Infraestructuras

La Comisión Europea evidencia la falta de compromisos para la electrificación de la Algeciras-Bobadilla

  • La coordinadora del Corredor Mediterráneo cita expresamente el tramo como uno de los que no tienen garantizado el fluido eléctrico

  • El Puerto reclama inversiones con cargo al Fondo de Recuperación previsto por la pandemia de la Covid-19

Obras en el entorno de la estación de San Roque Mercancías, a principios de año. Obras en el entorno de la estación de San Roque Mercancías, a principios de año.

Obras en el entorno de la estación de San Roque Mercancías, a principios de año. / J. del Águila

La electrificación del tendido ferroviario entre Algeciras y Bobadilla se mantiene como una de las cuestiones más en el aire a la hora de abordarse el mandato europeo de la modernización del Corredor Mediterráneo dentro del horizonte del año 2030.

Así se recoge nuevamente en el Cuarto Plan de trabajo del Corredor Mediterráneo Europeo publicado el pasado jueves 8 de octubre por la Comisión Europea. El estudio, firmado por la coordinadora del corredor, Iveta Radicova, repasa el estado de los trabajos y las previsiones para interconectar los países ribereños del Mediterráneo con el resto de Europa. Este corredor discurre por España, Francia, Italia, Eslovenia, Croacia y Hungría.

En el informe vuelve a ponerse en evidencia la falta de compromisos firmes para la electrificación del tendido cabecera Sur del Corredor Mediterráneo y que, a su vez, goza de doble prioridad por tratarse de un tramo compartido con el Corredor Atlántico.

"La electrificación está asegurada en el 90% de las líneas ferroviarias del corredor. Solo falta en algunos tramos en España, como la línea Bobadilla-Algeciras. En el resto del corredor se utilizan tres voltajes diferentes, lo que plantea el problema de la interoperabilidad", subraya la coordinadora. A Radicova solo le consta que "en marzo de 2019 se iniciaron los trabajos preparatorios con la redacción del proyecto de ingeniería para la construcción de dos subestaciones de suministro eléctrico". 

A su vez, en los diagramas sobre el estado de cumplimiento, la Algeciras-Bobadilla aparece con un posible grado de incumplimiento en el año 2030 sobre la electrificación

Grados de cumplimiento previstos para 2030 de los objetivos del Corredor Mediterráneo. Grados de cumplimiento previstos para 2030 de los objetivos del Corredor Mediterráneo.

Grados de cumplimiento previstos para 2030 de los objetivos del Corredor Mediterráneo.

El pasado junio, la presidenta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Isabel Pardo de Vera, se comprometió en una reunión con los agentes sociales y económicos de la comarca a acelerar el proceso todo lo posible después de que en abril se conociera que la electrificación del tramo Ronda-Bobadilla tiene que someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria, en lugar de una tramitación simplificada. Este proceso, del que depende seguir adelante con la actuación, supone retrasar durante meses los planes de Adif. La entidad pública afirmó entonces que ha dado prioridad a todas las licitaciones y redacciones de proyectos que no estén afectados por ese obstáculo. 

El desarrollo de las obras de modernización en cuanto a la adaptación al ancho internacional UIC es igualmente analizado en el estudio. Sobre este aspecto, la coordinadora apunta que "las obras están en curso". Los trabajos se centran en la creación del llamado tercer hilo para renovar las vías a través del mismo trazado con un tercer raíl que permita circular a los trenes de ancho ibérico y ancho estándar. Adif mantiene el año 2022 como horizonte para tener terminadas las obras.

Trenes de 750 metros

Los trenes de 750 metros suponen uno de los principales objetivos del desarrollo del corredor para fomentar el tráfico intermodal de mercancías, tal y como demanda el Puerto de Algeciras, entre otras entidades. 

Por ahora, los convoyes con esta longitud solo tienen garantizada su circulación por Francia, salvo en el paso fronterizo con Italia. El 70% de la red ferroviaria de Eslovenia ya está preparada para esta longitud, así como un 40% de Hungría. Sin embargo, en España abarca solo "una pequeña parte de la red", según el informe. Así, las longitudes permitidas por la infraestructura actual va de 400 a 700 metros de composición ferroviaria. 

Beneficios y financiación

El informe destaca el impacto para la economía europea de concluirse todas las tareas pendientes. De ejecutarse toda la infraestructura, el tráfico ferroviario aumentaría en un 29% mientras que la reducción de emisiones de dióxido de carbono sería de 5,5 millones de toneladas anuales.

En cuanto al retorno de la inversión, por cada euro invertido la repercusión sobre el PIB de los países por los que pasa el Corredor Mediterráneo sería de 3,5 euros.

Las infraestructuras ferroviarias tienen ahora una nueva oportunidad para su desarrollo a través de los fondos de reconstrucción por la pandemia de coronavirus. La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras ha solicitado la inclusión del corredor ferroviario Algeciras-Bobadilla-Córdoba-Madrid en el Fondo Europeo de Recuperación. Este paquete de inversiones tomará forma a mediados de 2021.

El presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA), Gerardo Landaluce, trasladó personalmente esta demanda a la Ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en la visita que efectúo el pasado julio a la dársena del Estrecho.

El presidente de la institución portuaria reclamó entonces una inversión urgente para "el lado tierra" del Puerto de Algeciras, que es punto de partida de dos de los nueve corredores ferroviarios prioritarios de la Unión Europea, el Mediterráneo y el Atlántico, por lo que "es vital que Adif y el Ministerio de Transportes (MITMA) acometan de forma urgente esta infraestructura". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios