Real Balompédica Linense La Balona abre una 'sucursal' en Camerún

  • Los albinegros firman un convenio con la Academia Esperanza Para Todos, que le surtirá de las mejores promesas del país africano

  • La Línea y el propio club serán promocionados en la capital política, Yaundé

Mario Galán, Antonio Cáceres y Serges Bertrand Wouansi, en la sede de Real Balompédica. Mario Galán, Antonio Cáceres y Serges Bertrand Wouansi, en la sede de Real Balompédica.

Mario Galán, Antonio Cáceres y Serges Bertrand Wouansi, en la sede de Real Balompédica. / RBL

La Real Balompédica Linense ha firmado un acuerdo de colaboración con la Academia de Fútbol hispano-camerunesa “Esperance Pour Tous Academie” (Esperanza para todos), implantada en Yaundé, capital política de Camerún. El pacto recoge que la Balona se convertirá en la plataforma de llegada a Europa de los futbolistas más destacados de este proyecto, reservándose la entidad de La Línea unas condiciones ventajosas en caso de un posterior traspaso. Además EPTA [por sus iniciales en francés] se compromete a trasladar al país africano no solo la imagen de la entidad futbolística, sino de la ciudad de La Línea.

La Fundación Esperanza Para Todos es un proyecto encabezado por su presidente, el camerunés Serges Bertrand Wouansi, y su socio en España, Antonio Cáceres (de la empresa ACSport), quienes pretenden captar futbolistas cameruneses jóvenes, culminar su formacións tanto en el apartado deportivo como en el académico y prepararles para dar el salto a Europa a través de España.

En la actualidad EPTA dispone de unas instalaciones que ocupan dos hectáreas de terrenos en Yaundé, la capital política de Camerún, que cuenta con 2.440.462 habitantes según el último censo completado.

En ese espacio existe un colegio público que pertenece al mismo propietario y una residencia con cocina, comedores y habitaciones donde residen de manera permanente unos 200 jugadores de diferentes edades, quienes reciben instrucción futbolística en unas salas reservadas para ese fin.

Las obras para la finalización de dos campos de fútbol-11 y de instalaciones para la práctica de otras modalidades hasta completar un complejo polideportivo están muy avanzadas.

La Academia a la que se ha asociado la Balompédica cuenta ya con equipos en las categorías juvenil, cadete, minios (similar a los alevines en España), benjamines y, por encima de todos, jugadores seniors en un equipo de la Élite Two, la segunda categoría del país.

“Nuestro esfuerzo está dirigido a encontrar a aquellos jugadores con talento que existen en Camerún, prepararles deportivamente, de manera que su día a día en su país de origen sea lo más similar posible al que se encontrarán después en España y una preocupación especial en enseñarles español para que su posterior proceso de adaptación sea lo más corto posible", detalla Antonio Cáceres.

“Estamos convencidos de que vamos a sacar buenos futbolistas, porque los hay, pero que no tendríamos acceso a ellos en España porque en cuanto apuntan los atrapan Real Madrid y Barcelona desde que tienen catorce años”, explica.

Antonio Cáceres: "La Balona está en manos de dos empresarios italianos con una visión privilegiada"

“¿Por qué hemos elegido la Balona? Pues la respuesta es muy sencilla, porque buscábamos un equipo en España que tenga estabilidad, sin problemas ni económicos ni deportivos, que milite al menos en Segunda B y la Balona además en estos momento está en manos de dos empresarios italianos [se refiere al presidente Raffaele Pandalone y al vicepresidente Nicola Radici] que tienen una visión privilegiada”, sostiene.

“En definitivas es un club que tiene todo lo que pretendíamos, porque además está en vías de crecimiento”, abunda. “Queríamos un club que en cuanto veamos que un futbolista es distinto, que se puede mostrar, no tengamos que estar ofreciéndole a unos y otros, sino que tengamos previsto qué entidad hace de filtro para que ese jugador venga a Europa”.

"Es obvio que si un chico cubre las expectativas tendremos beneficios la Balona y nosotros"

“A partir de ahí si el chico responde a las expectativas es obvio que tendremos beneficios tanto la Balona como nosotros”, desliza.

“También me parece interesante resaltar que nosotros vamos a abrir en pleno centro de Yaundé un local donde venderemos nuestra imagen corporativa, pero en la que también promocionaremos la imagen de la ciudad de La Línea a través de vídeos y fotografías, como también de la propia Balona”, asegura Antonio Cáceres.

“Para que la unificación entre la Academia y la Balompédica quede plasmada en el mayor número posible de cosas, nosotros vamos a vestir de blanco y negro porque ésa es la forma de que en Camerún vean que están en nuestra institución, pero que existe un club en España que les está esperando si dan el nivel”, continúa.

“Yo creo que entre los doscientos niños con los que estamos trabajando ya existe uno o dos que podrían jugar en la Balona, pero no soy nada partidario de las prisas y no me parecería buena idea que viniesen en el mercado de invierno, sino que deben completar su formación táctica y técnica, mejorar su español y ya habrá tiempo en verano si las dos partes lo consideramos oportuno”, recapitula.

“No queremos equivocarnos y pretendemos que si apostamos por un chaval sea porque no solo despunte futbolísticamente, sino porque sepamos que su perfil humano es el adecuado, que llega dominando el idioma y que esté en condiciones de competir y por acortar los plazos unos meses no ganamos nada”, insiste.

“Hay que brindarles la oportunidad de jugar en Segunda B y si son capaces de competir con esas edades, ya no podemos saber cuál será el techo”, valora.

Cáceres se confiesa “muy ambicioso” en este proyecto conjunto con la entidad de La Línea y explica que en un plazo no superior a dos años tiene intención de levantar un complejo similar al ya existente en Duala, considerada la capital comercial camerunesa. Para entonces ya es muy probable que alguno de sus discípulos se haya enfundando la camisola de la centenaria Balona. A fin de cuentas, como en Casablanca, este acuerdo no pretende ser más que el principio de una hermosa amistad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios