Conflicto Laboral

ATA llama "corruptos" al resto de sindicatos y amenaza con impedir la vuelta al trabajo en Acerinox

Los trabajadores asistentes a la asamblea del comité de huelga.

Los trabajadores asistentes a la asamblea del comité de huelga. / Andrés Carrasco

El comité de huelga de Acerinox ha celebrado este martes una encendida asamblea en el aparcamiento de la fábrica en la que ha mostrado su rotundo rechazo al acuerdo alcanzado por el comité de empresa para firmar el convenio colectivo. Además, ha afirmado que no desconvocará la huelga hasta que la empresa no realice una oferta que le satisfaga y ha amenazado con impedir la entrada de los empleados si deciden volver a sus puestos de trabajo.  

Los representantes del sindicato ATA del comité de huelga -el resto no acudieron- explicaron a través de su portavoz, José Antonio Gómez Valencia, que se niegan a someter el texto a una votación y lanzaron severas acusaciones contra los miembros de UGT, CCOO, USO y Coordinadora de Trabajadores del Acero (CTA), a los que llamaron "traidores, "sinvergüenzas" e incluso "corruptos".

Gómez Valencia acusó a las centrales sindicales de "saltarse a la torera el pacto firmado para que el comité de huelga negociara el convenio" y consideró el acuerdo "una falta de respeto a la plantilla, que decidió que la representáramos". 

En su opinión, Acerinox intenta crear un cisma en en el personal de la fábrica de Palmones "Cuidado con dividir que los nervios no están para tonterías", afirmó en un discurso en el que relató la "encerrona" vivida en Sevilla para escenificar un acuerdo que ya estaba alcanzado a su espalda con anterioridad. 

Sobre la posibilidad de despidos fue contundente: "Si sale uno por la puerta aquí no entra ni Dios", dijo. También sobre la posibilidad de que la mayoría de la plantilla vote a favor del convenio y desconvocar la huelga. "Los cientos que o estamos de acuerdo qué vamos a hacer, quedarnos de brazos cruzados", afirmó antes de preguntarse en otro momento de la alocución si lo que quieren la empresa y el resto de sindicatos es "una batalla campal".  

Para negarse a la votación, ATA argumenta que no tiene sentido llevar a las urnas una propuesta que, a su juicio, "no mejora prácticamente nada" la que presentó el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) y los empleados ya rechazaron el pasado 16 de mayo. Además, según ha explicado en sus redes sociales, el sí al borrador de convenio supondría dejar a la fábrica "ante cuatro futuros años de ERTE" y "dejar a siete compañeros tirados con multas millonarias" y "expedientes de despido encima de la mesa". Esto hace referencia a las siete denuncias que Acerinox mantiene contra los miembros de ATA por huelga ilegal y que el comité de huelga lleva toda la negociación intentando, sin éxito, que la empresa retire. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios