PERSONAJES HISTÓRICOS DEL CAMPO DE GIBRALTAR José Luis de Torres Beleña y las obras del puerto de Algeciras

  • Sus gestiones ante el Ministerio de Fomento permitieron la construcción de la carretera que une San Roque con La Línea y que se erigiera el puente sobre el río Cachón, entre otras obras en la comarca

Fotografía del diputado José Luis de Torres Beleña tomada en el muelle de la Galera en el transcurso de la visita realizada al puerto por el Director General de Obras Públicas, señor Azqueta, en el año 1919 (Archivo Fotográfico de la A.P.B.A.). Fotografía del diputado José Luis de Torres Beleña tomada en el muelle de la Galera en el transcurso de la visita realizada al puerto por el Director General de Obras Públicas, señor Azqueta, en el año 1919 (Archivo Fotográfico de la A.P.B.A.).

Fotografía del diputado José Luis de Torres Beleña tomada en el muelle de la Galera en el transcurso de la visita realizada al puerto por el Director General de Obras Públicas, señor Azqueta, en el año 1919 (Archivo Fotográfico de la A.P.B.A.).

Este abogado, nacido en Málaga en el año 1869, inició su carrera política en las elecciones al Congreso de los Diputados del año 1910, cuando logró -por una amplia mayoría- ser elegido por el distrito de Algeciras. Pertenecía al Partido Conservador  y logró mantener el escaño en todas las elecciones habidas entre 1910 y 1920, aunque en las de 1923 lo perdió en beneficio del gaditano Manuel Rodríguez Piñero.

Durante el largo período de tiempo que ocupó su escaño y mantuvo activo su despacho en Madrid, no cesó de esforzarse por atender cuantos asuntos de su distrito reclamaban su atención, sobre todo los proyectos portuarios. Es necesario mencionar sus acertadas gestiones ante el Ministerio de Fomento para lograr que se construyera la carretera que une San Roque con La Línea y se erigiera el puente sobre el río Cachón que se denominó “Príncipe Alfonso”. Por sus esfuerzos por atraer recursos obras en beneficio de la ciudad de La Línea, el Ayuntamiento linense le concedió, el 30 de noviembre de 1911, el título de Hijo Adoptivo. En dicho título se dice que se otorgaba el citado reconocimiento “…a requerimiento del vecindario, que desea ardientemente premiar los extraordinarios beneficios otorgados a esta localidad por su honorable diputado a Cortes, don José Luis de Torres y Beleña…”.

Obras de relleno en los inicios de la construcción del muelle de la Galera en 1914 (Archivo Fotográfico de la A. P. B. A.). Obras de relleno en los inicios de la construcción del muelle de la Galera en 1914 (Archivo Fotográfico de la A. P. B. A.).

Obras de relleno en los inicios de la construcción del muelle de la Galera en 1914 (Archivo Fotográfico de la A. P. B. A.).

Una de sus más sobresalientes actuaciones humanitarias, fue las iniciativa que encabezó para atender al desastre acontecido en el año 1921 en la ciudad de Algeciras, cuando un gran temporal produjo enormes daños en la población y José Luis de Torres, desde su despacho en Madrid, se afanó por atraer recursos y organizar actividades para recaudar fondos con que atender a los damnificados, como bien ha dejado por escrito el investigador Manuel Tapia Ledesma en un bien documentado artículo sobre este asunto publicado por el diario Europa Sur.

Pero, quizás, la labor que destaca por encima de las demás como diputado a Cortes, por las enormes repercusiones económicas y sociales que tuvieron los proyectos en los que se involucró, fue su decisiva e incansable labor, durante más de doce años, cerca del Ministerio de Fomento, de la Presidencia del Gobierno e, incluso, de la Casa Real, para lograr los recursos y las aprobaciones de proyectos para las obras del puerto de Algeciras, labor que ha quedado recogida, minuciosa y extensamente, en las Actas de la Junta de Obras del Puerto.

La grúa-polipasto Titán que, gracias a las gestiones realizadas por del diputado José Luis de Torres Beleña, pudo traerse del puerto de Larache para las obras del Rompeolas de la Isla Verde. (Archivo Fotográfico de la A. P. B. A.). La grúa-polipasto Titán que, gracias a las gestiones realizadas por del diputado José Luis de Torres Beleña, pudo traerse del puerto de Larache para las obras del Rompeolas de la Isla Verde. (Archivo Fotográfico de la A. P. B. A.).

La grúa-polipasto Titán que, gracias a las gestiones realizadas por del diputado José Luis de Torres Beleña, pudo traerse del puerto de Larache para las obras del Rompeolas de la Isla Verde. (Archivo Fotográfico de la A. P. B. A.).

En 1908, después de los fracasados proyectos portuarios de 1859, 1887, 1891 y 1895, por fin, una vez creada la Junta de Obras del Puerto de Algeciras en 1907, el primer ingeniero director de la nueva institución, José Rodríguez de Rivera, logró que llegara al Ministerio de Fomento su proyecto de un “Puerto de Refugio en Algeciras”. No obstante, lo impedimentos para la aprobación y habilitación de recursos de las obras fueron enormes, dilatándose en el tiempo por causas diversas su aprobación definitiva hasta el año 1912.

En todo aquel arduo proceso, la intervención de José Luis de Torres Beleña, desde su despacho en Madrid, fue decisiva. Su tozuda labor ante el Ministerio de Fomento, tanto para la aprobación de las obras del muelle de la Galera y su financiación, como para lograr el inicio y continuidad de la construcción de la importante y necesaria obra de abrigo que fue, a partir de 1920, el Dique Norte o Rompeolas de la Isla Verde, se ha de considerar fundamental para que aquellos grandes proyectos portuarios de pudieran llevar a cabo.

En el Libro de Actas de la Junta de Obras del Puerto, sesión celebrada el día 13 de enero de 1913, en su punto 9, el presidente de la institución portuaria ordenó al secretario “redactar una carta para el citado diputado, don José Luis de Torres Beleña, dándole las gracias por su labor en la obtención del crédito para las obras del muelle de la Galera”. El 13 de octubre de 1916, el diputado por el distrito de Algeciras comunicó a la Junta que se había incluido, en el Presupuesto Extraordinario del Ministerio de Fomento, 3.000.000 de pesetas para las obras del Rompeolas que “se piensan subastar en breve plazo”. Las obras del muelle de la Galera, mientras tanto, proseguían sin grandes dificultades, gracias, sobre todo, al seguimiento que, desde Madrid, realizaba José Luis de Torres. En lo que se refiere al proyecto del Rompeolas de la Isla Verde, que venía retrasándose desde 1916 y que parecía estar condenado a no ver nunca la luz, también la intervención del diputado a Cortes fue decisiva. En la sesión celebrada el 29 de abril de 1918, José Luis de Torres comunicó a la Junta del Puerto que se había publicado en la Gaceta de Madrid el Real Decreto por el que se autorizaba sacar a subasta, por fin, las obras del Rompeolas. No es  necesario decir que gracias a sus gestiones.

Diploma en el que se recoge la concesión, por el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, del título de Hijo Adoptivo de la ciudad al diputado a Cortes don José Luis de Torres Beleña, el 30 de noviembre de 1911. Diploma en el que se recoge la concesión, por el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, del título de Hijo Adoptivo de la ciudad al diputado a Cortes don José Luis de Torres Beleña, el 30 de noviembre de 1911.

Diploma en el que se recoge la concesión, por el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción, del título de Hijo Adoptivo de la ciudad al diputado a Cortes don José Luis de Torres Beleña, el 30 de noviembre de 1911.

Un año más tarde, en enero de 1919, el Director General de Obras Públicas, señor Azqueta, realizó una visita de inspección a las obras que se llevaban a cabo en el Puerto, merced a la insistencia de nuestro diputado para que conociera, de primera mano, la importancia de las mismas y la necesidad de apoyarlas y agilizarlas. “El señor Azqueta, acompañado del Jefe de Servicio Central de Puertos, del Presidente de la Junta, del Ingeniero Director y del Diputado a Cortes por el distrito de Algeciras, José Luis de Torres Beleña, realizó un excursión por la bahía y visitaron, entre otras obras, las del muelle de la Galera y las del encauzamiento del río de la Miel”, leemos en un Acta de la Junta. En el transcurso de la citada visita, el Director General ordenó a la Dirección Facultativa que redactara con toda urgencia un proyecto de prolongación, o segundo trozo, del muelle de la Galera que rematase en el bajo de los Patrones.

El 20 de marzo de 1920, José de Torres Beleña envió una carta al ingeniero director de la Junta de Obras del Puerto, Cástor Rodríguez del Valle, en la que le comunicaba que estaba ajustando la cesión de los medios auxiliares de Larache y que, para ello, había escrito al general Berenguer, a la sazón, Alto Comisario de España en Marruecos, solicitándole la cesión de dichos medios (se refiere a las grúas Titán y Goliat para las obras del Rompeolas que se hallaban en el puerto de Larache).

Una vez llevadas a cabo las obras de la primera fase de construcción del muelle de la Galera y remodelado el antiguo paseo de la Marina, en 1916 se dio el nombre de Avenida José Luis de Torres a la citada vía que se extendía desde la orilla izquierda del río hasta la antigua Pescadería, denominación que, pronto, quedó injustamente en el olvido.

No se ha valorado, hasta ahora, en su justa medida la decisiva participación del diputado por el distrito de Algeciras, José Luis de Torres Beleña, en la aprobación por la Superioridad de los proyectos que, entre 1910 y 1923, dieron lugar al muelle de la Galera, al encauzamiento del río de la Miel y al Rompeolas de la Isla Verde. En Madrid defendió en todo momento los intereses de la Junta y del Puerto de Algeciras, frente a otras fuerzas económicas y políticas de la provincia que no deseaban que Algeciras contara con un puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios