Real Balompédica Linense Igor Martínez confirma su adiós de la Balona

  • El vitoriano se despide con cariño de todo el entorno de la Balompédica

  • "Ha sido una temporada agridulce y atípica", dice en referencia a las lesiones

Igor Martínez, en el Balona-Cádiz de la pasada pretemporada. Igor Martínez, en el Balona-Cádiz de la pasada pretemporada.

Igor Martínez, en el Balona-Cádiz de la pasada pretemporada. / Erasmo Fenoy

Igor Martínez se ha despedido este martes con cariño de la Real Balompédica Linense. El futbolista ha confirmado que no continuará en el club de La Línea, como este periódico adelantó el pasado día 4 de julio. El jugador de banda y la entidad tenían un compromiso para retomar el vínculo si se daban una serie de condiciones, pero el vitoriano no ha tenido suerte con las lesiones desde que se enfundó la albinegra.

"Ha llegado el momento de despedirme del que esta última temporada ha sido mi hogar: la Real Balompédica Linense", comienza la carta que Igor ha compartido para todos los simpatizantes de la Balona.

"Ha sido una temporada agridulce y atípica, primero por la grave lesión que sufrí, casi al inicio de la Liga, y segundo por la situación vivida por la Covid-19. Es por ello que me quedo triste, puesto siento que hubiese sido una temporada en la que podríamos haber logrado grandes objetivos. No obstante, al mismo tiempo, siento satisfacción porque intenté dar todo por este club hasta que la lesión me lo permitió", se expresa el futbolista.

A pesar de las lesiones, Igor Martínez cierra su breve etapa en la Balona con buenas palabras y el deseo de mantener el recurdo: "Quiero dar las gracias al club en todo su conjunto. Rn primer lugar, a Jordi Roger, por apostar y confiar en mí para el proyecto que tenían y darme la oportunidad de pertenecer a este club histórico. En segundo lugar, a la directiva encabezada por Raffaele Pandalone, a Marc, Ismael Chico, Mario; por entender mi situación y ayudarme y respetarme en todo momento", dice. "Así como al cuerpo técnico, Carlos Guerra, Ezequiel, Jesús, Antonio Calderón y a todas y cada una de las personas que componen el club, como el equipo médico, los trabajadores y los medios de comunicación", prosigue.

"Por último y más importante, dar las gracias a todos mis compañeros por crear el grupo que hemos creado, y por supuesto a la afición, a todos y cada uno de los balonos incondicionales", enfatiza Igor. "Os llevaré siempre en el corazón", acaba.

El ex del Athletic Club, el hombre que había llegado a la UD Melilla y que había levantado tantas expectativas  se vio perseguido por las lesiones casi desde el mismo día que desembarco en la caseta del Municipal. El banda ya tuvo algún problema, de menor importancia, en pretemporada. Cayó a comienzos de septiembre, tras participar en la victoria sobre el Don Benito y se perdió dos jornadas. Y en su vuelta a los terrenos de juego, ante el Marbella en la séptima jornada, disputada el seis de octubre, el entonces entrabador albinegro, Jordi Roger, se vio obligado a relevarle antes de que finalizase el primer tiempo. 

Lo que al principio no parecía revestir tanta gravedad resultó ser una fractura en un hueso del pie que incide de manera decisiva en la mecánica de la pisada. Una lesión que le obligó a despedirse de la pasada andadura… y ahora de la propia Balompédica.

A pesar de que después de someterse a la necesaria intervención quirúrgica el proceso de recuperación parecía seguir el ritmo esperado y tanto el propio futbolista como el club se mostraban convencidos de que atacante volvería a enfundarse la guayabera albinegra, la situación ha cambiado radicalmente: Igor Martínez no termina de recuperarse y el jugador y el presidente, Raffaele Pandalone, han acordado ya que no regresará a La Línea para iniciar la pretemporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios