Real Balompédica Linense

La Balona adeuda a parte de su plantilla la nómina de mayo y los pluses por logros individuales

Una formación de la Balona la pasada temporada

Una formación de la Balona la pasada temporada / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense está dando los primeros pasos para consolidar su proyecto 2023-24... pero sin tener saldado aún el apartado económico del curso precedente. El club adeuda a varios miembros de la plantilla, en el vestuario hay quien lo cifra en la mitad del plantel, la nómina del mes de mayo y todos los bonus por logros individuales con que contaban sus respectivos contratos. Después de que Andrés Roldán asumiese el martes por contrato la propiedad única del club se entiende que será él quien haga frente a ese desembolso.

La Balona 2022-23 aún no ha pasado página. Los albinegros no solo descendieron de categoría y dieron paso a un cambio en la gestión, sino que aún no han liquidado sus cuentas, que en conjunto han arrojado unas pérdidas de unos 450.000 euros. 

Los inquilinos del vestuario con los que este periódico ha mantenido contactos asumen que a lo largo de la temporada cobraron sus salarios de forma regular y en el momento pactado, lo que no sucedió siempre con el resto de los empleados. Esto quiere decir que los futbolistas no se pueden amparar en los problemas económicos del anterior presidente, Raffaele Pandalone, para justificar el bajo rendimiento deportivo del equipo, que queda reflejado la clasificación final del grupo I de la Primera Federación. Como tampoco las infinitas faltas de disciplina interna de algunos de sus integrantes, que fueron denunciadas por este medio.

Sin embargo la temporada echó el telón para los de La Línea el 27 de mayo, con aquel empate sin goles en el Alfonso Murube de Ceuta que le condenaba al descenso y, al día de hoy, el club no le ha abandonado a buena parte de los futbolistas ese último salario.

Además, algunos tampoco han cobrado tenían en sus contratos pluses por determinados logros personales (número de partidos jugados, goles, asistencias...) que muchos de ellos han conseguido y que no han sido tampoco satisfechos. Evidentemente las primas referencias a los objetivos del equipo no tendrán que ser pagadas.

De acuerdo a los números que maneja Europa Sur y siempre desde el respeto al derecho a la intimidad de los protagonistas, hay futbolistas a lo que la Balompédica aún deberá liquidar hasta 15.000 euros.

De acuerdo a la normativa vigente, los jugadores (y técnicos, pero parece que ése no es el caso) estarían en su derecho de presentar denuncias ante la Comisión-Mixta, de manera que, caso de que la deuda no fuera liquidada antes de que finalizase el mes de julio, la Balompédica podría incluso perder la categoría por impagos. El plazo para presentar esas denuncias aún está abierto.

La realidad es que de puertas para adentro esa posibilidad no se baraja. La compra del accionariado a bajo precio por parte de Andrés Roldán llevaba implícito un desembolso añadido para cerrar las cuentas del curso pasado, por mucho que esas cantidades pasen a engrosar el capítulo de gastos del presupuesto de la temporada próxima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios