Operación Dismantle Dieciséis detenidos en la operación contra el clan de los Castañas, a prisión provisional

  • El número de detenidos asciende a 50, de los cuales 24 han pasado ya a disposición judicial

  • Antonio Tejón declarará esta tarde ante el juez, que decidirá si vuelve a entrar en la cárcel

Llegada a los juzgados de los detenidos en la operación Dismantle contra el clan de los Castañas Llegada a los juzgados de los detenidos en la operación Dismantle contra el clan de los Castañas

Llegada a los juzgados de los detenidos en la operación Dismantle contra el clan de los Castañas

Dieciséis de los detenidos en la operación Dismantle de la Guardia Civil, destinada a desarticular la organización presuntamente liderada por los Castañas, han sido enviados ya por el juez a prisión provisional. El titular del Juzgado de Instrucción 5 de Algeciras ya ha tomado declaración a 24 de los 50 detenidos en el operativo iniciado el pasado lunes.

Entre los que aún tienen que pasar ante el juez está Antonio Tejón, el Castaña, que fue detenido el lunes en La Línea cuando acudía a firmar al juzgado, ya que se encuentra en libertad provisional. Se espera que declare por la tarde ante el juez, que tendrá que decidir si vuelve a prisión.

Tejón había sido puesto en libertad el pasado 2 de julio después de cumplir dos años en prisión provisional, el máximo que marca la ley. Nada más abandonar la prisión de Albolote (Granada) fue arrestado por otra causa, aunque puesto en libertad bajo fianza pasados dos días. Ahora está a un paso de volver a un centro penitenciario ya que la Operación Dismantle es una investigación completamente independiente, según la Guardia Civil, por lo que hay margen legal para establecer una nueva medida de prisión provisional aun habiendo cumplido el periodo máximo de dos años en la cárcel por otra causa.

Desde marzo

La operación Dismantle (desmantelar, en español) se inició el pasado mes de marzo cuando la Benemérita tuvo conocimiento de la existencia un narcoembarcadero situado en la playa de Palmones, desde donde se estaban botando embarcaciones semirrígidas de potentes motores, conocidas como gomas.

Tras meses de investigación se averiguó que la organización funcionaba a modo de cooperativa y contaba con dos ramas operativas y otra de logística. Cada una de las ramas operativas contaba con una "sucursal" en caso de que la presión policial les impidiera operar en su zona de confort, operando en el río Guadalquivir y Huelva.

La rama de logística se dividía a su vez en otras tres: la de los narcoembarcaderos, la de cambios de tripulación y los repostajes y, por último, la de adquisición de las gomas.

En Ciudad Real, la organización contaba con una empresa de transporte que recogía las embarcaciones en la costa para prepararlas y así evitar la presión que tenían de la Guardia Civil en Andalucía.

En la fase de explotación han participado 400 guardias civiles de las comandancias de Algeciras, Málaga, Cádiz, Huelva, Sevilla y Ciudad Real, así como del CCON-SUR, OCON-SUR, GAR, Servicios Aéreo y Servicio Marítimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios