Campo de Gibraltar

El centro de formación profesional para la industria abrirá este año

  • Empleo lo instalará en la antigua sede de FPE de Algeciras

  • La comarca tendrá otros tres espacios formativos: sobre turismo en San Roque y Tarifa y uno para atención a la dependencia

El centro de formación profesional para la industria abrirá este año El centro de formación profesional para la industria abrirá este año

El centro de formación profesional para la industria abrirá este año

El Campo de Gibraltar verá cubierta este año una antigua reivindicación: la apertura de un centro de formación destinado a preparar a trabajadores para las industrias instaladas en la Bahía. La Junta de Andalucía prevé abrir en este 2018 un centro de certificación profesional en Algeciras que, de acuerdo con las propias empresas, imparta exactamente las especialidades que estas demandan. Será el primero de una red de centros que la Consejería de Empleo irá desarrollando en la comarca: habrá otros dos dedicados al turismo, en San Roque y Tarifa, y un tercero para formar en la atención a la dependencia, con ubicación todavía por determinar. En total, en la provincia habrá 16.

Estos centros están destinados a cubrir la demanda concreta del sector empresarial a través de los llamados certificados de profesionalidad. En todos ellos se parte de un debate con los distintos sectores para conocer sus necesidades específicas, debate que en el caso de la industria campogibraltareña ya está finalizado. La Asociación de Grandes Industrias ha preparado un catálogo de especialidades adaptadas a los requerimientos concretos de las industrias instaladas en la comarca y en breve se lo entregará a la Consejería de Empleo. En paralelo, la Delegación Territorial de Empleo de Cádiz ha ido trabajando en la preparación de una ubicación; en este caso se ha optado por utilizar las instalaciones del centro de formación para el empleo Punta Europa, cerrado en la actualidad. La Administración autonómica se encargará de equipar el centro con los materiales necesarios y tras ello sacará a concurso la formación, para que empresas especializadas se hagan cargo de ella.

Un proceso que la delegada territorial de Empleo, Gema Pérez, espera tener culminado este año. "Estamos pendientes de que se apruebe una modificación presupuestaria de fondos europeos para poder empezar a utilizar el dinero", explica, pero "nuestra idea es comenzar este mismo año a impartir formación en los centros de nuestra titularidad". Ese es el caso de Algeciras, un centro que responde a la demanda de industrias y sindicatos de formar a los vecinos de la comarca para que sean ellos los que cubran los puestos de trabajo que surjan en la industria y así reducir los altos niveles de paro existentes en la zona. "Queremos poner en marcha una formación para el empleo que de verdad lo genere", destaca Pérez.

Una vez esté cerrada la programación y completamente puesto en marcha el centro de Algeciras -"es prioritario", remarca la delegada- se verá si es necesario ampliar espacio para cubrir la demanda. Ahí entraría en juego la oferta que hizo hace unos días el Ayuntamiento de San Roque, que propuso al Clúster Marítimo Industrial la instalación de un espacio de formación del sector industrial y naval en el municipio. "Podríamos ver qué instalaciones tiene, porque un requisito básico es que los municipios tienen que ceder las sedes a la Junta para que esta pueda equipar los centros", señala Pérez.

La especialización es la clave de este tipo de centros, para adaptar la oferta a cada circunstancia. Así, en el caso de los espacios dedicados al turismo, que están ahora en el proceso de reuniones para conocer los requerimientos de las empresas, " en Sotogrande las necesidades son distintas que en Grazalema, por lo que la formación también lo será". Así, en las urbanizaciones sanroqueñas se requiere la figura del polimantenedor, un trabajador con conocimientos de múltiples materias (jardinería, fontanería, bricolaje). Y esa figura está bloqueada en el catálogo de especialidades del Ministerio de Empleo. En Tarifa los requerimientos serán distintos, más en la línea de otros centros costeros como los previstos en Chiclana, El Puerto de Santa María o Sanlúcar.

Son algunos ejemplos de un modelo formativo que la Junta quiere expandir por toda la provincia con cargo a la Iniciativa Territorial Integrada (ITI). Empleo cuenta con diez millones de euros de fondos Feder para equipar los centros y otros doce del Fondo Social Europeo para impartir la formación, aunque esta última cifra va a aumentar. Con este dinero se pondrán en marcha los 16 centros que la Consejería tiene previstos en la provincia de Cádiz, proyectos piloto de un sistema que "se quiere extrapolar a otras provincias porque es el que está en la base de la formación profesional del futuro".

A este respecto, la delegada llama la atención sobre la necesidad de reformar el catálogo de especialidades del Servicio Público de Empleo Estatal. En ocasiones los sectores productivos no encuentran los oficios que necesitan, por ejemplo, tonelero en el caso del marco de Jerez o petaquero en el de Ubrique. Pero la normativa "también está obsoleta en cuanto a los requisitos que demanda a las especialidades; por ejemplo, requiere dos aulas independientes para informática e idiomas, que podrían impartirse en una sola. Los pequeños municipios se quedan así fuera, porque no tienen tanto espacio físico". Ven limitadas sus posibilidades, algo que ha ocurrido en el caso de La Línea, apunta frente a las críticas populares porque no se ha adjudicado ninguna escuela taller al municipio responde: "El Ayuntamiento no la ha solicitado. No tienen instalaciones homologadas".

El resultado es el problema que han tenido con talleres de empleo y escuelas taller en la provincia, en la que se ha adjudicado poco más de la mitad del presupuesto disponible porque "muchos proyectos no cumplían los requisitos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios