Real Balompédica Linense La Balona llega al Clásico en descenso

  • Los albinegros suman cuatro jornadas sin ganar, con dos derrotas y un solo gol

  • Calderón no cuenta con Pito Camacho ni Candela, pero recupera a Carrasco

Carrasco, que vuelve tras sanción, se dispone a golpear el cuero en el Balona-Sanluqueño Carrasco, que vuelve tras sanción, se dispone a golpear el cuero en el Balona-Sanluqueño

Carrasco, que vuelve tras sanción, se dispone a golpear el cuero en el Balona-Sanluqueño / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense acudirá el próximo domingo (17:00) al Nuevo Mirador para medirse a su eterno rival, el líder Algeciras Club de Fútbol, instalada en puestos de descenso. Los nueve puntos conquistados en siete jornadas (un 33’3% de lo disputado) suponen que los albinegros ocupen la séptima plaza en el grupo IV-A de la Segunda B. Esa posición al término de la primera fase (es decir, dentro de once encuentros) solo permite pelear por matenerse en la categoría de bronce. Eso supone discernir entre descender una o dos categorías, ya que al implantarse una nueva división (la conocida popularmente como Liga Pro) tanto Segunda B como Tercera habrán bajado de facto un peldaño en el escalafón nacional.

Llega la Balona a su segundo desplazamiento en una semana, el que le llevará a Algeciras, con las aguas revueltas. Dos derrotas en cuatro jornadas, un solo gol y ni un solo triunfo en ese periodo no parecen el mejor caldo de cultivo para un Clásico.

Los de Calderón están en puestos de descenso (eso sí, empatados a puntos con el Marbella después de que los costasoleños empatasen en su visita a Las Palmas Atlético) en un grupo en el que cuatro de los diez contendientes tienen un duelo pendiente, entre ellos su próximo rival.

Ante este panorama sus aficionados se aferran al tópico de que en este tipo de compromisos no cuenta lo que haya sucedido antes.

En las últimas horas se han establecido en las redes sociales  paralelismos entre el Clásico comarcal del pasado año, en el que los que dirigía el hoy entrenador del Atlético Baleares Jordi Roger salieron justamente escaldados, y éste, pero las cifras desmienten esa sensación. El ocho de diciembre de 2019 la Balompédica afrontó este duelo con una sola derrota en nueve jornadas y había marcado en siete de esos compromisos.

A la espera de ver cómo se desarrolla la semana, la Balona ya sabe que no podrá contar en el Nuevo Mirador con Pito Camacho, expulsado en el tiempo añadido en San Fernando por una chiquillada que deja a los albinegros sin el único delantero-centro que ha marcado goles en el presente curso. Además es baja garantizada Paco Candela, que continúa su periodo de rehabilitación después de haber sido intervenido en el menisco de la rodilla de su pierna derecha.

Por el contrario el míster recupera al central José Manuel Carrasco, que ya ha cumplido sus dos partidos de sanción. Es pronto para predecir cómo evolucionará el camerunés Wolosso, pero como quiera que permanece inédito, no parece que vaya a ser una situación que condicione el once de los visitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios