Real Balompédica Linense La Balona se ofrece a construir el nuevo estadio de La Línea

  • Pandalone traslada su proyecto al equipo de gobierno, que lo ve con buenos ojos

  • La entidad deportiva se garantía la explotación del recinto durante años

Vista aérea del Municipal de La Línea Vista aérea del Municipal de La Línea

Vista aérea del Municipal de La Línea / Roberto Ruiz

El presidente de la Real Balompédica, el empresario italiano Raffaele Pandalone, ha hecho saber al equipo de gobierno del Ayuntamiento de La Línea que la entidad que encabeza estaría dispuesta a construir el nuevo estadio de fútbol –ya sea en su actual ubicación o en la que determine el Plan General de Ordenación Urbana– siempre y cuando existiese un convenio que garantizase al conjunto albinegro la explotación del recinto durante un número elevado de años, todavía sin determinar.

La Balona no quiere verse obligada a esperar sine die y a seguir jugando en un estadio que, de momento sin visera en su grada de Tribuna y sin iluminación artificial, podría acabar convirtiéndose en un enemigo –quien sabe si insalvable– para un acontecimiento de la talla de una fase de ascenso o una eliminatoria de Copa ante un rival de primer nivel.

En ese contexto y con las debidas precauciones de lo que más que una negociación es de momento solo una formulación de voluntades, Raffaele Pandalone explicó al alcalde que el club estaría en disposición a través de sus propios ingresos o en colaboración de terceros a construir un estadio (cuya capacidad oscilaría entre las 8.000 y las 12.000 localidades) sin pistas de atletismo, que serían ubicadas casi con total seguridad en las inmediaciones del nuevo hospital.

La propuesta no ha caído en saco roto. De hecho están previstas reuniones entre ambas partes a muy corto plazo y durante el mes de febrero para ir dándole forma al proyecto y analizando los posibles obstáculos legales antes de determinar si se puede llevar a cabo.

En el primer contacto quedó claro que la Balompédica no solo disfrutaría de la explotación deportiva (partidos, posibles trofeos...) sino de acontecimientos que, con el consentimiento del gobierno local, pudiesen organizarse en dicho recinto, como pueden ser conciertos o certámenes de diferente naturaleza.

Con las reservas que conlleva todo proceso incipiente está por ver si la Real Balompédica sería también la beneficiaria y por lo tanto explotaría la oferta lúdica (bares, hoteles, casinos, gimnasios...) que pudiesen instalarse en el nuevo estadio una vez cambiase el PGOU y pudiesen ubicarse en la actual Ciudad Deportivas establecimientos de dicha naturaleza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios