Campo de Gibraltar

Ingresan en prisión los dos estibadores detenidos por estafa

  • Las autoridades les acusan de estafa, pertenencia a grupo criminal y corrupción. Prometían empleos como portuario a cambio de dinero y nunca cumplían lo pactado

Contenedores apilados en el Puerto de Algeciras. Contenedores apilados en el Puerto de Algeciras.

Contenedores apilados en el Puerto de Algeciras. / erasmo fenoy

Los dos estibadores detenidos la semana pasada en la ciudad, un padre y un hijo, acusados de estafar al menos a quince personas prometiendo empleos como portuarios a cambio de dinero han ingresado en prisión tras su paso a disposición judicial.

El juzgado de guardia que instruye la causa acordó el traslado a prisión preventiva de los dos arrestados, acusados de estafa, pertenencia a grupo criminal y corrupción entre particulares, según fuentes policiales. Los agentes de la Policía Nacional que investigan el caso apuraron al máximo el periodo de detención con el fin de ahondar en la estafa y posibles ramificaciones tanto por afectados como por otros posibles estafadores.

La causa cuenta por el momento con el testimonio de 15 declarantes que han señalado a los dos detenidos hasta el momento como autores de la estafa. Según fuentes cercanas a la investigación, llegaban a pedir de 12.000 hasta 30.000 euros a las personas que querían acceder a un puesto de trabajo en la estiba, con las que contactaban a través de amistades o familiares. Para ello, se presentaban como personas con influencia en el seno del comité de empresa de la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) lo que supuestamente les permitía garantizar su contratación cuando se establecieran procesos de selección. Algunas de estas personas llegaron a efectuar en parte o en su totalidad los pagos, siempre en metálico, mediando en algunos casos incluso una suerte de contrato en la que los supuestos estafadores se comprometían a mover los hilos para la contratación futura como estibador.

Las víctimas comenzaron a denunciar cuando comprobaron que tras la última contratación de portuarios, el pasado marzo, no habían accedido al empleo prometido y que, sin embargo, no les devolvían el dinero. Varias de las víctimas aseguran que sólo recibieron evasivas cuando reclamaban la devolución de lo pagado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios