Real Balompédica Linense La Balompédica deja a cero su deuda con la Seguridad Social

  • La entidad albinegra gana el proceso legal en el que le reclamaban 817.544 euros

  • El final del litigio desbloquea el proceso de conversión en Sociedad Anónima

Rafael Pandalone expone durante la asamblea informativa en el Palacio de Congresos. Rafael Pandalone expone durante la asamblea informativa en el Palacio de Congresos.

Rafael Pandalone expone durante la asamblea informativa en el Palacio de Congresos. / Rafael Cerpa

La Real Balompédica Linense dio a conocer este viernes en Asamblea General Extraordinaria la noticia posiblemente más importante que haya desprendido el club en las últimas décadas: la entidad ha resuelto con éxito en un proceso legal con la Seguridad Social, que le reclamaba 817.544 euros. Este organismo le reconoce ahora una deuda a cero. El hecho, calificado a lo largo de toda la temporada por Rafael Pandalone, el presidente, como "el problema", ponía en riesgo el futuro de la entidad (que tampoco debe dinero a Hacienda) y bloqueaba la llegada de subvenciones y el inicio del proceso de  conversión de esta en Sociedad Anónima Deportiva (SAD).

La "buena noticia", que la entidad supo a principios de semana, permite tener saneadas las cuentas al club albinegro, así como el desbloqueo de subvenciones institucionales, entre otros asuntos. Un proceso legal que el club inicio hace cinco años bajo la presidencia de Alfredo Gallardo y que previa intensificación en los últimos meses, llega ahora a buen puerto.

Rafael Pandalone defendió en su intervención en la primera asamblea celebrada en el Palacio de Congresos (ante un centenar de socios y abonados) que "el futuro de la Balona" debe pasar por la SAD, que considera como "medida preventiva" para un posible ascenso de categoría o futuribles problemas de financiación.

El empresario italiano recordó cómo se produjo su desembarco en la entidad  albinegra y expuso su proyecto de futuro: la conversión en SAD de la Real Balompédica en su objetivo de profesionalizar, mejorar y ascender al equipo a Segunda división en los próximos años. "Soy joven, tengo mucho tiempo para estar aquí y quiero seguir muchos años en la Balona, pero no olviden que yo he venido para hacer un negocio deportivo. Eso no significa que no lleve a la Balona en el corazón, porque si yo por lo que sea me voy, tiene que haber algo que respalde al club", aseguró.  

El presidente remarcó que la figura del socio "debe tener un lugar destacado" en todo el proceso de conversión y la entidad estipula que dicho proceso dure en torno a un año y medio después de su aprobación, que tiene que ser sometida a votación por los socios previamente. "Los socios tienen que tener privilegios", señaló Pandalone.

El director general, Mario Galán y el propio Pandalone quedaron a disposición de los asistentes, que preguntaron por diferentes temas, entre los que destacan el presupuesto de la presente temporada (850.000 euros) una oferta por Kibamba en el mercado invernal, que la Balompédica rechazó, o que los albinegros cuentan con un 35% de los derechos de una posible venta de Stoichkov. 

También se trataron otros asuntos interesantes para el club entre ellas la creación de un equipo filial senior para la temporada que viene y de una tienda propia en el centro de La Línea, además de la colocación de una visera para la grada de tribuna, que correrá a cargo del Ayuntamiento lo antes posible, probablemente el próximo verano.

La Balompédica, además, confirmó que cuenta con la autorización del Ayuntamiento y la empresa (que llevó a cabo la demolición de la visera) para usar la grada de tribuna este domingo ante el Sanluqueño

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios