Brexit El Congreso de los Diputados da el visto bueno al tratado fiscal sobre Gibraltar

  • La enmienda a la totalidad de Vox, con el apoyo del PP, es rechazada con 201 votos en contra y 138 a favor

Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores de España. Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores de España.

Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores de España. / Efe

El tratado fiscal firmado hace más de un año por los gobiernos de España y Reino Unido sobre Gibraltar ha obtenido el visto bueno del Congreso de los Diputados tras rechazar una enmienda a la totalidad presentada por Vox que ha recibido el apoyo del Partido Popular. Ahora comienza su trámite parlamentario que la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, espera que esté culminado en el mes de octubre.

La enmienda a la totalidad de Vox ha recibido el apoyo de 138 diputados (34 presentes y 104 por vía telemática), la negativa de 201 parlamentarios (48 y 153) y la abstención de 7 (3 y 4). Han votado 346, 85 de ellos presentes en la cámara. 

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Arancha González Laya, había defendido la conveniencia de que el Congreso de los Diputados dé el visto bueno al Tratado Fiscal al asegurar que supone "una oportunidad única para solucionar una cuestión mayor relativa a la soberanía de España: la soberanía fiscal".

"No es cierto, como dice Vox, que la firma de este tratado pueda debilitar la posición de España en el proceso de descolonización que se sigue en la ONU", ha explicado la ministra, para la que se trata de "un acuerdo internacional cuyo objetivo es que la Roca "no se consolide como paraíso fiscal y epicentro de blanqueo de dinero" que se alcanza de forma bilateral entre el Reino Unido y España, "no con las autoridades de Gibraltar" y que además "amplía y mejora" las disposiciones del acuerdo de retirada del Reino Unido de la Unión Europea.

El Partido Popular se alineó junto a la postura de Vox contra el tratado fiscal y acusó al Gobierno de Pedro Sánchez de "romper la posición tradicional de España" sobre el Peñón y "uno de los consensos más antiguos" en política exterior.

El diputado de Vox Agustín Rosety fue el más crítico con el acuerdo: "El Gobierno de la coalición progresista nos trae un tratadito fiscal, concertado en nombre de interés nacional, y perdón por lo de nacional, díganle popular si les gusta más, que a lo que verdaderamente sirve es al interés del Reino Unido, seguir disfrutando del Peñón en memoria del extinto imperio británico, al módico precio de 50 millones de libras, que es lo que les cuesta, porque en realidad la base militar y la colonia que lo sostiene están financiadas a costa del quebranto de la Hacienda Pública española y de la miseria del campo de Gibraltar".

Ciudadanos y Unidas Podemos expresaron su postura a favor del acuerdo internacional. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios