Coronavirus TTI Algeciras mantiene su actividad tras el primer mes del estado de alarma

Actividad en TTI Algeciras. Actividad en TTI Algeciras.

Actividad en TTI Algeciras.

TTI Algeciras, la terminal semiautomática de contenedores del Puerto de Algeciras, ha mantenido unos niveles de actividad normalizados durante el primer mes de aplicación del estado de alarma en España, según ha explicado en una nota la compañía que opera la explanada de Isla Verde Exterior.  

La dirección de la terminal ha subrayado que el flujo de mercancías se ha mantenido en TTI Algeciras mientras que la importación y exportación sigue evolucionando con normalidad. "Sólo en el periodo comprendido entre el 30 de marzo y el 9 de abril en el que han tenido lugar tanto la paralización total de cualquier actividad no esencial en España, así como la Semana Santa, se ha notado una ligera bajada que ya se ha vuelto a recuperar", han precisado. 

Los recientes días festivos han influido también en esta ralentización a pesar de que la terminal decidió esos días seguir atendiendo el transporte por carretera para mantener abastecido el mercado local.

Desde TTI Algeciras detallan que aún con el estado de alarma, la terminal trabaja 24 horas para garantizar la prestación de un servicio esencial y necesario, tal y como sucede con otras muchas actividades del Puerto de Algeciras.

Medidas de prevención

Para prestar el servicio con garantías, el personal de oficina trabaja desde el primer día de forma remota desde sus casas gracias al esfuerzo del equipo de sistemas, mientras que el personal propio que trabaja a turnos está al 100% presente en la terminal siguiendo protocolos de trabajo especiales.

Los turnos del personal propio de la terminal se han adaptado para tener el menor número de personas diarias en las instalaciones, pasando de las habituales ocho horas a realizar turnos de doce horas seguidas. De esta forma cada día hay únicamente dos turnos de personal propio, en vez de los habituales tres, que comienzan a las 7:00 y a las 19:00.

Al ser obligatorio mantener una distancia mínima, los entornos de trabajo se han reorganizado para disponer de más de dos metros de separación entre personas que trabajan en un mismo edificio y se evita cualquier saludo físico y la interactuación entre grupos de personas.

Desde el primer día se han estado adoptado procesos mejorados de limpieza y desinfección de los entornos de trabajo y también de la maquinaria operativa que maneja la estiba.

Los primeros días se procedió a hacer una desinfección a fondo de todos los sistemas de ventilación de los edificios. Asimismo, un grupo de quince personas contratadas exclusivamente para estas tareas, se dedica cada día a la desinfección sistemática a la finalización de cada turno de trabajo tanto del personal propio como del personal estibador, con el objetivo de dejar las instalaciones en perfecto estado de desinfección para que el personal pueda trabajar de forma tranquila y segura.

Se higienizan teclados, teléfonos, pomos, mesas, sillas, puertas y cualquier superficie de contacto. Durante estas tareas de limpieza, el relevo de los turnos del personal se realiza fuera de los entornos de trabajo donde se esté realizando la desinfección. En el caso de la maquinaria y los vehículos que utiliza la estiba, además incluyen un precinto por cabina para garantizar al estibador que los equipos de limpieza han finalizado su tarea y que la maquinaria está lista para su uso al comienzo de cada turno de trabajo o con cada pase de buque.

Asimismo, hay desinfectantes de manos con todas las certificaciones y garantías repartidos por toda la terminal, incluyendo edificios y cabinas de grúas, con el fin de ayudar a los trabajadores a mantener una buena higiene de manos.

Como consecuencia de los protocolos sanitarios implantados, los turnos de trabajo de la estiba también se han adaptado. Los turnos, que habitualmente comienzan a las 2:00, 8:00, 14:00 y 20:00 se han reducido de seis a cinco horas. Todas las operaciones se detienen 30 minutos antes del final y se inician 30 minutos después del comienzo de cada turno.

La dirección de la terminal se comunica diariamente para tomar decisiones críticas sobre los empleados y la operativa y está sincronizada las 24 horas con la Autoridad Portuaria de Algeciras y Capitanía Marítima desde donde se recibe información diaria sobre el estado de salud de los miembros de la tripulación de los buques que tienen previsto escalar en los muelles.

"Está totalmente restringido el desembarco de los miembros de la tripulación de los portacontenedores a menos que se den casos específicos, como visitas médicas urgentes o por cuestiones estrictamente legales. En cualquier caso, estas excepciones deben comunicarse previamente a través del representante de la naviera en el Puerto de Algeciras", apostillan desde TTI.

Se ha limitado al máximo el acceso del personal propio de la terminal al buque y la documentación que es necesaria intercambiar entre barco y terminal se deja en la escala de acceso dentro de una bolsa cerrada, donde la recoge la tripulación siguiendo en todo momento las recomendaciones de protección y distanciamiento social.

"La estiba sube al barco con todos los elementos de protección para realizar las necesarias labores de trinca y destrinca de los contenedores a bordo y mientras tanto, la tripulación permanece recluida en el puente para evitar contactos. Éstos únicamente acceden a cubierta para revisar que todo se haya realizado de forma correcta durante la hora de parada entre turno y turno de la estiba", especifican.

Aunque los procesos de trabajo y la rutina se han visto afectadas durante este último mes, "los ánimos siguen arriba por la consciencia de estar realizando una tarea fundamental para el resto de nuestra comunidad".

Nuevos servicios

En el mes de abril se ha incorporado a TTI Algeciras un servicio regular clave operado por las navieras CMA CGM y A.P. Moller-Maersk que une el Estrecho de Gibraltar con la costa este de Sudamérica. Se espera además que durante el mes de mayo inicie su andadura un servicio de nueva creación que estará operado por la japonesa ONE, la china Cosco y la taiwanesa Yang Ming y que enlazará la costa este de Estados Unidos con el Mediterráneo oriental.

La primera terminal semiautomática del Mediterráneo y sur de Europa, con más de 25 navieras escalando en sus muelles, logró alcanzar desde que inició operaciones en 2010, los 10 millones de contenedores en cifras acumuladas totales a finales de 2019, en un año record en volumen tanto de transbordo como de import-export.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios