Real Balompédica Linense La Balona aparta a Buba Bakari

  • El club le ordena entrenarse en solitario por su desplante a la afición del pasado domingo

  • El delantero, que pagará una multa, es muy probable que no viaje a Cartagena

Buba se tapa los oídos tras anotar el pasado domingo el 1-0 Buba se tapa los oídos tras anotar el pasado domingo el 1-0

Buba se tapa los oídos tras anotar el pasado domingo el 1-0 / Erasmo Fenoy

La directiva de la Real Balompédica Linense, con el presidente Raffaele Pandalone al frente, y el cuerpo técnico, encabezado por Jordi Roger, ha tomado la decisión de apartar del trabajo del primer equipo al delantero Buba Bakari, después de que éste desafiase el pasado domingo a los aficionados llevándose los índices a los oídos al marcar el tanto que suponía el 1-0 frente al Don Benito. El segundo que anotaba desde que se incorporó al equipo en el mercado de invierno.

Los aficionados de la Balona pueden estar tranquilos: Buba Bakari no se va a ir de rositas. El punta ha sido expedientado por la entidad, que no está dispuesta a consentir que uno de los integrantes de la plantilla haga desplantes a la hinchada y menos aún en las circunstancias actuales, después de siete derrotas consecutivas.

El club ha apartado a Buba del trabajo. De hecho, este miércoles permaneció solo en el gimnasio, mientras sus compañeros llevaban a cabo el trabajo habitual junto a los entrenadores. Aún no está claro -o mejor dicho, aún no es oficial- hasta dónde llegará el castigo, pero lo más probable es que ni siquiera viaje a Cartagena en la última jornada. La sanción lleva implícita, lógicamente, una sanción económica.

El arrebato del delantero, al que el propio entrenador ya tuvo que defender de las críticas después de la visita a Villanueva de la Serena, sentó muy mal incluso entre sus compañeros de vestuario. Los más veteranos entienden que sirvió para encender a una hinchada que hasta ese momento estaba mostrándose respetuosa y que incluso pudo tener un efecto negativo en el desarrollo posterior del encuentro, cuando el Don Benito volteó el marcador 1-3.

Los albinegros ya multaron a Sana por replicar a los hinchas tras el duelo con el Talavera

No es la primera vez que la Balona toma medidas disciplinarias, aunque no hayan trascendido. Tras el Balona-Talavera del pasado 21 de abril también impuso una multa nada desdeñable al centrocampista Sana Ndiaye, quien cuando se retiraba del terreno de juego se revolvió contra los seguidores que estaban en la Preferencia, teniendo que ser empujado dentro del túnel de acceso a la caseta por el capitán Ismael Chico.

En los dos encuentros siguientes, en el Colombino de Huelva ante el Recre y en el Nuevo Los Cármenes frente al Recreativo de Granada, Sana no formó parte del equipo inicial y apenas jugó unos minutos en el tramo final de ambos choques.

El pasado domingo reapareció en el once. Su actuación fue tan desafortunada como la del resto de sus compañeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios