenidos en los juzgados de Barbate.

Medios de comunicación esperan a el traslado de los detenidos en los juzgados de Barbate. / Manuel Aragón Pina

Entre los seis detenidos que se encontraban a bordo de la narcolancha está su piloto, Francisco Javier M.P., Kiko El Cabra, de 46 años, de La Línea de La Concepción y con antecedentes por resistencia, desobediencia y blanqueo de capitales.

Hacía solo diez días que uno de sus mejores amigos relacionado con las redes de tráfico de hachís murió en otra 'goma' que embistió a la Guardia Civil en Sanlúcar de Barrameda.

Los dos guardias civiles asesinados, que fueron enterrados ayer en Cádiz y Pamplona, eran Miguel Ángel González y David Pérez, cuyas muertes ha generado un gran impacto en las asociaciones de guardias civiles, que han denunciado la situación en la que están trabajando los agentes en esta zona.

Además, como consecuencia de la embestida de la narcolancha a la embarcación en la que navegaban los agentes han resultado heridos otros dos guardias civiles, uno de gravedad y otro leve. El primero de ellos está hospitalizado y evoluciona positivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios