Campo de Gibraltar

Landaluce reaviva en el Parlamento andaluz la demanda del Corredor Central

  • El presidente del Puerto de Algeciras destaca que es una infraestructura “fundamental” para Andalucía y su sistema portuario frente al impulso de los muelles de Portugal y el Levante

Gerardo Landaluce (izqda.) durante su comparecencia en la Comisión sobre la recuperación del Parlamento andaluz Gerardo Landaluce (izqda.) durante su comparecencia en la Comisión sobre la recuperación del Parlamento andaluz

Gerardo Landaluce (izqda.) durante su comparecencia en la Comisión sobre la recuperación del Parlamento andaluz

Los puertos de interés general del Estado aportan el 1,1% del Producto Interior Bruto Nacional, generan casi 200.000 empleos directos, indirectos e inducidos, y mueven el 60% exportaciones y el 85% de las importaciones del país. Como plataforma logística clave han conseguido seguir en marcha 24 horas al día durante la crisis del coronavirus. Por ello y por sus posibilidades de futuro, los puertos son “una gran oportunidad para Andalucía” en el nuevo escenario incierto que se abre, destaca al presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce. Pero para aprovechar esa oportunidad, remarca, es “fundamental” desarrollar el Corredor ferroviario Central, el ramal incluido en dos de los nueve corredores transeuropeos de transporte que conectaría Algeciras-Córdoba-Madrid-frontera francesa, una “columna vertebral del transporte para la comunidad autónoma” que lleva más de un siglo de retraso.

El presidente del Puerto de Algeciras recuperaba ayer en el Parlamento andaluz la reivindicación de la mejora ferroviaria (diluida como cualquier otra en la pandemia), incidiendo en la importancia que tiene para Andalucía el desarrollo de ese ramal central frente al Mediterráneo propugnado por los empresarios del Levante. Y lo hacía explicando a los parlamentarios presentes en la Comisión de estudio sobre la recuperación económica y social que ese corredor central actuaría como eje desde el que se desplegaría la conectividad con otros puntos clave para el consumo e industriales de Andalucía. Más necesario aún “para ser competitivos frente alternativas como el Levante español y Portugal”, incluidos en otro eje europeo Sines-Madrid-Valencia que amenaza la competitividad de los puertos andaluces. “Estamos en el Estrecho, por donde pasan más de 110.000 buques al año, esa ventaja no la podemos perder”.

Precisamente esa ubicación geoestratégica es una de las grandes fortalezas de los puertos andaluces, que gracias a su infraestructura portuaria y su oferta de servicios “tienen la oportunidad configurarse como plataformas logísticas globales”, destaca Landaluce. Pero para ello, “Andalucía debe esta conectada con infraestructuras de calidad a nivel físico y digital”, demandó, porque mientras el lado mar funciona, en el lado tierra la situación es precaria.

El presidente del puerto algecireño también reclama impulsar la inversión productiva pública y privada. El plan de inversiones de Algeciras 2020-2023 alcanza los 223 millones de euros. El resto de los puertos andaluces también tienen “proyectos importantes y ambiciosos para invertir”, como el de Huelva, que también supera los 200 millones en cuatro años. Pero las dársenas “tienen serias dificultades para materializar las inversiones, por la ralentización que supone la normativa de contratación y por la normativa medioambiental que en ocasiones es un muro infranqueable”.

Los puertos requieren de agilidad administrativa, como también piden flexibilidad en la gobernanza de las autoridades portuarias, que chocan con un marco regulador “que limita el margen de maniobra”. “Las autoridades portuarias están sufriendo un proceso de involución que las está convirtiendo en organismos con la misma rigidez y falta de agilidad que el resto de la administración”, denunció Landaluce. Justo lo contrario de lo que se pretendía cuando se crearon las autoridades portuarias con el objetivo de “hacer compatible el servicio al Estado con la eficiencia y agilidad propia de la gestión empresarial”. Este modelo “está siendo torpedeado desde diversos sectores de la administración pública tradicional” que, por ejemplo, “dificulta o imposibilita incorporar nuevos recursos humanos”.

En ese sentido, reclamó también una mayor coordinación entre administraciones que permita reforzar los puntos de inspección fronteriza, que en el caso de Algeciras sufre un problema estructural de organización y falta de personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios