Cuarentena Castellar, un pueblo sin coronavirus tras dos semanas de estado de alarma

Dos operarios limpian una de las calles de Castellar. Dos operarios limpian una de las calles de Castellar.

Dos operarios limpian una de las calles de Castellar. / A. Vaca

Solo una de las ocho localidades del Campo de Gibraltar se mantiene por el momento libre de coronavirus. Castellar de la Frontera ha arrancado la tercera semana del confinamiento sin casos positivos confirmados entre su población. 

Sin llegar a aplicar medidas extremas de bloqueo y el control de los accesos, como ha efectuado Zahara de la Sierra, la vida transcurre en el municipio, al igual que en el resto de la comarca, jalonada por las restricciones del estado de alarma y la cuarentena aunque dando esquinazo al virus. Algo que también había logrado San Martín del Tesorillo hasta que, precisamente este lunes, ha anunciado su primer caso.  

Castellar barajó blindar sus entradas, como reconoce su alcalde, Adrián Vaca, si bien no pudo poner la medida en práctica para restringir la entrada y salida a residentes. "Era mi intención cortar los accesos al pueblo. Pero no he podido hacerlo porque tenemos dos carreteras que son competencia de la Junta. No me lo autorizan", destaca el regidor chisparrero. 

Convertido hasta ahora en un pueblo irreductible frente al coronavirus, de la concienciación de sus vecinos y el trabajo de las autoridades dependerá el esfuerzo común para mantener este hito el máximo tiempo posible para que la curva de la pandemia, en Castellar, sea una recta. 

El pueblo tiene poco más de 3.000 habitantes, lo que facilita una alta frecuencia de las labores de limpieza y desinfección en las calles que se llevan a cabo prácticamente a diario como uno de los principales ejes para prevenir la expansión de la enfermedad. Más aún ante la imposibilidad de poner puertas al campo. 

Los agricultores se han ofrecido a colaborar con sus tractores para acarrear bidones con material desinfectante y lanzaderas, de manera que las limpiezas son más rápidas y eficientes que con operarios con mochilas a pie. Durante el pasado fin de semana, la Infantería de Marina estuvo por la localidad. El trabajo se centra en los lugares más concurridos, las puertas de las tiendas, edificios públicos y oficinas bancarias, entre otros.   

Desinfección en Castellar con el apoyo de tractores. Desinfección en Castellar con el apoyo de tractores.

Desinfección en Castellar con el apoyo de tractores. / A. Vaca.

El alcalde también apunta al comportamiento ejemplar de sus vecinos guardando el confinamiento como otro factor decisivo. "La limpieza es básica. Casi todos los días se está limpiando y desinfectando todo el pueblo, así como el Castillo y la barriada de La Almoraima. También ayuda que este domingo en Castellar no había un alma en las calles", resume Vaca. 

La pandemia toca igualmente al bolsillo. Castellar prepara un fondo especial de 30.000 euros para afrontar las necesidades sociales más urgentes de sus vecinos. "Es la partida social más importante que hemos puesto en marcha en nuestra historia para afrontar cualquier necesidad, coordinada por Asuntos Sociales", detalla el alcalde. Mientras se aprueba (porque la votación del presupuesto está suspendida al no poder celebrarse plenos municipales), La Caixa ha aportado fondos para la agrupación local de Cáritas

El municipio explorará la posibilidad de modificar su calendario de impuestos con el Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria de la Diputación Provincial de Cádiz como otra de las medidas para hacer más llevadera la situación en el plano económico. 

El regidor castellarense se dirige a sus vecinos habitualmente a través de las redes sociales. Lo hizo este domingo para agradecer a todo el dispositivo que trabaja para mitigar los efectos de la pandemia, para anunciar la suspensión de varias obras no urgentes y para pedir, una vez más, a los habitantes que se queden en sus casas el máximo tiempo posible. 

Adrián Vaca, alcalde de Castellar, en un mensaje a los vecinos por el coronavirus. / Adrián Vaca

Para mantener a raya el virus, contribuye en Castellar la puesta en marcha de un servicio municipal para llevar la compra y medicamentos a la población vulnerable: mayores y personas dependientes, principalmente. Así hay menos gente por la calle. 

"Estamos haciendo un gran esfuerzo para que todo funcione. Y todo en coordinación con la Guardia Civil, que ha intensificado sus patrullas para que se respete el estado de alarma. Se mantienen todos los servicios esenciales, como el registro de entrada telemático y la expedición de certificados urgentes, Servicios Sociales, la Jefatura de la Policía Local y servicios mínimos de mantenimiento de áreas urbanas", concluye el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios